La ciudad

Los pasacalles románticos de calle Zeballos, un misterio sin firma ni destinatario

Desde Entre Ríos a Oroño pueden leerse fragmentos de canciones con un tema en común: el amor. Nadie sabe quién los colgó ni a quién van dirigidos, y todo el barrio hace conjeturas.

Martes 05 de Enero de 2016

Un buen día, calle Zeballos apareció "sembrada" de frases románticas. Basta recorrerla desde Entre Ríos hasta bulevar Oroño para terminar el periplo con una sonrisa y el corazón rebosante de amor. Es que alguien, un enamorado anónimo, decidió crear un "túnel de amor" de pasacalles a lo largo de varias cuadras, y el misterio se apoderó del barrio: ¿quién es el protagonista de esta historia amorosa? ¿Quien es el destinatario de semejante aluvión poético?

En rigor, lo único que se sabe es que el autor (o autora) de la movida no apeló a su inspiración sino que transcribió frases de canciones románticas. Así, aparecen en los pasacalles textos de Shakira, Abel Pintos, La Oreja de Van Gogh o Jesse & Joy, sin firma ni destinatario, apenas un dibujo de un osito portando un ramo de flores.

Un simple "nena, no me olvides", el más retorcido "aún sigo buscando en las caras de ancianos pedazos de niños", o el por demás extenso "vendo el inventario de recuerdos de la historia más bonita que en la vida escuché", los distintos fragmentos poéticos se suceden camino a Oroño. Los vecinos no saben nada, o quizás no quieran contar. ¿Fue de un hombre a su amor imposible? ¿De una señorita que quiere convencer a algún muchacho del poder de las baladas románticas? ¿Alguien que metió la pata y quiere arreglar las cosas? ¿Un amor secreto?

Por ahora, un misterio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario