La ciudad

Pruebas piloto para lograr la inclusión

La puesta en marcha de las pruebas piloto para la implementación del servicio que signifique la inclusión de las familias que viven de la recolección y reciclado de materiales, es el eje de la mesa de trabajo que el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), conjuntamente con las cooperativas, viene manteniendo con la Municipalidad.

Viernes 02 de Noviembre de 2018

La puesta en marcha de las pruebas piloto para la implementación del servicio que signifique la inclusión de las familias que viven de la recolección y reciclado de materiales, es el eje de la mesa de trabajo que el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), conjuntamente con las cooperativas, viene manteniendo con la Municipalidad. Así lo estipula la ordenanza aprobada a fines de 2017, tras la instalación de la Carpa Cartonera en la plaza 25 de Mayo. La medida representa la posibilidad de tener un espacio de trabajo conjunto que les permita además vender los materiales en forma colectiva, y mejorar el precio de dos a más de cinco pesos el kilo de cartón, además de contar con herramientas y materiales adecuados para el trabajo.

"El cartonero vive del día a día, muchas veces no puede vender lo que junta directamente a fábrica y termina en compra-ventas que le pagan chirolas por algo que les significó muchísimo trabajo", recalca Julieta Muchiut (MTE). Señala además que la ordenanza aprobada a fines del año pasado "detalla que para la puesta en marcha de estas experiencias debe destinarse el 2 por ciento del presupuesto de Higiene y Medio Ambiente".

Un espacio de trabajo ya se generó en la zona sur, con la cooperativa La Cariñosa. Allí los recolectores no sólo ya están logrando vender colectivamente los materiales, consiguiendo mejores resultados, sino que además ya están trabajando con una decena de comerciantes de Ovidio Lagos, entre Uriburu y Circunvalación, a través de las promotoras ambientales. Se trata de un programa de capacitación donde las mujeres de la cooperativa se encargan de generar un vínculo con vecinos y comerciantes, para así lograr que los materiales reciclables que generan sean entregados a los cartoneros.

La propuesta, detallan desde el MTE, no sólo profundiza el rol social y ecológico de los cartoneros que reciclan a diario gran cantidad de basura evitando su enterramiento y la contaminación, sino que además es un espacio de integración para las mujeres que ya tienen experiencia en este trabajo, muchas veces a cargo tanto de esas tareas como del sostenimiento del hogar y de los hijos.

Para eso, muchas de las integrantes de las cooperativas rosarinas ya comenzaron a capacitarse. Brisa, tercera generación de cartoneros en su familia, está entre las que ya llevaron adelante el curso y ahora se plantean como meta replicar la experiencia de la zona sur en el noroeste de la ciudad.

"En este sector de la ciudad son muchos los que se ven obligados a vender a menor precio a compra venta, por eso, ahora con las mujeres ya capacitadas, la idea es armar un corredor como el de zona sur sobre avenida Alberdi y poder vincularse allí con vecinos y comercios, entre Juan José Paso y Vélez Sarsfield. Será una prueba que incluiría a unos 30 compañeros de la cooperativa", detalla Muchiut.

Si bien todo eso está aún en tratativas y negociación con las áreas de Higiene y Medioambiente del municipio, ante las urgencias de las necesidades y un escenario de crecimiento de la demanda de trabajo en las cooperativas, ahora insisten en el pedido de "avanzar rápidamente en las pruebas piloto".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});