mujer

Mirada a lo profundo

Así como la medicina cuenta con técnicas auxiliares de investigación del cuerpo a las que los profesionales recurren como fuente de información complementaria (desde los tradicionales análisis bioquímicos y radiografías, hasta las tecnologías más sofisticadas, frutos del avance de la ciencia), la psicología cuenta con métodos de exploración de la personalidad llamadas técnicas psicodiagnósticas...

Domingo 28 de Septiembre de 2008

Así como la medicina cuenta con técnicas auxiliares de investigación del cuerpo a las que los profesionales recurren como fuente de información complementaria (desde los tradicionales análisis bioquímicos y radiografías, hasta las tecnologías más sofisticadas, frutos del avance de la ciencia), la psicología cuenta con métodos de exploración de la personalidad llamadas técnicas psicodiagnósticas, conocidas popularmente como test, que ofrecen información objetiva, cuantificable, comprobable, certera y valiosísima del universo subjetivo, tanto consciente y voluntario, como inconsciente y profundo.

Como parte de un proceso psicodiagnóstico, además de la insustituíble serie de entrevistas clínicas diagnósticas, se utilizan técnicas psicométricas cuantitativas como por ejemplo el test de Bender, cuestionarios de personalidad y técnicas proyectivas como los test gráficos, test desiderativo, psicodiagnóstico de Rorschach, entre otros.

El psicodiagnóstico de Rorschach es una técnica elaborada por el psiquiatra suizo Hermann Rorschach en 1921, época en la que el auge del psicoanálisis creado por el psiquiatra coterráneo Sigmund Freud, se expandía a todas las fronteras del conocimiento científico mundial.

Esta técnica mixta a la vez cualitativa y cuantitativa consistente en la interpretación de una serie de láminas con figuras, que tiene sus raíces en el psicoanálisis y la Guestalt, reafirma su vigencia mientras universaliza los estudios que validan su eficacia como una de las más ricas técnicas de indagación de la estructura profunda de la personalidad, capaz de brindar información de todas y cada una de las áreas que determinan y atraviesan al ser humano: subjetiva, intelectual, social y los aspectos en ellos implicados: cultural, relacional-vincular, institucional, laboral-ocupacional, educacional-vocacional, jurídico-legal y psicopatológico.

La ley de ejercicio profesional de la psicología de la provincia de Santa Fe habilita al psicólogo matriculado para el uso de técnicas psicodiagnósticas, sin embargo, es cierto que la idoneidad y pericia en su manejo requieren de formación específica y de capacitación constante en ésta área que instituciones dedicadas a la transmisión e investigación en Rorschach, y otras técnicas diagnósticas permiten obtener.

El psicodiagnosticador realiza los psicodiagnósticos en el área clínica a pedido y derivación de otros profesionales de la salud mental —neurólogos, psiquiatras— o para su uso particular, con el objetivo de establecer puntos de partida firmes para el inicio de un tratamiento, determinando qué tipo de apoyo psicológico es más conveniente (psicoterapia profunda, psicoanálisis o psicoterapia breve); permite evaluar la necesidad de medicación psiquiátrica como complemento de la terapia; aporta criterios que definen la indicación de internación, externación y altas; brinda datos irrefutables sobre riesgo de conductas autodestructivas y permite presunciones pronósticas de índole clínica.

En el área judicial-forense es solicitado por la justicia como prueba contundente en pericias psicológicas, en fueros civiles, penales, comerciales, y aporta datos sobre daño psíquico y abuso. En el área educacional respecto de problemas de aprendizaje y/o conducta permite el diagnóstico de las condiciones subjetivas (capacidad y rendimiento intelectual, situaciones condicionantes, inhibiciones, problemas neurológicos) con las cuales el sujeto participa de los procesos de aprendizaje y se vincula con el entorno relacional de docentes, compañeros, y autoridades.

El psicodiagnóstico cobra valor de orientador vocacional ya que indaga sobre las preferencias, aptitudes, y motivaciones que inclinan a la persona en la elección de un estudio, carrera universitaria u oficio. En el área ocupacional-laboral es solicitado por empresas e instituciones que requieren con precisión criterios para la selección de personal; evalúa las competencias de una persona en correspondencia con determinadas tareas o cargos, entre otras posibilidades.

El psicodiagnóstico de Rorschach es un instrumento insustituíble en el terreno de la investigación, abordaje y comprensión de la subjetividad humana.

Verónica Abud

Asociación de Rorschach Rosario

rorschro@arnet.com.ar

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario