La ciudad

"Soy el único candidato que no tiene miedo de hablar de inseguridad"

Roy López Molina | Bío | Candidato a intendente. Nació en Rosario, el 25 de julio de 1985 (33 años). Es abogado y escribano. Fue diputado provincial y transita su segundo mandato como concejal.

Domingo 02 de Junio de 2019

En el tramo decisivo de la campaña, Roy López Molina, candidato a intendente por Cambiemos, focaliza con especial énfasis sus críticas hacia el ámbito de seguridad que lleva adelante la gestión municipal, y destaca que deben surgir actos de reacción transformadores frente a 30 años del mismo signo político. "En términos futbolísticos, yo quiero que Rosario deje de jugar por el promedio, que deje de mirar el descenso, y empecemos a mirar cómo clasificamos a la Copa Libertadores de las ciudades. Hacen falta decisiones políticas, y yo soy el único candidato que garantiza una evolución para la ciudad", resalta el actual concejal.

Frente a la gran cantidad de necesidades y preocupaciones que recibe de los vecinos, López Molina destaca que es "el único candidato que no le tiene miedo a hablar de inseguridad, de control y de orden, que es lo que más demanda el rosarino". Y en relación a los proyectos políticos, puntualiza: "Mis tres adversarios tienen una agenda más anclada en 1950. Hace falta una ciudad que piense en la agenda del siglo XXI".

_Si gana, ¿cuál será la primera medida?

—Voy a liderar la política de seguridad en el territorio. Eso se verá en medidas muy concretas. Vamos a crear la Secretaría de Seguridad Ciudadana, con un presupuesto de más de 1.500 millones de pesos, que será uno de los más altos del municipio. Desde esa herramienta podremos articular las inversiones en tecnología, en obra pública, en operativos de control, para terminar con el desorden, la mafia de los cuidacoches, las picadas clandestinas, las mecheras en las peatonales, garantizar la atención a la víctima, y realizar una transformación de la GUM. Esa secretaría será la puesta en marcha de la principal herramienta que, como intendente, voy a implementar para que el rosarino se deje de sentir solo frente a un Estado que no lo cuida.

_¿La seguridad es una enorme prioridad que reclaman los rosarinos?

—Es el principal nudo a desatar para que tengamos futuro. Cualquier otra medida de gobierno que no nos diga que asume el diagnóstico complejo de la ciudad, donde un rosarino tiene tres veces más chances de que lo maten que un vecino de Tucumán, está destinado al fracaso.

_¿Con qué se debe complementar esa perspectiva?

—Esa respuesta a la inseguridad se tiene que complementar con una mirada social que nos dé futuro. Porque lo urgente, lo inmediato, es que podamos salir a las calles sin que nos maten. Pero también tenemos que ofrecer desde las decisiones de gobierno una recomposición del entramado social que se rompe por la inseguridad, y por la droga. Para que los chicos tengan futuro, para que los emprendedores encuentren trabajo, para que el empresario pyme tenga suelo productivo, para que aquel que está sufriendo en carne propia, o en su entorno, una situación compleja con las adicciones, tenga un Estado que le dé la posibilidad real de recuperarse. Y apostando a la educación municipal, a través de un sistema inicial de jardines maternales públicos hasta los 3 años. El desafío es muy grande, pero de los candidatos que competimos en esta interna, soy el único que no le tiene miedo a hablar de inseguridad, de control y de orden.

_¿Hay herramientas en el ámbito local para enfrentar la inseguridad?

—Sí. Y hay que romper con esa falsa idea que el socialismo nos quiso imponer para maquillar sus fracasos de que el intendente de la segunda ciudad del país, nada tiene para decir en materia de inseguridad. La seguridad no es sólo policía. Es verdad que Rosario y la provincia tienen un problema con la policía, porque es la institución más infiltrada por la corrupción y el narcotráfico. Hay muchos agentes buenos, pero como institución, la que nos debe cuidar y proteger es la que administra el delito. Lo mismo pasa con el servicio penitenciario. Pero hay otras herramientas que tienen que ver con lo municipal. Un centro de monitoreo unificado, que apueste a la tecnología para que las alarmas comunitarias y las cámaras de última generación se reflejen ahí. Y también los botones de pánico de aquellas mujeres que fueron víctimas de violencia. Todo esto hay que sumar al sistema. Además, hay que transformar la GUM en una patrulla de prevención, profesionalizada.

_¿Qué obras tienen planificadas?

_Una de las más importantes que proponemos es que la ex zona franca boliviana sea la cabecera de una gran estación multimodal metropolitana de transporte, que vincule colectivos urbanos e interurbanos, conectarlos con trenes metropolitanos que hay que recuperar, y aprovechar el río como promotor de transporte fluvial. Después de 30 años de un mismo gobierno, tenemos que animarnos, ya que a veces se cae en falta de creatividad y de iniciativas. No hay que perder la agenda del siglo XXI. En términos futbolísticos, yo quiero que Rosario deje de jugar por el promedio, que deje de mirar el descenso, y empecemos a mirar cómo clasificamos a la Copa Libertadores de las ciudades. Mis tres adversarios tienen una agenda más anclada en 1950. Tenemos que imponer una agenda que piense en el 2050. .

_La ciudad acarrea deudas importantes?

—La verdad es que en la ciudad falta agua, cloacas, pavimento e iluminación. Las promesas de la gestión actual no se cumplieron. También hacen falta pasos a desnivel, que son obras clave para darle fluidez al tránsito. La ciudad necesita un gran centro de convenciones. En eso seguimos perdiendo con Buenos Aires y Córdoba.

_Hace dos años cosechó 200 mil votos, ahora el marco nacional jugó en contra. ¿En qué hay que dar batalla en las próximas elecciones?

—Hay un contexto que no negamos, y que influyó en las elecciones primarias. Nosotros cumplimos nuestro primer objetivo que era ganar nuestras Paso. Ahora estamos focalizados en otra discusión. Además, estoy contando cómo lo voy a hacer y en cuánto tiempo, por eso presentamos el plan de gobierno hace una semana, con objetivos en cada área. No hay que caer en la trampa del socialismo que, con Pablo Javkin, propone creer que ha cambiado. Es lo mismo. Javkin es el Caballo de Troya del socialismo que gobierna hace 30 años. Y el candidato a gobernador, Antonio Bonfatti, es el principal responsable del narcotráfico en Santa Fe. ¿De ellos van a venir las soluciones? ¿De los que dejaron avanzar el narcotráfico? ¿De los que hace 15 años tienen un sistema de transporte público que pierde pasajeros? ¿De los que hace 30 años que tienen a los barrios sin los servicios básicos? Creo que no. Por eso, hay una propuesta distinta. Y que también reconocerá lo que la ciudad necesita sostener y perfeccionar, como su salud pública, su cultura, y la descentralización. Soy el único candidato que garantiza una evolución para la ciudad.

"No viviría en otra ciudad"

López Molina tiene sólo 33 años. "La edad de Cristo", bromea y sabe que esa ventaja generacional le otorga un extenso futuro en su horizonte político. Sobrio, medido, conoce dónde poner el acento en su discurso político, y subraya su amor por Rosario. En su tablero formativo, reconoce como referentes "en el ámbito nacional, al presidente Mauricio Macri y la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal", y en el contexto internacional al "presidente francés Emmanuel Macron, y el primer ministro canadiense Justin Trudeau".

Es hincha de Boca, se confiesa admirador del Mono Navarro Montoya, y expresa su devoción por su padre que falleció hace un año. Además, cuenta que su vocación política no nació en el seno de su familia. "En mi alrededor, la actividad política era algo mal visto. Vengo de una familia de clase media, laburante, que siempre miró la política de reojo, producto de tantos fracasos en el país", apunta.

"No viviría en otra ciudad que no fuese Rosario. Cada vez que salgo, ya sea por cuestiones de trabajo o estudio, siempre quiero volver. Disfruto mucho de mi metro cuadrado. Acá tengo mi familia, mis amigos de la escuela y de la facultad, de la política, del trabajo social", remarca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});