La ciudad

Un programa que finalizará en 2020

El plan de saneamiento integral para Rosario surgió en 2009 tras un acuerdo entre el entonces gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, y el intendente Miguel Lifschitz.

Sábado 30 de Junio de 2018

El plan de saneamiento integral para Rosario surgió en 2009 tras un acuerdo entre el entonces gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, y el intendente Miguel Lifschitz.

Para la ciudad implicó dotar de cloacas a 56 barrios en 10 etapas y la construcción de dos plantas depuradoras de líquidos cloacales ensambladas: una en la zona sur y otra en la zona norte, beneficiando a 1.150.000 y 100.000 habitantes, respectivamente.Para la ejecución del plan se creó un fideicomiso que se nutre de diferentes aportes para financiar las obras. La provincia de Santa Fe, a través de Aguas Santafesinas provee los materiales o bien su valor equivalente y el municipio, a través de recursos provenientes del Fondo de Desagües. Además, los usuarios frentistas beneficiarios aportan recursos mediante el mecanismo de "contribución por mejoras". Y los usuarios del servicio de agua potable y desagües cloacales de la ciudad, a través de un fondo que se creó sobre la tarifa del servicio, con gestión a cargo de Aguas Santafesinas.

La implementación se desarrolla en etapas y barrio por barrio. En la actualidad, según informó el municipio en su página web, el 93 por ciento de Rosario tiene tendido cloacal.

"El objetivo es completar el ciento por ciento de conexiones cloacales para 2020. Se garantizarán 25.000 conexiones y 100.000 vecinos contarán con servicio cloacal", agrega el portal oficial de la Intendencia.

El saneamiento total de la ciudad fue una promesa de la intendenta Mónica Fein en la última campaña electoral en la que fue reelecta.

"A muchas familias de clase media se les hace imposible pagar este saldo. Hace dos años la conexión salía la mitad"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario