La ciudad

El falso agente de viajes "Lucho" Paladini se entregó y quedó detenido

Fue trasladado a una comisaría donde esperará la audiencia imputativa que se desarrollará mañana en los Tribunales provinciales

Jueves 08 de Febrero de 2018

Luis Rodolfo "Lucho" Paladini, el hombre sobre el que pesaba una orden de captura y permanecía prófugo tras ser denunciado por decenas personas a las que habría estafado económicamente con paquetes turísticos, se entregó voluntariamente ayer después del mediodía en la sede regional del Ministerio Público de la Acusación (MPA). Sus abogados acordaron las condiciones para ponerlo a derecho y un fiscal ordenó su inmediato traslado a una seccional del macrocentro de Rosario, donde espera la audiencia imputativa que se desarrollará mañana en los Tribunales provinciales. Fuentes oficiales no quisieron arriesgar el valor económico de las maniobras, pero se cree que hay cerca de 500 damnificados que hasta el momento convergen en medio centenar de denuncias.

Cercado por las denuncias formales y públicas, los allanamientos ordenados en domicilios legales, laborales y de familiares, el relacionista público y falso agente de viajes dejó el ostracismo y se presentó espontáneamente en el MPA (Montevideo 1968) acompañado por sus abogados Paul Krupnik y José Nanni.

Llegó a las 13.45 con los profesionales a bordo de un auto que se estacionó por Montevideo. Mientras sus defensores entraron al edificio para realizar los trámites de rigor, el sospechado falso agente se quedó esperando en dentro del vehículo, en la parte trasera,

Una hora después, sobre las 14.40, Krupnik y Nanni volvieron a buscarlo. En ese momento, recién se pudo ver a Paladini. Estaba empapado en transpiración y parecía a punto del desmayo producto del sofocón que sufrió durante la espera bajo la chapa del rodado. Vestía bermudas camufladas color beige y remera negra. Flanqueado por los abogados, cruzó la calle y entró al edificio sin hacer declaraciones

El fiscal regional Patricio Serjal ya había hecho lugar al pedido de apartamiento de Mac Cormack para garantizar "la objetividad de la actuación" (ver aparte), y en su lugar designó como titular de la pesquisa al fiscal David Carizza, de la unidad de Flagrancia. El funcionario recibió al falso agente de viajes en una oficina y le comunicó cuáles eran las acusaciones por las que quedaba vinculado al proceso. El delito por el que está sospechado tiene estipulada una pena que va de seis meses a seis años de prisión.

Más tarde, desde el MPA se confirmaba formalmente la entrega y se fijaba para mañana el trámite de audiencia imputativa, en horario a definir. Según el organismo, recién en ese momento el fiscal Carizza podría estar en condiciones de brindar detalles de una pesquisa que recién comienza y podría sumar damnificados en los próximos días.

Uno de los damnificados que sacó a la luz el escándalo, creó un grupo de WhatsApp donde recibió decenas de adhesiones y realizó la denuncia ante los medios, vaticinó que se trata de una "estafa millonaria". Hugo Fuentes contó a LaCapital que había pagado un viaje para ocho personas a Punta Cana, pero no lo pudo realizar porque las reservas nunca se formalizaron.

Una de las consecuencias más angustiantes que habría provocado la maniobra de Paladini es la que atraviesa Mariela Campos, quien viajó junto a su hija a Panamá con la intención de embarcarse en un crucero por el Caribe. Pero cuando fue al puerto se enteró que no tenían ninguna reserva a su nombre.

Según fuentes del MPA, hasta el momento son casi 50 las presentaciones formalizadas en los distintos Centros Territoriales de Denuncias (CTD), aunque podrían sumarse más en los próximos días. A los rosarinos afectados, también se suman personas de Arequito, Villa Eloísa, Arroyo Seco, y de otras provincias como Santiago del Estero o Córdoba.

Aunque las fuentes judiciales consultadas no se animan a arrojar un monto económico de la estafa hasta tanto se realice una cuantificación más o menos cercana de cada denuncia, según cotejaron los propios denunciantes el desfalco podría ascender a 30 millones de pesos.

Paladini cimentó su trunca y corta trayectoria con una activa presencia en las redes sociales, donde se exponía en eventos manteniendo relaciones públicas con una pseudo farándula local.

Así se fue ganando la confianza de los potenciales clientes y construyó su negocio con recomendaciones "boca a boca" de personas las que vendía estadías, viajes y excursiones al exterior.

Uno de las evidencias importantes con las que cuenta la fiscalía para demostrar la maniobra es la que aportó una ex empleadora de Paladini en la mayorista de turismo Trilogía. La mujer declaró que fue empleado allí durante cuatro años hasta que la relación laboral fue cortada por la propietaria de la empresa porque "se quedó con dinero", lo cual originó una denuncia penal en su contra que está en trámite.

Con esa experiencia y conocimientos, Paladini inició su negocio particular en la venta de viajes, y porque había resguardado algunas plataformas de datos de Trilogía. Entonces, para concretar las estafas habría utilizado logos e imágenes de la empresa estadounidense Ticket Center.

Según algunos datos, generaba documentos apócrifos a través de la "manipulación digital", aprovechando sus conocimientos en diseño. De este modo, confeccionaba vouchers falsos y reservaba vuelos que no se concretaban, pero que mostraba como tickets válidos.

A los inadvertidos clientes les pedía adelantos en efectivo o que le hicieran transferencias bancarias, y como comprobante emitía recibos informales sin ningún valor legal. "Una persona le entregó 50 mil pesos de adelanto y por la confianza que le tenía no le pidió ni un comprobante", confiaron a fuentes cercanas a la pesquisa.

Además se constató que Paladini no está inscripto como agente de viajes Una de las primeras medidas se adoptaron fue la inmovilización de sus bienes, en el caso de que cuente con ellos, enviando oficios al Banco Central, además de los registros de la propiedad del automotor y de inmuebles.

Anteayer Paladini sintió en carne propia que la Justicia y los propios damnificados con sus denuncias en los medios le estaban respirando en la nuca. Es que en procura de acelerar la investigación y dar con su paradero se realizaron marchas en Tribunales y tres allanamientos en domicilios que frecuentaba.

Así agentes de la policía concurrieron a su casa materna en Coronel Bogado, que figura en su documento nacional de identidad (DNI), además del domicilio de su hermana (Paraguay al 400), donde está registrada su línea de teléfono celular y la oficina donde citaba a los clientes (Paraguay al 2200). A Paladini no se lo pudo ubicar hasta que se presentó ayer en Fiscalía, pero se encontró documentación y flyers ligados a las promociones turísticas que ofrecía, además de pendrives y teléfonos celulares, elementos que están pendientes de pericias que podrían arrojar más información.

montevideo al 1900. El letrado José Nanni le indica a Paladini que ingrese a la sede del MPA.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});