La Región

El Hogar Escuela Eva Perón trabaja contrarreloj para empezar las clases

El personal no docente y los directivos ultimaban detalles en el edificio mientras los albañiles continuaban las tareas de restauración

Miércoles 07 de Marzo de 2018

Personal no docente y directivos del Hogar Escuela Eva Perón, de Granadero Baigorria, trabajaban ayer contrarreloj ultimando detalles para la iniciación de las clases y de las distintas actividades con los chicos allí internados, mientras grupos de albañiles continuaban con las tareas de restauración de techos y otras instalaciones del establecimiento.

El lugar era también ayer el centro de un reclamo de la Fundación Eva Perón, una entidad de Granadero Baigorria presidida por Rubén Pizarro, que reclama participar en el funcionamiento de la comisión cooperadora y protesta por diversas falencias de la institución que van de lo educativo a lo edilicio.

"Los problemas son de toda índole, edilicios y educativos; esto se está cayendo a pedazos y queremos mostrar el estado de abandono del predio", expresó a LaCapital Pizarro, quien junto a un grupo de integrantes de la entidad se movilizó ayer por la mañana ante la entrada principal del Hogar Escuela Eva Perón sobre la ruta nacional 11.

La Fundación Eva Perón entregó ayer a los medios de comunicación copias de un cuestionario de 35 preguntas dirigido principalmente a la ministra de Educación de la provincia, Claudia Balagué, pero también con interrogantes para el gobierno municipal baigorriense sobre aspectos del funcionamiento de la entidad, el uso inadecuado de algunas instalaciones del predio y lo que consideran un estado general de abandono de todas las instalaciones.

Otra campana

Como contrapartida del reclamo, también estaban presentes en el lugar Hugo Reinoso, vicepresidente de Asociación Cooperadora del Hogar Escuela y presidente de la Cocina Centralizada del Ministerio de Educación, que funciona en el lugar, personal no docente y Lucía Ruggieri, directora del establecimiento, quienes relativizaron el reclamos y les atribuyeron "intencionalidad política" de los miembros de la fundación.

Pizarro, el titular de la entidad, señaló: "Nuestra denuncia y nuestra protesta responden a que hace rato venimos haciendo reclamos, y hace rato que todo esto debería estar terminado y no justo ahora, cuando empiezan las clases", en referencia a algunos trabajos de restauración de techos en el área del colegio secundario y en el alojamiento de varones de este extenso establecimiento en el que en la actualidad conviven 50 niños y niñas con 427 alumnos de la escuela, y cuya construcción todavía muestra detalles de calidad que refieren a aquella política por la cual los únicos privilegiados eran los chicos.

Clases, albañiles y patrimonio

La queja referida a que en pleno período de inicio de clases algunos servicios e instalaciones no se puedan poner en marcha por la presencia de los operarios, se completó con denuncias sobre la presunta destrucción de elementos que constituyen el patrimonio histórico del establecimiento, como las tejas, "muchas de las cuales fueron destruidas sin intentar reciclarlas o reutilizarlas en otros techos del establecimiento, que también están siendo reparados".

El retiro en el momento de un remolque arrastrado por un tractor, transportando escombros y restos de mobiliario molestó a quienes reclamaban. Consideran que "se está destruyendo la historia del lugar con la desaparición de farolas originales o las poltronas del teatro". Minutos más tarde, la directora del establecimiento, Ruggieri, habilitó el ingreso de LaCapital al citado teatro y salón de actos, el que muestra un estado general adecuado, con sólo algunas manchas de humedad en el cielo raso, lo que se salva precisamente con las labores que se cumplen en los techos y tejados del lugar.

"No nos ayuda ningún político ni sindicato", señalo Alejandra Conrad, secretaria de la fundación, al tiempo que otra integrante de la fundación, Mirna Domínguez y que se desempeña dentro del Hogar Escuela, consideró que la "inoportuna reparación de los techos obliga a los estudiantes varones allí internados deban volver a sus casas en la villa, con el peligro de que no vuelvan y no culminen sus estudios".

Contrapartida

Reinoso, el vicepresidente en ejercicio de la presidencia de la Cooperadora, definió al proceso que actualmente vive la escuela como de "una reconversión que implica una puesta en valor. Por eso está en obra", remarcó.

"Desconocemos el interés de esta Fundación Eva Perón, la que no es reconocida por el Ministerio de Educación de la provincia y no tiene ni siquiera influencia sobre las decisiones".

Inversión millonaria

Y acotó Reinoso: "Lo cierto es que el Ministerio está invirtiendo unos 12 millones de pesos en el área de mujeres,de baños, y ahora se gastaron dos millones de pesos en los techos. El proceso es monitoreado por nosotros. Estas quejas no se ajustan a la verdad: Está todo a la vista".

Ruggieri, la directora interventora del establecimiento desde hace dos años, desestimó las críticas de la fundación en materia de descuidar el patrimonio y señaló que los residuos desechados son restos de elementos rotos "hallados en aulas que permanecieron cerradas durante años, y que en esta gestión estamos rehabilitando".

Asimismo, después destacó que los internos del establecimiento y los alumnos habituales acceden a una jornada ampliada, que incluye clases de idiomas y, por ejemplo, prácticas deportivas como el canotaje.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario