Ovación

Central fue pura efectividad pero Vélez, de tanto insistir, terminó por empatar

Central perdía y, en dos jugadas aisladas, se había puesto en ventaja con goles de Parot y López Pissano. Pero el recién ingresado Salinas marcó el empate.

Domingo 11 de Marzo de 2018

Vélez Sarsfield y Rosario Central igualaron 2 a 2, en un entretenido partido en el Fortín de Liniers, por la 19ª fecha de la Superliga argentina de fútbol.

En el arranque, el local se mostró muy superior al Canalla, con Zárate rondando el área de Ledesma y Vélez dominando el juego y recuperando rápidamente. A Central se le hizo cuesta arriba acercarse a la última línea del rival en los primeros minutos. Y rápidamente ambos empezaron a ir fuerte abajo y el partido se puso áspero.

A los 12', Vargas recibió dentro del área y metió un slalom entre la marca de Central, hasta que finalmente encontró el hueco y remató fuerte para que el arquero Ledesma no pudiese hacer nada. Golazo de Vélez para el 1-0.

El equipo de Leo Fernández no supo reaccionar y Vélez siguió dominando y generando. Pero, en la primera chance que tuvo, el canalla llegó al empate: centro de Gil de pelota parada a los 23' y cabezazo de Alfonso Parot para marcar el 1 a 1.

Pasada la media hora Vélez tuvo la oportunidad de ponerse otra vez en ventaja, primero tras un error de Ledesma que alcanzó a enmendar ante Zárate, después en un disparo de media distancia que pasó cerca. Pero Central también tuvo sus aproximaciones, en un partido entretenido, de ida y vuelta. Y cada vez más fuerte, constantemente jugado al límite de la infracción.

Embed

En el segundo tiempo, cuando todavía no pasaba nada y casi llegando a los 5', Zampedri fue más que imprudente al entrar en el área con la pierna arriba y el arquero Rigamonti cayó desplomado y sin reacción. Finalmente fue sólo un susto que podría haber terminado mal.

Y, a los 11', otro baldazo de agua fría para Vélez. Pelotazo larguísimo del arquero Ledesma, la peinó Zampedri y López Pissano definió muy bien: segunda llegada clara de Central, segundo gol.

El conjunto de Heinze mantuvo su libreto con los mismos defectos: dominio de la pelota pero sin hilvanar juego en ataque. El DT otra vez encendió la mecha: lo reemplazó a Zárate en medio de insultos del jugador y de la hinchada. Entró Salinas y en la primera que tocó, a los 35', empujó el centro para sellar otra vez la igualdad.

Hasta el final Vélez estuvo más cerca y mereció más. Central fue pura efectividad y se puso en ventaja pero siempre estuvo bajo amenaza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario