Opinión

Y Brasil aún no sabe si su economía se recupera

Todas las semanas desde hace muchos meses se leen noticias en la prensa local e internacional que indican que "ahora sí" la economía brasileña se recupera de la recesión más larga y más profunda de su historia, pero los datos "mixtos" en el mejor de los casos continúan apareciendo.

Miércoles 11 de Abril de 2018

Todas las semanas desde hace muchos meses se leen noticias en la prensa local e internacional que indican que "ahora sí" la economía brasileña se recupera de la recesión más larga y más profunda de su historia, pero los datos "mixtos" en el mejor de los casos continúan apareciendo.

El economista argentino Eduardo Crespo, de la Universidad Federal de Río de Janeiro, recordó en los últimos días a través de redes sociales algunas de estas informaciones. La tasa de desocupación en el vecino país, que se encontraba alrededor del 6 por ciento en el período posterior a la crisis financiera internacional dio un salto en los últimos dos años hasta el orden del 13 por ciento y en ese nuevo nivel permanece por el momento. A principios de 2017 la actividad económica ganó fuerza, pero se fue debilitando con el paso del año. La producción industrial mostró durante casi todo el año leves datos positivos y en diciembre mostró un crecimiento importante, del 3,1 por ciento. Pero el mes pasado se supo que en enero de este año hubo una caída del 2,4 por ciento: fue la mayor desde febrero de 2016. Los datos negativos llegaron principalmente del sector automotor y en ese contexto la producción de bienes durables mostró una baja de 7,1 por ciento en el primer mes del año. En total, la actividad económica en enero mostró una contracción de un 0,56 por ciento.

La baja en la inflación entusiasma a los economistas, aunque las dudas persisten. "Mientras los brasileños de a pie -golpeados por la recesión, el desempleo y la inflación pasada- pueden no estar sintiéndolo, los economistas dicen que Brasil experimenta uno de sus más benignos momentos en los aumentos de precios en años", señaló el diario británico Financial Times, al pintar algo del clima local.

"La economía creció sólo uno por ciento el año pasado", subrayó el matutino londinense, que señaló que las previsiones son de menos de 3 por ciento para este año, aunque varias veces los pronósticos se vieron frustrados. En las últimas horas llegaron datos de febrero: la producción industrial se expandió al ritmo más bajo en cinco meses, lo que dio una señal de debilidad de la recuperación prevista.

"La tasa de interés en niveles mínimos y la baja inflación impulsaron el gasto de los consumidores pero las compañías todavía están lidiando con poca capacidad y mucha deuda", explicó la agencia internacional Reuters.

Ese es el contexto económico en el que se desarrolla la orden de prisión y posterior detención del ex presidente Lula Da Silva y en que tendrán lugar unas elecciones presidenciales que aún tienen final impredecible.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario