La Región

Personal hospitalario de Cañada, en la planta de Aguas

La recorrida permitió a la comunidad del San José interiorizarse de los procesos de potabilización y la calidad del agua que se consume.

Sábado 07 de Julio de 2018

Los trabajadores del Hospital San José, de la ciudad de Cañada de Gómez, encabezados por su directora Verónica Mosconi, recorrieron las instalaciones de la planta potabilizadora de agua local a fin de interiorizarse de los procesos a los que es sometido el vital elemento para hacerlo potable y distribuirlo a toda la población.

   El numeroso grupo, integrado por profesionales, jefes de servicios, estudiantes de enfermería y personal en general, fue recibido por el jefe de Distrito local de Aguas Santafesinas, Marcelo Ferrara; el gerente de Comunicación, Guillermo Lanfranco, y el asesor del área de Calidad y Medio Ambiente, Emilio Cepero.

   Al finalizar la recorrida, donde se pudo visualizar cada etapa del proceso de potabilización y se respondieron las dudas y consultas, la directora del hospital destacó que "estamos muy contentos con la visita realizada y al ver el funcionamiento de esta planta potabilizadora".

   Añadió que "todos los cañadenses debemos estar muy orgullosos de las propiedades que tiene nuestra agua, que es totalmente potable".

   La directora del efector Verónica Mosconi resaltó también "lo importante que es para la gente que trabaja con la comunidad, en cada Centro de Atención Primaria, conocer del tema porque cuando se puede acceder a la información concreta y objetiva, queda en claro que el agua de la canilla de Cañada es un agua de calidad, potable y que reúne las condiciones necesarias para utilizarla y beberla sin problema".

   La profesional concluyó en que "es una buena idea recorrer la planta, conocerla y ser comunicadores de esto a la población con la que trabajamos".

   "Hoy los trabajadores del hospital en su diversidad de disciplinas y profesiones han podido evacuar inquietudes y dudas que durante mucho tiempo hemos internalizado y nos han transmitido, como que el agua de Cañada no se podía tomar. Hoy la sentimos, la degustamos y podemos decir que por su calidad el agua que llega a toda la comunidad puede ser bebida por cada uno de los cañadenses", destacó la médica cañadense.

Una ciudad modelo

Semanas atrás fue habilitada la ampliación de la planta potabilizadora de Cañada, lo cual permite reducir a la mitad las sales que naturalmente contiene el agua de pozo en la región, redundando en una notable mejora de la calidad del líquido que se distribuye a toda la población.

   La incorporación de un nuevo módulo de tratamiento mediante ósmosis inversa también hace posible elevar a 150 mil litros por hora el volumen de agua procesada, lo que representa un 20 por ciento más de caudal para la ciudad.

   Además, el agua producida cumple con las normas de calidad establecidas en la provincia de Santa Fe a través de la ley 11.220.

   En 2013, después de 80 años de servicio, en los cuales el agua distribuida se inyectaba directamente a la red desde los pozos, el gobierno provincial construyó la primera planta potabilizadora, compuesta por dos módulos de ósmosis inversa, en la historia de la ciudad.

   Al registrar una cobertura del 99 por ciento de la ciudad en redes de agua potable y cloacas, una planta potabilizadora propia, una planta depuradora de líquidos cloacales, y medidores de consumo casi en la totalidad del radio servido, puede considerarse a Cañada de Gómez como una ciudad modelo en la provincia de Santa Fe en lo que hace a servicio de agua potable y saneamiento.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});