La Ciudad

En cinco meses los colectivos perdieron el 81% de los pasajeros

De acuerdo al último estudio del Observatorio del Transporte, la pandemia y los paros le asestaron un duro golpe al sistema local

Miércoles 16 de Septiembre de 2020

Un nuevo informe del Observatorio Social del Transporte sobre unos 400 casos reveló una marcada transformación en la movilidad de los rosarinos con un cambio de hábitos desde el comienzo de la pandemia. Si el colectivo era el medio de traslado más utilizado hasta el 19 de marzo, la movilidad a pie creció 35 puntos y llegó al 41 por ciento junto a un alza del resto de las opciones. A excepción de los ómnibus, que entre los paros de los choferes y las restricciones de las fases, tuvieron una caída del 81 por ciento de los usuarios en cinco meses.

El nuevo relevamiento efectuado por el organismo que dirige el concejal justicialista Eduardo Toniolli se confeccionó entre el 28 de julio y el 4 de agosto sobre 389 casos efectivos.

>> Leer más: Según un estudio, el boleto debería costar 73,80 ... - La Capital

En este caso se da cuenta de la migración que desde el inicio del aislamiento social y a lo largo de las diferentes fases se produjo arriba de las unidades del transporte urbano de pasajeros. Muchos usuarios se bajaron de los colectivos y optaron por caminar para llegar a destino. En esto influyen las restricciones a las actividades de los rosarinos. Un dato: si antes de la pandemia se producían unos 550 mil viajes diarios, ayer se contabilizaron sólo 57.000.

Y en esta oportunidad el informe incorpora una encuesta realizada por la consultora Inmediata en julio y agosto, y los números del último estudio de costos del transporte urbano de pasajeros publicado por el Ente de la Movilidad.

“De la encuesta se desprende que el 41 por ciento de los consultados tenía al colectivo como principal medio de movilidad antes de la pandemia, por encima del automóvil particular (con un 32 por ciento), moto (7 por ciento), el taxi (6 por ciento) o la movilidad a pie (7 por ciento)”, señaló Toniolli para considerar que “las medidas sanitarias adoptadas a partir de fines de marzo, con los consiguientes cambios operados en la actividad laboral y educativa, sumado a los días en los que hubo paro de transporte, invirtieron la ecuación”.

>> Leer más: Volvieron los colectivos a rodar por las calles ... - La Capital

El 41 por ciento por ciento de los encuestados señaló la movilidad a pie como la que más utilizó durante la pandemia, el 28 por ciento el auto particular, el 5 por ciento el taxi y tan sólo el 4 por ciento tuvo al colectivo como el medio de transporte al que recurrió.

“Si bien ese 41% que utilizaba habitualmente el colectivo en marzo de este año ya representaba un número menor en relación al 49% que lo hacía en marzo de 2019 (en otra encuesta similar realizada por la misma consultora), el impacto de la pandemia muestra una caída estrepitosa en la cantidad de usuarios”, agregó el edil justicialista y señaló que el estudio de costos del Ente de la Movilidad muestra un escenario similar.

Frecuencias

Y en relación a la calidad del servicio prestado por el transporte urbano de Rosario durante la pandemia, los consultados (apenas un 23 por ciento del total) manifestaron en un 60 por ciento estar “poco o nada satisfecho” con las frecuencias.

Otro punto sensible que arroja la encuesta advierte que un 58 por ciento de los pasajeros de colectivos realizaron traslados en los que no se respetaba la disposición que obliga a que sólo viajen usuarios sentados.

A futuro

Con la mirada puesta en la recuperación de rubros y actividades dentro de una marcada caída de usuarios y el despegue de otras alternativas de movilidad, Toniolli propuso recomponer el Fondo Compensador del Transporte. Allí se concentran diversos gravámenes y alícuotas que provienen del estacionamiento medido, entre otros, pero que en la actualidad no cuentan con su principal empresa tributaria: el Casino City Center, que se encuentra cerrado desde el 19 de marzo.

Propone extraer recursos por medio de un Fondo Anticíclico compuesto por lo que podría obtenerse por el aumento de alícuotas del Drei a distintas actividades que “siguen obteniendo ganancias extraordinarias en plena crisis”, apuntó el concejal justicialista.

Además de buscar otras fuentes de financiamiento, se plantea una mejora en el servicio con mayor flota en la calle y por ende frecuencia, que “serían mínimas en la medida que los costos fijos del sistema se siguen erogando, y además de permitir el cumplimiento de las medidas sanitarias, sería una apuesta para retener usuarios para el futuro de nuestro transporte público”, finalizó el edil.

Un informe detallado del sistema

En la sesión de este jueves, el Concejo Municipal aprobará un proyecto del concejal Eduardo Toniolli que obligará al municipio a realizar un informe anual de todos los indicadores del Transporte Urbano de Pasajeros.

La comisión de Servicios Públicos le dio despacho al proyecto de ordenanza mediante el cual se solicita al Ejecutivo que publique en su sitio web un informe anual sobre diversos aspectos del funcionamiento del transporte urbano de pasajeros en la ciudad.

De esta manera, la Intendencia deberá hacer referencia a la cantidad de pasajeros transportados, kilómetros mensuales recorridos y discriminados por línea.

Las cifras de pasajeros transportados que se publiquen deberán estar discriminadas en pasajeros pagos, por franquicias parciales y gratuitas.

A ello debe agregarse, para las líneas urbanas que egresan del ejido municipal, la discriminación de la cantidad de pasajeros pagos y con franquicias que iniciaron o concluyeron su viaje fuera de la jurisdicción local, a lo que debe sumarse el kilometraje teórico previsto por línea para el año respectivo y el realmente producido.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario