La Ciudad

Realizan una junta médica al conductor que mató a un padre y su hijo corriendo una picada

Será el viernes. Germán S. manejaba a toda velocidad un Renault Sandero que chocó en avenida del Rosario y Ayacucho contra el auto de la familia Pizzorno

Martes 04 de Mayo de 2021

Este viernes se realizará la segunda junta médica para determinar si está en condiciones físicas de ser imputado el conductor involucrado en el fatal accidente donde perdieron la vida un nene de ocho años y su papá de 43, embestidos por vehículos que corrían picadas en marzo en el barrio Saladillo. El hombre, de 36 años, recibió el alta el 15 de abril tras estar internado por las graves lesiones que sufrió en el mismo siniestro, pero en una primera evaluación los médicos forenses determinaron que no estaba en condiciones de salud para afrontar el proceso o el posible dictado de prisión preventiva efectiva.

El trámite que ahora busca avanzar procesalmente corresponde al accidente vial ocurrido el 20 de marzo en avenida del Rosario y Ayacucho, cuando el Citroën C3 en el que viajaban David Pizzorno, su hijo Valentino y Cintia Díaz, fue embestido por un Renault Sandero que, según los pericias preliminares, corría a 130 kilómetros por hora y era conducido por Germán S. También se investiga si el auto fue rozado por otro auto que corría picadas, y era conducido por Pablo M, quien está detenido.

Mientras que Pizzorno y su hijo murieron en el acto, Díaz sufrió graves lesiones pero pudo reponerse. Por su parte, Germán S. también debió ser internado por lesiones de relevancia que le comprometieron el intestino y un pulmón. Le dieron el alta a mediados de abril, pero en ese momento una junta médica determinó que no estaba en condiciones de afrontar el proceso por su delicado estado de salud.

Ese procedimiento se realizó a requerimiento de la fiscal de la Unidad de Homicidios Culposos, Valeria Piazza Iglesias, a cargo de la pesquisa del accidente. Según la evaluación realizada a Germán S. el 16 de abril en Tribunales, donde llegó en sillas de ruedas, no se encontraba condiciones de salud ni para enfrentar el proceso ni a un eventual dictado de prisión preventiva efectiva.

>> Leer más: Fuerte reclamo para que el principal responsable quede preso

Entonces la Fiscalía ordenó que permaneciera en calidad de aprehendido en su domicilio con custodia policial hasta la realización de la nueva junta médica, que se concretará este viernes, a las 8.30, en el tercer piso de los Tribunales provinciales (Balcarce y Pellegrini).

De la medida participarán los médicos oficiales pero también los peritos de partes designados por la defensa, y también por los familiares de las víctimas, que no descartan constituirse como querellantes en el proceso penal.

La fiscal Piazza Iglesias y su colega Walter Jurado ya imputaron a Pablo M., el otro conductor involucrado en el siniestro, por el delito de homicidio simple con dolo eventual y lesiones gravísimas, que prevé una pena de 8 a 25 años de prisión. Ahora aguardan que la evaluación médica al conductor del Citroën les permita avanzar con una imputación similar o tal vez más gravosa sobre el principal involucrado en el fatal siniestro.

En tanto, la viuda de Pizzorno manifestó públicamente que se opone al arresto domiciliario del conductor. “No queremos arresto domiciliario. Tiene que ir a una cárcel. Le dieron el alta del sanatorio, se fue a su casa y pudo abrazar a su familia, mientras él me arrebató a mi hijo y a mi marido el 20 de marzo”, afirmó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario