tránsito

La UTA critica el caos de tránsito en el centro y pide evaluar restricciones

"En muchas calles no puede haber bicisenda, veredas anchas, autos y colectivos, más desvíos por obras y piquetes", advirtió el líder gremial.

Sábado 04 de Febrero de 2017

El conflictivo tránsito rosarino sumó una nueva voz de queja. Esta vez fueron los propios colectiveros quienes manifestaron públicamente su malestar por el nivel de congestionamiento existente en el área central. Y advirtieron sobre la imposibilidad que en algunas arterias coexistan bicisendas, autos, veredas ensanchadas y colectivos. "Hay calles donde definitivamente no puede haber esta superposición, más teniendo en cuenta cómo está el tránsito en la ciudad", disparó el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Manuel Cornejo, quien sugirió al municipio y a los concejales que evalúen el posible cierre del microcentro para automóviles particulares.

   Esta semana el debate sobre el ordenamiento vial de la ciudad volvió al centro de la agenda pública a raíz de un fatal accidente de tránsito en pleno microcentro.

   El lunes, cerca de las 9 de la mañana, una ciclista fue embestida por un ómnibus de la línea 107. La unidad circulaba por Corrientes y atropelló a la mujer al girar para tomar Santa Fe.

   Un día después, la víctima, de 40 años, falleció en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) tras agonizar a raíz de la magnitud del impacto sufrido.

   De inmediato las organizaciones que nuclean a los usuarios de bicicletas reclamaron a automovilistas, colectiveros y taxistas que no invadan su espacio en la vía pública para resguardar su integridad física.

   Desde el Concejo, la edila Renata Ghilotti reiteró su proyecto para que la Intendencia coloque separadores físicos entre las bicisendas y el resto de la calzada. Y reclamó una planificación estratégica y general de los distintos tipos de movilidad.

   Ayer se sumaron los choferes de colectivos a la polémica. El histórico líder de la UTA reconoció que el tránsito en el centro de la ciudad se ha tornado caótico y advirtió sobre la necesidad de adoptar medidas para mejorar la circulación.

   "Hay calles donde definitivamente no puede haber esta superposición, entre bicisendas, carril exclusivo, autos particulares, veredas anchas. Más teniendo en cuenta cómo está el tránsito en la ciudad", se quejó por La Ocho.

   Según Cornejo, "hoy manejar un colectivo es prácticamente volverse loco con todos los cortes que hay de Aguas, piquetes, los desvíos que hay por las reformas de las calles".

   "Entrar al centro —siguió— desde Pellegrini y Oroño hacia el río es una cosa de locos. Pero bueno, a la Municipalidad le gustan las bicicletas y hace bicisendas por todos lados", sumó con ironía.

   Las situaciones más conflictivas se registran en parte de las arterias del área histórica, donde el municipio efectuó obras para potenciar la zona con la aspiración de disuadir el uso de autos particulares y promover el transporte público, la bicicleta y la caminata.

   Así, en las calles Rioja, Sarmiento y Entre Ríos, entre otras se notan a diario conflictos entre ciclistas, peatones, colectiveros, taxistas y automovilistas. Muchos actores para poco espacio público.

   "Además —agregó Cornejo—nadie respeta las normas de tránsito, los ciclistas, los colectiveros, los automovilistas y se hace muy difícil. Por ejemplo, la bicisenda la usan todo el tiempo los motociclistas".

   Consultado sobre la viabilidad de implementar alguna medida restrictiva, como cerrar el microcentro para los autos particulares, el jefe de la UTA señaló: "Habría que verlo, tendrían que estudiarlo las autoridades de la Intendencia y el Concejo".

   Cornejo destacó que "hay mucho amontonamiento en el centro, se hace muy pero muy difícil manejar en auto. Imagínense en colectivo, semejante aparato, ni hablar de los coches articulados, que son imposible, son para otras ciudades y tramos largos".

Por ahora el Ejecutivo rechaza volver al esquema vigente antes de 2001, cuando los autos no podían ingresar a la city. La fuerte presión de los comerciantes de la zona frenó hasta estos días cualquier reforma en el asunto.  

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario