Ovación

Carlitos Tevez se consagró campeón del mundo con Manchester United

La Liga Deportiva Universitaria de Ecuador no pudo con el equipo inglés y perdió 1-0 la final del Mundial de Clubes de fútbol en Japón. El gol fue de Rooney. Fue la despedida del Patón Bauza como técnico del conjunto ecuatoriano, que cerró una temporada histórica.

Domingo 21 de Diciembre de 2008

Buenos Aires.- El argentino Carlos Tevez se consagró hoy campeón del mundo al ganar con el Manchester United la final del Mundial de Clubes de fútbol en Japón sobre La Liga Deportiva Universitaria de Ecuador por 1 a 0.

Tevez fue titular en la delantera del conjunto inglés, jugó 51 minutos y este año ya había obtenido con el equipo inglés la Premier League y la Liga de Campeones de Europa.

El gol de la victoria lo anotó el atacante Wayne Rooney, a los 28 del segundo tiempo. 

El rosarino Damián Manso tuvo en dos tiros de media distancia la oportunidad de torcer la historia. Primero cuando estaban cero a cero y luego sobre el final, el ex Newell's sacó sendos remates que iban al ángulo del arco que defendió Edwin van der Sar, pero el espigado arquero de Manchester se esforzó y mantuvo su valla cerrada.

Sin embargo, las llegadas del Piojo Manso fueron apenas espejismos en medio de la superioridad del conjunto inglés, amplio dominador durante los noventa minutos y que no llegó antes a abrir el marcador por las virtudes del arquero Cevallos, que ahogó en repetidas oportunidades los gritos de gol de Tevez, Rooney y Cristiano Ronaldo, de gran actuación.

En La Liga se produjo la despedida de otro rosarino, el técnico Edgardo Bauza.

Manso, elegido el mejor tercer jugador de la final, fue titular en el conjunto ecuatoriano junto a otros dos argentinos, Claudio Bieler y Carlos Araujo. Pese a la derrota, La Liga cerró de esta manera una temporada histórica.

Pachuca no pudo con los japoneses

El Gamba Osaka de Japón consiguió el tercer puesto al vencer por 1-0 al Pachuca de México. El único gol del partido lo marcó Masato Yamazaki a los 28 minutos de la primera parte, en un partido cambiante, con muchas llegadas pero escasa precisión por parte de los definidores.

Con casi medio equipo distinto al que perdiera en semifinales cuatro días atrás, el Pachuca pareció querer adueñarse de la pelota desde el inicio del partido, pero se trató sólo de un  espejismo, porque exceptuando una situación que tuvo Christian Correa, que no pudo definir pese a quedar solo aprovechando la mala posición de la defensa del Gamba, el resto fue casi todo de su rival en la primera parte.

La escasa efectividad en el mediocampo del Pachuca fue lentamente aprovechada por el Gamba, que pudo haberse llevado una diferencia mucho mayor que la mínima si sus delanteros Bando y Lucas no hubieran desaprovechado muchas ocasiones que se generaban básicamente en los pies del jugador más talentoso del equipo, Yasuhito Endo.

En la segunda parte, el Pachuca salió dispuesto a jugarse por el empate y tuvo buenas ocasiones en los primeros veinte minutos, pero le faltó precisión para concretar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario