Central

Beccacece, de Rusia al Gigante y nada de cortesía

No se dieron ni la hora. Primero ingresó el técnico visitante, vestido con jogging. Luego lo hizo el local, más formal.

Martes 18 de Septiembre de 2018

No se dieron ni la hora. Primero ingresó el técnico visitante, vestido con jogging. Luego lo hizo el local, más formal. Ni uno ni otro siquiera insinuaron recorrer los pocos metros que los separaron y así vivieron el resto del partido. Edgardo Bauza y Sebastián Beccacece tienen un hilo conductor que los une, la selección argentina, y aunque no es que hubo una relación directa entre ellos ni mucho menos, las cosas parecen que no dan para una relación de simpatía mutua.

Pensar que hace poco más de dos meses, Beccacece acompañaba a Jorge Sampaoli a la aventura mundialista de Rusia y ahora volvió a sentarse en el banco de Defensa. Precisamente, el Zurdo reemplazó a Bauza cuando la AFA cambió, pero el rosarino no se sumaría enseguida sino en la previa a la Copa del Mundo. Ya antes de que el presidente afista Claudio Tapia reemplazara al Patón, el nombre del casildense sonó siempre como el reemplazante y aunque él lo negaba mientras dirigía a Sevilla, finalmente fue el sustituto. Y eso seguro no le cayó nada bien al DT canalla.

Beccacece sí se saludó en el entretiempo afectuosamente con Andrés Lioi y, sobre todo, con Maximiliano Lovera, que fue sparring de la selección en Rusia, pero después mostró que a diferencia de su ex compañero de ruta no come vidrio ni comulga con el "protagonismo desmedido" que pregonaba Sampaoli. Defensa fue al frente de a ratos y, sobre todo en el primer tiempo, se dedicó a anular cualquier atisbo de juego canalla. Eso sí, cuando la tuvo trató bien la pelota y recién en el complemento se emparentó más con el aura de la nueva-vieja ola del fútbol ultraofensivo, que al final le terminó dando la victoria.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario