La ciudad

Trabajos en un antiguo edificio en peligro de derrumbe en el microcentro

Personal de la Municipalidad abordó la fachada de un inmueble en estado de abandono con mampostería a punto de caer.

Sábado 11 de Mayo de 2019

Cuando la actividad comercial ya mermaba en el microcentro, una cuadrilla de Defensa Civil (DC) de la Municipalidad comenzó a trabajar sobre la fachada de un antiguo edificio ubicado en Sarmiento 730, que presentaba un importante estado de abandono, con riesgo concreto de desmoronamiento de sus balcones y también en gran parte del frente.

Con el apoyo de personal de la Dirección de Tránsito que interrumpió el paso de vehículos en el cruce con Santa Fe y de la Central de Operaciones de Emergencia que aportó una grúa, los operarios de Defensa Civil comenzaron a trabajar con un elevador para poder llegar hasta los balcones del viejo edificio que presentaba partes muy flojas, a punto de caer desde más de unos quince metros de altura.

La escena era contemplada no sólo por los trasuntes que pasaban por el lugar, sino también por los propietarios de los negocios linderos y los parroquianos del bar ubicado justo enfrente. Todos seguían las tareas de los operarios quienes, sin hacer demasiado esfuerzo, producían la caída de la mampostería podrida por los años de falta de mantenimiento. Todo el sector donde se realizaba la operación estaba vedado al paso de personas.

Embed

Juan Chenevier, jefe de Inspección y Coordinación Operativa de DC, dijo a La Capital que la situación en torno al inmueble de Sarmiento 730 "viene de mucho tiempo atrás y las actuaciones la llevó adelante la Dirección de Obras Particulares. Los propietarios de este lugar no hicieron caso a las notificaciones y cédulas que se les enviaron. Al parecer, los dueños originales del edificio fallecieron y los actuales responsables no aparecen. Así y todo, vamos a hacer lo que se denomina una repetición de costos, es decir les vamos a cobrar los gastos de este operativo, incluido el personal de Tránsito y la Central de Emergencias".

Chenevier contó que para lo único que aparecieron los propietarios "fue para pedirle a la empresa que había puesto un vallado, que dicho sea de paso las coloca gratis para la Municipalidad, para que lo retiraran, que ellos no habían pedido nada y que sino lo hacían les iba a hacer un juicio. Obviamente, la empresa que trabaja gratis para la Municipalidad no quiso comprarse un problema y retiró el vallado".

Embed

El responsable de Inspección señaló que "todo el frente del edificio está podrido. Las ventanas de madera que están en la planta alta están podridas, podrían caerse, pero no tenemos orden de allanamiento para entrar a lo propiedad. Lo que sí estamos haciendo es actuar sobre el frente que sobresale a la calle. Eso sí lo debe hacer la Municipalidad por cuestiones de seguridad", agregó el funcionario, quien detalló que el frente del edificio tiene unos 16 ó 17 metros de altura por 20 de ancho.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});