Opinión

La construcción de una provincia moderna

Hace 46 años, juristas y políticos de la talla de Aldo Emilio Tessio, Héctor Gomez Machado, Decio Ulla, Enrique Rojo y Eugenio Malaponte, entre otros, redactaban la actual Constitución provincial, erigiéndose esta en una verdadera referencia nacional por ser una de las más avanzadas de su tiempo.

Miércoles 23 de Enero de 2008

Hace 46 años, juristas y políticos de la talla de Aldo Emilio Tessio, Héctor Gomez Machado, Decio Ulla, Enrique Rojo y Eugenio Malaponte, entre otros, redactaban la actual Constitución provincial, erigiéndose esta en una verdadera referencia nacional por ser una de las más avanzadas de su tiempo.

Hasta aquí, tras la reforma constitucional de 1994, nuestra provincia es una de las pocas que aún no se ha adecuado, porque los intentos reformistas han estado movidos por asegurar la reelección del mandatario y la mayoría automática en la Cámara baja y fundamentalmente por garantizar la vigencia del partido de gobierno en la conducción del Estado provincial.

Así, para estos tiempos que corren, constituye un sinsentido no haber aggiornado nuestra Carta Magna a la nacional, para poder dotar a la ciudadanía santafesina de más y mejores derechos, garantías e institutos que aseguren la construcción de un Estado provincial legítimo y moderno.

Las declaraciones del gobernador Hermes Binner impulsando la reforma de la Constitución provincial y planteando incluso que la reelección del gobernador regirá hacia futuro sin que él pueda ser recipiendario de dicha posibilidad constituye un síntoma de madurez política suficiente como para poder iniciar el camino que establezca los consensos necesarios que permitan avanzar hacia la puesta en funcionamiento del procedimiento reformista.

En la inteligencia de que la actualización de la Carta Magna deber ser el producto de un amplio consenso, tras un debate abierto, vigoroso y transparente que deje atrás las tentaciones hegemómicas de un gobierno o de un partido. En ese contexto el radicalismo ha demostrado permanentemente su vocación reformista.

Así, en nuestra provincia la Unión Cívica Radical tuvo y tiene para aportar un amplio bagaje de ideas que orgánica y sistemáticamente ha impulsado para incorporar a la nueva redacción de la Constitución, donde se asegure la representación ciudadana y territorial a partir de la vigencia de las cámaras de Diputados y de Senadores, la constitucionalización del Consejo de la Magistratura, el Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo, los entes reguladores y un sistema electoral transparente que asegure la genuina voluntad de de la soberanía popular, la instauración de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas y la autonomía municipal profundizando lo contemplado en la Constitución de 1921, institutos de participación ciudadana, revocación de mandatos y la consagración del derecho a la información pública, entre otros aspectos.

El compromiso del radicalismo históricamente ha sido identificado con la causa de la reparación, con la dignidad del hombre y la mujer, y fundamentalmente con la defensa y vigencia de la Constitución. A tal punto ha sido así que Hipólito Yrigoyen esgrimió como programa de gobierno la misma Constitución.

Con esos antecentes entiendo que, consenso y transparencia mediante, la reforma de la Constitución es una buena oportunidad para aportar a la construcción de un Estado provincial moderno, democrático, solidario y participativo.

(*) Presidente del Comité Departamental Rosario de la Unión Cívica Radical

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario