Central

Anda muy derecho

Ciro Rius se adaptó rápido a la banda derecha y es el volante más punzante que tiene Central.

Lunes 28 de Octubre de 2019

Fue el primer pasajero en llegar a Arroyito. El martes 11 de junio firmó contrato por los próximos tres años con el club que lleva en el corazón. Ciro Rius forjó su carrera deportiva en diversas latitudes hasta que pudo cristalizar un viejo anhelo. "Siempre tuve el sueño de venir a jugar a Central", afirmó el polifuncional apenas se transformó formalmente en jugador canalla. Luego llegó el turno de ponerse el overol y comenzar a conquistar un lugarcito entre los actores principales. Y vaya que fue ganando terreno. Diego Cocca lo reubicó con respecto a lo que venía haciendo en Defensa y Justicia y se apoderó del carril derecho del mediocampo. En un par de actuaciones demostró ser una pieza determinante. No sólo en el sistema táctico auriazul. El ramallense se tornó en el volante más dinámico y punzante que tiene el equipo auriazul en la actualidad.

"Puedo jugar tanto de delantero como extremo, me da lo mismo", expresó Rius apenas pisó la ciudad para comenzar a cumplir con el protocolo de la revisión médica. La lógica, en primer momento, indicaba que sería uno de los volantes que se movería exclusivamente por el sector ofensivo. Sin embargo, el polifuncional fue apareciendo en las respectivas prácticas recostado sobre el margen derecho de la línea de mediocampistas. Incluso, llamó la atención porque Central había adquirido los servicios de Diego Zabala, quien se destacó por ese carril actuando en Unión. Pero el entrenador canalla decidió reubicar al uruguayo por la otra banda. Y así terminó el ex tatengue: relegado en el banco de suplentes.

Ciro siempre dejó sentado que "estoy muy ilusionado" con sumarse al club de Arroyito. La incertidumbre radicaba en saber si le costaría la adaptación a la ciudad e institución, que arrancó la campaña con la soga al cuello por el bajísimo promedio que tiene.

"Estoy muy contento de estar acá, el grupo me recibió muy bien y todos en el club estuvieron bien predispuestos conmigo. En la adaptación me sentí muy bien, en lo grupal e individual", fue la respuesta que ofreció Rius rápidamente como para despejar cualquier interrogante sobre su estado.

A medida que comenzó a circular la rueda de la Superliga, el jugador se fue ganando y metiendo en la piel del hincha. No sólo por la inclaudicable entrega física en cada jornada sino también por el aporte futbolístico que le inyecta al equipo. Sobre todo cuando es turno de avanzar hacia el campo adversario. Ahí Rius hace la diferencia.

Con sudor y buen pie. Se asocia al resto de los volantes y trata de hilvanar jugadas junto a Lucas Gamba y Claudio Riaño. A a vez trata de cuidar la quinta derecha cuando Nahuel Molina agarra la lanza y se proyecta con enjundia.

El ex hombre de Defensa y Justicia y Godoy Cruz, entre otros equipos, se erigió en el más destacado de los refuerzos. Por rendimiento colectivo y accionar individual. Ni hablar que para el entrenador Diego Cocca es uno de los intocables por excelencia.

Otro gran indicador saludable es que es el segundo goleador del equipo. Claudio Riaño encabeza la lista de artilleros en el barrio de Arroyito con tres conquistas (San Lorenzo, Colón y Newell's) y lo sigue Ciro con dos gritos: ante Atlético Tucumán en la apertura de temporada y San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro, por la 3ª fecha.

No obstante, la eficaz performance que viene acarreando el destacado jugador es lo que se destaca en el universo auriazul en el presente. Rius llegó, se puso la camiseta e interpretó sin fisuras lo que representa el mundo canalla. Juega distentido e interpreta al pie de la letra la partitura que le entrega Cocca. Eso lo catapultó como el mejor refuerzo del último mercado en lo que va de la Superliga.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS