La ciudad

El centro rosarino ya está plagado de rebajas de verano

A un mes del cambio de temporada, algunos negocios exhiben descuentos de hasta el 60 por ciento. Textil y calzado lideran la lista

Jueves 18 de Enero de 2018

La locura navideña pasó y quedaron miles de productos que, por estos días, los comerciantes rosarinos se encargan de liquidar para mover un poco el amperímetro de clientes y, de paso, comenzar a dejar de lado el verano.

En una recorrida por el centro, La Capital notó que no sólo la peatonal Córdoba muestra carteles con rebajas que van desde el 20 por ciento hasta el 60 por ciento en distintas prendas y accesorios, sino que en calles aledañas se ven, aunque con menor frecuencia, comercios que también evidencian variadas ofertas en sus productos.

Además, no todos los comercios optaron por subirse a la ola de liquidaciones. Por lo que se observó, los locales en pequeñas galerías del microcentro prefieren aguardar unos días más para lanzar las ofertas de fin de temporada.

Con mayor concentración entre las calles San Martín y Corrientes, los rubros fuertes de la peatonal que pretenden mover el mercado son los de textil y de calzado.

Por su parte, la calle le gana a los shoppings y galerías respecto a la cantidad de locales que decidieron comenzar las liquidaciones de las distintas prendas de la temporada primavera-verano.

"Nosotros arrancamos mañana (por hoy) y con algunas cosas para empezar a sacar las prendas de verano", dijo Cristian, encargado de un local en el Shopping del Siglo.

En contrapartida con este lugar, otros comercios del shopping ya comenzaron a mostrar distintas ofertas y beneficiosas variantes en las compras (dos por uno, por ejemplo).

Los demás lo irán haciendo con el correr de los próximos días ya que varias marcas presentan sus temporadas de otoño-invierno el mes que viene.

A pesar de que para la mayoría las liquidaciones pueden verse como anticipadas, gran parte de los vendedores consultados por este diario indicaron que todos los años arrancan en el mismo período: los primeros días de enero, luego de Reyes, se comienza a rebajar para vender lo que quedó tras las fiestas de fin de año.

Así lo manifestó Rubén, encargado de una clásica sastrería frente a la plaza San Martín: "Las rebajas duran hasta finales de marzo. Luego, entra la temporada de invierno".

En consonancia con Cristian, este vendedor afirmó que las rebajas en estas épocas son para "mover enero" porque en la ciudad queda muy poca gente.

"En febrero, con Tribunales y las facultades, hay un poco más de movimiento", comentó.

En otro orden, en el local de una reconocida franquicia nacional se indicó que el inicio de período de rebajas y el porcentaje de las mismas (que ronda el 50 por ciento) se rige en base a lo que determina la casa central de la empresa.

Shopping y centro

Una buena cantidad de locales está vacío en el centro. Y desde Corrientes hacia bulevar Oroño, el detalle se acentúa.

Al entrar en uno de ellos, dos vendedoras atienden amablemente a este medio y no pueden comparar la fecha de comienzo de las rebajas de este año con la del año anterior porque el local en el que trabajan pasó, hace algunos meses, del Alto Rosario a un inmueble a escasos metros de la esquina de Córdoba e Italia.

"En los grandes shoppings es todo distinto. Hasta febrero no arrancan las liquidaciones", comentó una de ellas.

A su vez, remarcó: "La liquidación es progresiva. Ahora arrancamos con algunas prendas con 30 por ciento de descuento".

El método de rebajas y descuentos es casi siempre el mismo: se comienza con determinadas prendas a un porcentaje clásico (entre el 20 por ciento y el 30 por ciento) para luego, al acercarse los meses en los que se cambia la temporada (febrero/marzo), sumar más prendas y aumentar los porcentajes de las ofertas.

También, las vendedoras afirmaron que el shopping, por lógica, tiene ciertas comodidades que no se presentan en el centro. El sólo hecho de que haga mucho calor o que llueva son motivos suficientes para que las personas que deseen hacer compras se decanten por los grandes espacios cerrados.

A su vez, contaron que, al estar en una zona de colegios, en marzo la actividad repunta y se reactiva el movimiento en el local.

Refacciones

Algunos comerciantes se suman a la movida de descuentos para vender lo máximo posible antes de refaccionar los locales en esta época de baja clientela. Tal es el caso de una clásica zapatería sobre la peatonal Córdoba que exhibe la consigna: "Cerramos por reforma, pero antes liquidamos todo" en una de sus vidrieras.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario