Información general

"No son asesinos", afirmó el padre de uno de los rugbiers acusados del crimen de Gesell

Se trata de Marcial Thomsen, que es padre de Máximo Thomsen, uno de los deportistas que está sindicado como máximo responsable de la asesinato de Fernando Báez Sosa. "Tengo miedo de no verlo más en libertad", dijo

Jueves 30 de Enero de 2020

Tras la finalización de la ronda de reconocimientos, los rugbiers imputados por la muerte de Fernando Báez Sosa fueron trasladados anoche a la Unidad Penitenciaria número 6 de Dolores para esperar su veredicto final. Durante este jueves, sus padres los visitaron en el penal y fue Marcial Thomsen, papá de Máximo Thomsen, quien habló con los medios después de ver a su hijo.

En primer lugar se refirió al fallecimiento del joven de 19 años y dijo que se trataba de “una tragedia” en diálogo con Crónica. “Lo lamento tanto por la familia de la víctima”, aseguró frente a las cámaras.

>> Leer más: Nuevo video del forcejeo de los rugbiers con los patovicas

No obstante, al momento de ser cuestionado por los jóvenes detenidos, en primer lugar indicó que no sabía “qué les pasó por la cabeza” cuando atacaron a Báez Sosa. Y concluyó: “No son asesinos”. Vale la pena recordar que su hijo está señalado por los testigos como el principal responsable del siniestro.

En diálogo con TN, mantuvo una declaración más prolongada en la que aseguró que tiene “miedo de no volverlo a ver en libertad”. Además, aseguró que su hijo está “totalmente arrepentido” y que decidió aceptar la ayuda psicológica ofrecida por la Justicia.

A24.com on Twitter

Por otro lado, indicó que Máximo otorgó la clave de seguridad de su celular para que continúe la investigación.

>> Leer más: Ya están en Dolores los acusados por el crimen de Villa Gesell

“No quiero abrir los ojos”, señaló ante los medios sobre el sufrimiento que le provoca esta situación.

Quién es Máximo Thomsen, uno de los acusados del crimen de Fernando

Máximo Thomsen, el joven de 20 años que es uno de los diez rugbiers que está detenido en Dolores, acusado de ser uno de los responsables de la muerte de Fernando, estudiaba Educación Física en la ciudad de Zárate, de donde es oriundo, y jugaba al rugby en el Club Atlético San Isidro, que tras su detención tomó la decisión de suspenderlo.

>> Leer más: Los detalles de la golpiza que le costó la vida al joven en Gesell

El deporte siempre formó parte de su vida. Durante sus primeros años, jugó en Arsenal Zárate hasta que en 2017 probó suerte en el CASI y allí se desempeñó durante dos temporadas. Aunque eran muchas las horas de práctica compartidas, desde el equipo aseguran que el joven nunca se “integró”. De hecho, sus compañeros lo describen como alguien “bastante callado”.

>> Leer más: Ya son nueve los rugbiers identificados por el crimen de Gesell

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario