La Región

Los expertos ya lograron delimitar en Gaboto el fuerte Sancti Spiritus

Los hallazgos abren grandes expectativas a futuro. Se sabe que no sólo era un fuerte, sino una conjunción de pueblos.

Domingo 02 de Diciembre de 2018

Las investigaciones realizadas por expertos nacionales e internacionales en Puerto Gaboto permitieron este año descubrir el contorno exacto del fuerte Sancti Spiritus, primer asentamiento europeo en América latina, y abren un inmenso panorama para poder profundizar sobre sus características, aunque ya se sabe que no se trató solamente de un fuerte, sino de una conjunción de pueblos.

El ministerio de Innovación y Cultura viene desarrollando de manera silenciosa pero constante distintas actividades en el yacimiento del fuerte. Este año duplicaron las campañas, en las que participan arqueólogos de la universidad Vasca y de todo país, y lograron importantes descubrimientos.

Puerto Gaboto significa una meca, apenas explorada pero de un valor incalculable. La piedra fundamental para la valoración de este sitio histórico se colocó en 1942 a nivel nacional, y en la provincia fue ex gobernador Jorge Obeid quien en 1997 decretó el Día de los Pueblos, Comunas y Municipios. Y en 2006 tomó la decisión de delimitar el predio para iniciar las expediciones arqueológicas. Para ello se firmó tiempo después un convenio con la Universidad el País Vasco y desde entonces cada año se reciben visitas que, además de adentrarse en la historia, gestan una nueva metodología de excavación y funciona como escuela para profesionales de todo el país.

Este año, Innovación y Cultura tomó la decisión de generar dos campañas. El secretario de Producciones, Industrias y Espacios Culturales, Pedro Cantini en diálogo con LaCapital afirmó que los resultados obtenidos son "interesantísimos" y brindó detalles: "El año pasado cuando conversábamos con el grupo de arqueólogos que participan de las campañas de excavaciones decidimos que para este 2018 íbamos a encarar dos proyectos en lugar de uno. En primer lugar, tuvimos como deseo delimitar el perímetro del fuerte, que hasta el momento no se encontraba muy claro".

Límites

En colaboración con los investigadores que plantean que el asentamiento tenía un perímetro ovalado, el trabajo en el campo propuso nuevas especificaciones. En ese sentido, Cantini argumentó: "Logramos determinar dónde comienza y dónde termina y qué forma tenía. Sabemos que tiene una manera irregular y que podríamos decir que se hizo de manera apresurada". Y continuó: "Lo más interesante es que ya no hablamos de un fuerte, sino de un fuerte y de un pueblo. El fuerte de Sebastián Gaboto y de un pueblo indígena que estaba en el territorio, que es relativamente importante y numeroso. Los pueblos originarios que habitaban la zona eran nómades. Ahora podemos decir que allí había un poblado permanente, muy conectado con otros poblados con la zona del Delta y hasta con el río Uruguay".

En los últimos años, el trabajo académico se multiplicó no sólo con la llegada de profesionales del viejo continente, sino también de varios puntos del país para aprender de la novedosa metodología que emplean: "Las campañas son muy discretas y participan profesionales de todo el país. Se sumaron muchos jóvenes a aprender esta técnica de excavación que llevamos adelante. Es un trabajo forzado, que depende mucho de la situación climática. Pero a pesar del esfuerzo, cuando encontramos algo es una enorme satisfacción. Y por eso tenemos el objetivo de seguir avanzando", dijo el funcionario.

Dentro de las expectativas de trabajo aparece la voluntad de crear en conjunto con la población actual el parque histórico. "La creación de diálogo y consenso con los vecinos es indispensable", dijo Cantini.

En miras a lo trabajado y lo hallado, y con gran expectativa, Cantini concluyó: "Creo que vamos a tener para el año que viene información importantísima para compartir con la región, la provincia, la argentina y hasta el mundo. Este yacimiento tiene una gran importancia internacional".

En las tierras donde se realizaron las primeras misas y la primera siembra de trigo, donde la ambición del oro blanco guió hacia el oeste en el mapa con las leyendas de Francisco del Puerto, donde el río de la plata prometía nuevas riquezas.

Es el momento de descubrir el real tesoro, que yace intacto en el mismo rincón, deseoso de un compromiso real y sincero con la historia argentina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});