La ciudad

En Rosario ya hay 62 verdulerías "outlet" con productos más baratos

El municipio impulsa esta campaña con triple beneficio: menos desechos al ambiente, ofertas para los clientes e ingreso para vendedores.

Domingo 19 de Agosto de 2018

La Municipalidad impulsa que cada vez más verdulerías adhieran a la campaña "Los Alimentos no se Tiran" poniendo en marcha una especie de "outlet" de vegetales y frutas que, aun comestibles, pueden estar machucados, demasiado maduros o cerca de ser desechados y por eso van perdiendo valor comercial. Según se informó, ya hay 62 negocios adheridos, la mayoría en el distrito centro, pero el plan es que se sumen cada vez más locales en los distintos barrios de la ciudad (ver recuadro).

Desde la Intendencia destacaron que la campaña genera un beneficio triple: para el ambiente, porque se generan menos residuos, para el comerciante porque recupera parte de su inversión y para el cliente porque el producto le puede costar hasta un 50 por ciento menos.    

La subsecretaria de Ambiente de la Municipalidad, Cecilia Alvarez, contó que a los negocios que adhieren al programa se les provee cartelería que lo sindica como "local comprometido", obleas para identificar los cajones con la mercadería en "outlet" y una guía para aprender a "cuidar y no desperdiciar" alimentos.

Cómo, cuándo, dónde   

La idea es que cuando las frutas y las verduras comienzan a ponerse mustias, se pican, están demasiado maduras o se machucan por un golpe, pero siguen siendo aptas para el consumo, se coloquen en cajones diferenciados y a menor precio.

"La rebaja queda a criterio de los comerciantes, pero algunos ya nos dicen que puede llegar hasta el 50 %", contó la funcionaria.

Y en estos momentos en que las verduras reflejan los mayores porcentajes de aumento —tanto por inflación como por razones estacionales— la propuesta resulta interesante para las familias.

Verduras de hoja que se "caen", frutillas que en dos o tres días podrían quedar desechadas, frutas magulladas, tomates excesivamente maduros o vegetales que perdieron "valor estético", para poner algunos ejemplos, sirven para elaborar rellenos, postres, dulces o salsas, o simplemente para ser consumidos en el día. Así nadie pierde.

Del mercado a la mesa

En realidad, recordó Alvarez, se trata de una nueva acción en el marco de la campaña "Los Alimentos no se Tiran", gracias a la cual "sólo en lo que va del año, con el Mercado de Productores, ya se lograron recuperar más de 82 toneladas de frutas y verduras".

Luego, esa mercadería fue repartida entre 207 entidades beneficiarias por el Banco de Alimentos Rosario (BAR) .

El problema alcanza dimensiones apabullantes: un tercio de los alimentos que se producen en el mundo terminan tirándose y Rosario no escapa a la tendencia.

De hecho, cada habitante desecha un promedio de 60 kilos de comida al año y los hogares generan la mitad de esos residuos, lo que en términos colectivos representa unas 200 toneladas diarias de alimentos desperdiciados.

El "outlet" de las verdulerías va en sentido contrario. "Esto va a traer distintos beneficios, ya que los comerciantes van a poder recuperar al menos una parte del valor de estas frutas y verduras, los clientes podrán pagar menos por mercadería apta para el consumo y la ciudad en su conjunto ganará al generar menos cantidad de residuos", dijo Alvarez.

El equipo que lleva adelante la campaña se encuentra recorriendo locales de venta minorista de frutas y verduras, poniéndolos en conocimiento de la acción.

verduraws.jpg


>>> Una guía práctica para menos desperdicios

La guía práctica elaborada por la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad para reducir el desperdicio de alimentos fue creada para "promover el consumo responsable" y lograr un mejor aprovechamiento de los productos comestibles. Con ilustraciones y datos, educa para saber hacerlo.

"Mejores compras, almacenamiento y consumo ayudan a cuidar el ambiente y, de paso, tu bolsillo", comienza la guía oficial de la Intendencia.

Para ilustrar el impacto de la problemática, la guía cuenta que a nivel país, en un año, una persona desperdicia 38 kilos de alimento y colectivamente la suma llega a un millón y medio de toneladas.

Sólo en el campo se pierde el 12,5 por ciento de la producción agropecuaria.

Y a nivel mundial, si se lograra salvar sólo el 25 por ciento de los alimentos que se tiran, alcanzaría para alimentar a todas las personas que pasan hambre en el planeta.

Para lo que se puede resolver a nivel doméstico, la guía da algunos consejos: planificar las compras (mejor si son semanales) no llevar de más y a la hora de adquirir comenzar por los productos no perecederos, seguir por los refrigerados y terminar por los congelados.

También aconseja "leer las etiquetas" (por ejemplo, para conocer la fecha de vencimiento), si se compra un producto nunca usado antes investigar cómo se va a cocinar (para que luego no se eternice en la alacena o la heladera), no comprar por mera tentación visual ni productos de más sólo porque estén en oferta,

Ya en casa, la sugerencia es dejar más a mano lo que se compró antes o lo que está por vencer y respetar los niveles de frío para ubicar los alimentos adquiridos.

Otros consejos; bananas afuera de la heladera (si se las pone junto a otras frutas maduran antes), papas y cebollas por separado (si no se brotan), tomate y calabaza en alacena seca y oscura, cítricos en un lugar fresco.

Adentro de la heladera: berenjena, lechuga y brócoli, manzanas, y cebollas y naranjas cortadas. Por supuesto, quesos y fiambres, y enlatados siempre en recipientes cerrados y con tapa.

Toda la guía, con muchas recomendaciones y más datos, está disponible en www.rosario.gov.ar/web/ciudad/medio-ambiente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario