Newell's

Cacciabue: "Tengo entrega, pero me falta involucrarme más en el juego"

Jerónimo Cacciabue fue uno de los mejores en el empate ante San Lorenzo y habló de su rol en el mediocampo rojinegro. "Con Rivero tratamos de ser un pilar de contención", confesó.

Miércoles 20 de Febrero de 2019

No paró de correr en todo el partido. En los momentos que Newell's peor lo pasó con San Lorenzo, el despliegue de Jerónimo Cacciabue para obstruir en la mitad de cancha no pasó desapercibido. La participación del mediocampista, conformando el doble cinco con Braian Rivero, le dio dinámica al medio rojinegro y cobertura a los jugadores de adelante que tienen menor recorrido. "Tratamos de ser un pilar de contención", explicó el futbolista nacido hace 21 años en Montes de Oca, que no anduvo con rodeos al evaluarse: "La entrega y el sacrificio lo tengo, pero me falta involucrarme más en el juego". Entiende que "el punto con San Lorenzo sirve", pero está la necesidad de un triunfo. "Si el lunes ganamos vamos a hacer valer estos cuatro empates del año", señaló uno de los mejores futbolistas en la tarde del Nuevo Gasómetro.

En la práctica de la mañana en Bella Vista trabajaron definición, tocando entre dos hasta que uno remata al arco desde media distancia, y les fue imposible hacer un gol.

Alan (Aguirre) está impasable. No le entra ninguna pelota. Aparte ese ejercicio te come las piernas. Es ir y volver. Te exige mucho. Cuando tenés que patear, querés hacerlo fuerte y cuesta. A Héctor (Bidoglio) le gusta hacer mucho esos ejercicios porque son dinámicos y apuntan al pase y la recepción. Nos pide que le peguemos fuerte y recepcionemos bien. Está bueno el trabajo. Nada más que tenemos que meter los goles (risas).

En el fútbol actual, la recepción es fundamental.

Seguro. Hoy parás mal la pelota y te la roban.

Y la definición les está costando en los partidos.

Generamos, llegamos y no la podemos meter. En la semana lo estamos trabajando un montón.

En tu caso, ¿cómo te iba en las inferiores con la definición?

Metí algunos goles. Ahora cuando arrancamos el año contra Boca me perdí un gol y contra Unión otro abajo del arco. Llego bien a esa clase de pelotas, pero tengo que estar más tranquilo a la hora de definir.

¿Bidoglio te pide que vengas de atrás y aparezcas así por sorpresa?

Sí, un montón. A los volantes internos nos pide que lleguemos y que acompañemos la jugada. Aparte, a mí me gusta llegar a las dos áreas.

El sábado contra San Lorenzo sobre el final del partido le sacaste una pelota a Reinero cuando entró al área de Newell's, ¿lo tocaste?, ¿fue penal?

Esa jugada fue luego de un córner a favor nuestro. Quedamos mal parados. Había quedado como último hombre. Cuando lo pasó al Kiwi (Rivero), adelantó la pelota y ahí fui a sacársela. Llegamos los dos justo a la pelota. Te soy sincero. Toqué la pelota. Para mí no fue penal. Fue muy rápida la jugada. Aparte si hubiese sido penal hubieran protestado todos. Y cuando Reinero cayó, no protestó.

Corriste mucho ese día, ¿cómo terminaste?

Bien. A mí me gusta jugar en el medio, corro, meto, cuando hay que jugar lo hago. La cancha de San Lorenzo es muy grande y encima hacía mucho calor. Costaba mucho correr y lograr que seamos un equipo corto. Sabíamos que los dos equipos iban a proponer lo mismo, que es tener la pelota. El que la conseguía, podía ganar. En el primer tiempo San Lorenzo tuvo la pelota y se puso 1 a 0 y en el segundo la tuvimos nosotros y lo empatamos. Se dio como lo imaginábamos.

¿El punto sirve aunque sigan sin ganar en el año?

Obvio que el punto sirve, pero tenemos que ganar. No fuimos a la cancha de San Lorenzo pensando en empatar. Fuimos por los tres puntos. Queríamos darnos una alegría y también a la gente. Si el lunes ganamos vamos a hacer valer estos cuatro empates.

¿No poder ganar empieza a ser un peso?

Los partidos prácticamente los manejamos nosotros. Es lo que proponemos, jugar con la pelota, atacar. Generamos pero nos falta que la pelota entre al arco.

¿Te sentís cómodo con el fútbol que intenta Newell's, el de atacar y ser protagonista?

Sí, aparte es lindo, porque tenemos una idea de juego vayamos a cualquier cancha. Nosotros queremos salir a jugar y plasmar nuestra idea.

Empezaste a jugar seguido con Bidoglio, ¿cómo te ves?

Soy un jugador al que le gusta aprender todos los días, trato de entrenar con todo y cuando me dan la oportunidad aprovecharla al ciento por ciento. Héctor me dio mucha confianza, no me guardo nada y así le sirvo al grupo y a él.

¿Estás contenido con Bidoglio, que sabe quién sos y de lo que sos capaz?

Héctor me conoce de inferiores y la reserva, pero nadie tiene el puesto asegurado. Nos da mucha confianza a todos y le tenés que devolver esa confianza adentro de la cancha. Es una linda competencia de todos la de esforzarte por jugar.

Tenés entrega y dinámica, ¿te falta entrar más en el juego del equipo?

Si sos volante tenés que generar juego. La entrega y el sacrificio lo tengo, pero me falta involucrarme más en el juego. Si me la dan, resuelvo simple y la toco. Tengo que entrar más en juego. En el partido con Boca tuve muchísimo la pelota. Es un partido que me gustaría ver todos los días porque fue una satisfacción enorme jugar de esa manera contra un rival así. Hoy en lo personal el objetivo es afianzarme en el equipo.

De Felippe decía que sos un jugador siempre atento a las indicaciones y aplicado tácticamente.

Entrené siempre con todo, en inferiores, reserva y en primera. Es la clave para mejorar.

¿Con Rivero es una ventaja que hayan jugado mucho tiempo juntos antes de llegar a primera?

Con Braian nos conocemos hace mucho. Hablamos mucho afuera de las prácticas. Nos entendemos muy bien. Estamos trabajando bien en el medio. Obvio que hay un montón de cosas por mejorar.

Juntos le dieron otra dinámica al medio. Ocupan los espacios, obstruyen, cortan el juego y además trasladan la pelota.

Somos trabajadores del medio. Cuando la tenemos, resolvemos simple y se la damos al Gato (Formica), Figue (Figueroa), Maxi (Rodríguez), o al que esté adelante, porque son los que más saben en ataque. Tratamos de ser un pilar de contención de ellos.

La idea es que salgas a presionar adelante y Rivero quede atrás.

Tenemos características parecidas. Depende de cómo se da el juego. Pero sí, yo me desprendo un poco más para apretar la salida del rival. A veces él se va y yo me quedo. En el segundo tiempo con San Lorenzo, él fue más arriba que yo. Nos entendemos bien para saber dónde ubicarnos.

¿Cuál es el desafío de Newell's?

Entrenamos para ganar, de local, visitante, donde sea, con nuestra idea de juego. Sería lindo obtener varias victorias desde acá hasta el final del torneo, para dejar más arriba a Newell's en la tabla del promedio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});