La ciudad

"La idea para este 2021 en el Poli es implementar presencialidad y regular la virtualidad"

Ante los reclamos de los estudiantes, las autoridades de la entidad destacaron que la apuesta pasa por mantener la calidad educativa

Lunes 15 de Marzo de 2021

Ante el malestar que expresaron los padres de alumnos del Instituto Politécnico Superior, a través de marchas, taburetazos y la recolección de 500 firmas, por las pocas horas de clases presenciales que tendrán en el primer cuatrimestre, las autoridades de esta institución destacaron que “en estos tiempos de pandemia, nuestra principal apuesta pasa por mantener la calidad educativa”, remarcó el director, Juan Farina, quien comentó que “este 2021 lo planificamos implementando presencialidad y regulando la virtualidad”.

En la última manifestación frente al colegio, familiares advirtieron que los estudiantes recibieron un calendario en el que solo se contempla la presencialidad en menos de la mitad de las asignaturas. Frente a estos cuestionamientos, los directivos del Politécnico explicaron sus determinaciones. “Elaboramos protocolos de presencialidad junto con especialistas, epidemiólogos y en higiene y seguridad”, comentó Farina. “Así, con el estudio exhaustivo edilicio que nos requirió el examen de ingreso y la exitosa experiencia alcanzada en esa instancia junto al completamiento del trayecto 2020 en laboratorios, pensamos en un esquema de modalidad mixta”, expresó Farina.

Y argumentó: “Cuando comenzamos a pensar en este diseño flexible, la alternancia de semanas virtuales y presenciales nos significaba reducir los contenidos académicos, ya que el docente sigue teniendo la misma carga horaria y los cursos deben dividirse para poder asistir. Hay que tener en cuenta que al instituto acuden 1.260 estudiantes del secundario y 600 del nivel terciario y que conviven en un mismo turno entre 600 y 900 en el día”.

Y precisó: “Teniendo en cuenta las restricciones vigentes, es conveniente que las actividades presenciales no impliquen la permanencia simultánea de más de 200 estudiantes en una misma franja horaria”.

Y amplió: “En este marco, nos pareció indicado adoptar módulos presenciales que no superen los 60 minutos de ocupación de un mismo espacio, separados por intervalos de 30 minutos de ventilación y sanitización, que conviven con los tiempos de mayor uso de sanitarios y su limpieza permanente”.

Presencialidad posible y cuidada

“Para sostener nuestra calidad educativa, nos fundamentamos en una presencialidad posible y cuidada, junto a una virtualidad que ya no plantea solo un acompañamiento, sino que está organizada de una forma que nos permite llevar a cabo nuestro esquema tradicional de trabajo”, subrayó a su turno Emilia Carletti, vicedirectora de enseñanza media.

Y agregó: “Somos una institución con seis especialidades, sin dudas creemos que nuestra educación tecnológica, con sus talleres y laboratorios, ocupa un lugar destacable en la formación técnica de nuestro estudiantado, pero somos conscientes de que debemos extremar cuidados evitando la cercanía inadecuada. Por eso, le dimos prioridad a la adquisición de destrezas, la familiarización con herramientas, máquinas e instrumental de laboratorio, pero sin modelos terminados como en la anhelada normalidad”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario