mas

Datos a tener en cuenta a la hora de pasar por el quirófano

Los rosarinos y rosarinas son bastante osados a la hora de decidirse por mejorar alguna parte de su cuerpo.

Domingo 19 de Agosto de 2018

Hay una enorme oferta de tratamientos no quirúrgicos o mini-invasivos para mejorar la silueta y el rostro. Sin embargo hay problemas estéticos severos o cambios importantes que una persona quiere realizar que ameritan una cirugía. La edad del paciente, su estado de salud general, la magnitud de la intervención se deben tener en cuenta a la hora de definir si se puede o no avanzar en ese sentido.

En Rosario, los quirófanos de clínicas y sanatorios reciben todos los días a decenas de hombres y mujeres que pasan por una anestesia y se animan al bisturí para mejorar o revertir algo que consideran una molestia o defecto de su anatomía. En la ciudad hay más de 100 especialistas, y casi todos trabajan a full.

Marina Brarda, cirujana general, especialista en plástica estética y reconstructiva habló con Más sobre las cirugías más solicitadas, las alternativas quirúrgicas para rostro y cuerpo, y los resultados posibles.

"La edad del paciente, el motivo de su consulta, su estado general, son cuestiones que debemos analizar atentamente como profesionales. Hay, por ejemplo, personas candidatas al lifting cervicofacial (para rejuvenecer especialmente el tercio inferior de la cara) mientras que otras se benefician con unos hilos tensores, pudiendo dejar para más adelante un tratamiento más invasivo como el lifting. Desde ya hay que tener en cuenta pacientes con contraindicación a cirugías o quienes rechazan las mismas por motivos personales. El cirujano debe y tiene la obligación de plantearles todos los tratamientos posibles y adecuados según cada caso en particular y entonces ahí es el paciente el que elije", señala la médica.

"En Rosario los quirófanos reciben todos los días a decenas de hombres y mujeres que pasan por una anestesia y se animan a pasar por un bisturí"

Las lolas, primero

En Rosario los implantes mamarios siguen en lo alto de las preferencias, lo mismo que el levantamiento de mamas (diferente a lo que ocurre por ejemplo en ciudades importantes de Brasil donde las liposucciones están mucho más adelante que la cirugía de mamas). La lipoaspiración y la dermolipectomía (procedimiento en el que se retira grasa y piel del abdomen) le siguen en frecuencia.

En el caso de los varones, si se trata de prácticas no invasivas, optan por la depilación láser, el peeling y el bótox. En cirugía plástica apuntan a mejorar la zona de los párpados y se animan también a las liposucciones y rinoplastía.

¿Hubo algún cambio notable en los últimos años respecto a lo que piden los pacientes? "Como sucede con casi todo, las cirugías plásticas también tienen períodos en los que algo se pone de moda. Años atrás todas querían lolas tipo vedette, y hoy buscan algo mucha más natural, más armónico. Lo mismo pasó con las cirugías de rostro. En la actualidad las pacientes llegan al consultorio y solicitan resultados naturales, nos piden a los cirujanos mantener rasgos naturales", remarca.

De las mujeres que visitan en algún momento de su vida al cirujano plástico hay un porcentaje cada vez mayor que lo hace a partir de los 18 años (en esos casos, cuando son muy jóvenes, se acercan acompañadas por alguno de sus padres). Pero el rango etario es extensísimo y alcanza hasta los 70 años o más. Un dato curioso, aparecen cada vez más parejas que rondan los 50 años que deciden operarse juntos.

¿Qué buscan?

En general, dijo Marina Brarda, "las jóvenes eligen mamoplastías (ya sea de aumento, reductiva o levantamiento). A mediana edad y adultos, cirugía de párpados, lifting y cirugía del contorno corporal", detalló.

En mamas, que está entre las intervenciones estéticas más buscadas, la tendencia 2018 es "colocar implantes mamarios de menor tamaño que años atrás y de marcas reconocidas a nivel mundial (ya que hay muchas en el mercado). Es motivo de debates en congresos el tipo de implante: lisos o texturados, y también el plano: si es por detrás del músculo o por detrás de la glándula mamaria y hasta la cicatriz resultante", explica la profesional, y agrega: " Particularmente creo que todas las opciones son válidas y cada paciente es única, por eso evaluar cada caso en particular es fundamental. También el levantamiento de mamas sin prótesis es una práctica que me gusta mucho realizar y con resultados inmediatos y naturales y sin necesidad de implantes mamarios".

Otra zona que se busca mejorar con el paso de los años es el abdomen. ¿Cuándo se indica una lipoaspiración, y cuándo se opta por una dermolipectomía? "La lipoaspiración es un procedimiento que consiste —mediante mini incisiones— en el manejo de cánulas para la extracción de la grasa localizada. Sirve para modelar, no es útil para eliminar grandes colgajos y no ayuda a disminuir de peso. Esto es muy importante a la hora de indicar este tratamiento. En cambio, la dermolipectomía, consiste en la eliminación del colgajo abdominal que queda generalmente post parto o post pérdida masiva de peso. Lo hacemos acompañado de la plicatura (pliegues) de toda la pared abdominal, logrando una panza chata, pero con cicatriz baja abdominal y umbilical", mencionó Brarda.

También existe la minidermolipectomía que tiene indicaciones precisas. Es similar a la dermolipectomía —con plicatura de la pared abdominal, pero con incisiones mas pequeñas y sin cicatriz umbilical. Y la lipoesculptura HD o lipo high-definition, que está muy en boga, y que es furor en países vecinos como Colombia y Brasil, en donde mediante cánulas se realiza una marcación de los músculos.

Las piernas, un tema

¿Se pueden mejorar las piernas en quirófano? ¿Cómo? Si bien lo mejor es hacer ejercicio físico, en todos los casos, hay opciones quirúrgicas para modelar las piernas, un tema central para muchos argentinos preocupados por su estética. "Se puede realizar lipoaspiración de determinadas zonas para el modelado de las piernas. Por ejemplo, lo que llamamos pantalón en silla de montar, o la cara interna de muslos y la cara interna de rodillas, y se logra un buen resultado", dijo la especialista.

La cola es otro punto de interés. "En cuanto a glúteos las opciones son las mismas que hace varios años: prótesis glúteas o lipotransferencia (que consiste en lipoaspirar ciertas áreas y transferir esa grasa a los glúteos para darle forma y volumen). Respecto del rellenos de glúteos hoy contamos con el ácido hialurónico un procedimiento que ronda los 25 mil pesos debido a que los productos son realmente costosos", señaló la médica. Toda otra sustancia que se quiera aplicar en esta zona puede ser perjudicial para la salud. Sin ir más lejos, vale recordar los casos de varias famosos que tuvieron consecuencias severas por la aplicación del metacrilato, que en un momento estuvo tan de moda.

brarda.jpg
Marina Brarda se formó en cirugías plásticas, estéticas y reconstructivas.
Marina Brarda se formó en cirugías plásticas, estéticas y reconstructivas.

Brazos más delgados

Un tema al que las mujeres siempre le prestan atención es a los brazos, ¿qué se puede hacer para mejorarlos en el quirófano? "La cirugía de brazos se denominan braquioplastía y consiste en la clásica para eliminar colgajo con gran cicatriz o el lifting, en el cual la cicatriz queda escondida a nivel del pliegue axilar, previa lipoaspiración. Pero la cicatriz existe y en brazos no es menor. En realidad existe en todo procedimiento quirúrgico aunque dependiendo de la práctica a veces es realmente imperceptible.

Respecto de la papada y el mentón que después de los 50 comienzan a "alargarse", Marina Brarda detalló: "Con el paso del tiempo las estructuras faciales pierden su lugar y su firmeza. Así como se elongan los ligamentos retenedores, se pierden los compartimentos grasos y se acentúan surcos y arrugas. Peor para todo eso hay alguna opción de mejoría: desde Bótox, rellenos con ácido hialurónico, hilos tensores hasta minilifting, lifting cervicofacial, prótesis de mentón. Como lo mencioné al principio, sólo depende de escuchar a los pacientes y brindarles el mejor tratamiento para su situación particular. Y también, por qué negarlo, de cuánto estén dispuestos a pagar porque estos procedimientos tienen su costo.

Los pacientes llegan en general decididos y con una idea bastante clara de qué resultado esperan. Hay más información en todos los medios y procedimientos que antes eran tabú ahora se conocen en detalle. De todos modos, siempre aparecen algunos temores a la hora de ingresar a una quirófano para una cirugía estética. "Preocupaciones relacionados a la anestesia y al dolor post operatorio se plantean en la consulta, casi siempre. Por eso la relación médico paciente es todo: la persona debe elegir a su cirujano y tener plena confianza en ella o él. Siempre recomiendo realizar varias consultas y con diferentes especialistas. El paciente debe preguntar todo lo que necesita y nosotros debemos responder con claridad y sencillez sin ocultar nada, explicar las posibles complicaciones y si va a doler o no. Todo debe quedar claro".

Límites precisos

Respecto a las personas que no pueden dejar de "retocarse", la médica cirujana comentó que "me suele ocurrir con mujeres jóvenes que deciden realizarse mamoplastías de aumentos y exigen tamaños grandes. Demasiado grandes. En general hablamos, se les explica con claridad y generalmente entran en razón. También hay pacientes que se someten a una lipo y pretenden con eso bajar los kilos de más que tienen. Y ese no es el procedimiento para descender de peso".

¿Anécdotas? La lista de situaciones poco comunes que atesoran los médicos es larga, pero hay una cada vez más frecuente, según relatan algunos cirujanos: pacientes que a las 48 horas de estar operadas, por ejemplo de mamas, le mandan al especialista la selfie ¡desde la playa!. Por eso Marina Brarda insiste: "Es la relación médico paciente la que logrará que se opte por el equilibrio".


>>> Varones, los menos "valientes"

valientes.jpg

Los hombres han demostrado en el campo de las cirugías plásticas tener un umbral del dolor mucho más bajo que las mujeres. Suelen ser más temerosos a la hora de decidir realizarse una cirugía estética. Generalmente acuden acompañados con sus novias o esposas y optan por tratamientos estéticos mini invasivos como depilación láser, peeling, botox antes que el quirófano.


>>> Imprescindible

Se recomienda que todo paciente elija un cirujano certificado por el Colegio de Médicos. Un cirujano que pueda responder a todas sus dudas, que explique el procedimiento a realizar, que de opciones de tratamientos diferentes (si los hay), que no niegue las complicaciones posibles, y que ofrezca resultados esperables y reales y no resultados falsos. Los estudios prequirúrgicos son fundamentales (cardiológicos, análisis de sangre) y las interconsultas también deberían ser casi rutinarias. Someterse a una cirugía estética no es cosa fácil, hay que hacerlo en las mejores condiciones, con un médico de confianza y esperar resultados naturales y reales para que todo salga bien.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario