Ovación

Central es cuarto en el ránking de deudores

El club de Arroyito es uno de los más comprometidos financieramente del fútbol argentino, según datos oficiales brindados por el Banco Central

Miércoles 27 de Enero de 2021

Mientras intenta sumar caras nuevas para nutrir al plantel profesional de cara a la próxima campaña, la dirigencia canalla sigue jugando y lidiando con el campeonato económico. Según datos del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Rosario Central continúa en el cuarto lugar entre los clubes de primera división del fútbol argentino que presentan mayor déficit. El elenco auriazul se empantanó financieramente en tiempos de pandemia y sigue sin poder sacar los pies del barro, pese a que a la vez hay que destacar que logró consensuar con varios acreedores para refinanciar el pasivo por cheques rechazados, entre otras cuestiones. Al 21 del presente mes, que fue cuando el BCRA publicó el nuevo boletín, la entidad de Arroyito cuenta con una deuda global (sea a entidades bancarias más cheques rechazados) de 270.993.993 de pesos.

  Los hinchas de Central montaron en cólera a finales de julio pasado cuando se hizo público que el club no había cancelado cheques emitidos por un total de 90.679.461,90 pesos a la fecha. Automáticamente las máximas autoridades canallas convocaron a una conferencia de prensa vía Zoom para aclarar el panorama financiero.

  Luego llegó el turno de ir caso por caso para tratar de lograr un consenso en pos de refinanciar la deuda generada por cheques emitidos y devueltos por falta de recursos, como también porque se cortó la cadena de pagos ante la inactividad causada por la pandemia.

  El mayor acreedor era y sigue siendo Unión, más allá de que se realizó un nuevo acuerdo y plan de pagos que se está cumpliendo. Al menos es lo que sostienen desde Arroyito. Sin embargo, el club no puede salir a flote. La escasez y poca astucia para adquirir nuevos recursos expuso lo frágil que continúa estando la tesorería auriazul. Porque días atrás el Banco Central de la República Argentina expuso nuevamente el escalafón de deudores de la Liga Profesional.

 River encabeza la tabla morosa, que engloba a entidades bancarias y cheques rechazados, por un total de $ 1.424.282.988. El millonario tiene como primer escolta a San Lorenzo. El club que preside Marcelo Tinelli tiene un rojo de 657.352.561 de pesos. Mientras que Estudiantes ocupa el tercer lugar con casi 400 millones de pesos en deudas.

  Y ahí nomás lo sigue Central con un global, según el BCRA y que además informó el diario Perfil, de $270.993.993 de pesos en general, de los cuales 87.573.993 son por cheques rechazados, mientras que 183.420.000 pertenecen a otras obligaciones. El argumento que exponen desde la sede de calle Mitre al 800 es que esa bola se generó esencialmente porque las deudas, por incorporaciones básicamente, se chequeaban y no se documentaban como lo hicieron muchos clubes.

  Además desde Central ratificaron que la deuda general del club es de 13 millones y medio de dólares y en unos meses se logrará bajarla de manera considerable porque hay activos por percibir. Tales los casos de Diego Braghieri y el Colo Gil. A eso hay que agregarle que Boca adeuda varios millones del Gatito Gastón Avila, más que la posible venta de Ledesma a Cádiz a mitad de año, entre otros puntos salientes a destacar.

  Retomando el eje central, según certificó Ovación, esos cheques que debe el canalla fueron rebotados después de la pandemia. Incluso la dirigencia expresó hace un tiempo: “Estamos tratando de levantarlos a todos tras el parate futbolístico que nos hizo un daño financiero importantísimo, porque además de deudas nos privamos de sumar varios millones de pesos mensuales por la cuota societaria y otros tantos por no poder vender los abonos a plateas y palcos, entre otras cosas. Así y todo tratamos de cumplir con los acreedores, aunque el déficit es elevado”.

  Central sigue en terapia intensiva desde lo financiero. El tesorero Adrián Raguza se radicó en Europa y ahora todo quedó en manos del presidente Rodolfo Di Pollina, quien desde hace un período es quien toma y ejecuta las decisiones institucionales.

Sigue con los frentes abiertos

Central acopió otra jornada sin poder sellar los frentes que tiene abiertos. Sobre todo en torno a los posibles refuerzos que llegarían. Las gestiones por Alexander Domínguez y Jorge Broun continúan en stand by, pese a que desde el club habían asegurado que iban a tratar de finiquitar ayer mismo la negociación del arquero. Sea por el ecuatoriano o por Fatura. Los directivos a la vez deberán mantener a la brevedad un diálogo con los referentes políticos de las dos listas que se presentarán en las elecciones en Belgrano en pos de sumar al zaguero Joaquín Novillo. Otro caso a resolver, y la comisión anhela que sea hoy mismo, es el tema del preparador físico, porque se viene la vuelta a las prácticas y el plantel profesional carece de un profe principal.

Ruben ya está entrenando

Marco Ruben firmó anteayer el correspondiente contrato con el club por una temporada. Lo llamativo es que Central lo comunicó el día después de haber estampado el gancho. Otro dato saliente es que el delantero entrenó ayer mismo en Arroyo Seco bajo la supervisión del profe Damián Hernández. Lo hizo en otro sector porque en el country practicó y concentró Estudiantes de Río Cuarto, que esta tardecita se medirá ante Estudiantes de Caseros por una de las semifinales de la Primera Nacional. Central abrochó formalmente a Marco Ruben, quien protagonizará el cuarto ciclo como jugador auriazul. La idea del cuerpo técnico que tiene como máximo referente a Cristian González es que el 9 vaya entrando en sintonía desde lo físico tras casi un año de inactividad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS