La ciudad

Brasileños pagan hasta 40 mil pesos por venir a estudiar Medicina a la UNR

Distintas firmas les cobran entre 2.500 y 3.500 reales por la gestión de trámites, que en la ciudad se hacen por muy poco dinero para acceder al cursado gratuito.

Domingo 30 de Junio de 2019

La aparición de un spot que publicita a Rosario como destino de estudio para jóvenes brasileños despertó la polémica. El video que circuló por WhatsApp y redes sociales muestra a la ciudad con una narración en portugués que destaca las comodidades, los lugares para divertirse y la oferta educativa superior, en especial la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). La compañía que realizó el spot no es la única. Hay otras, e incluso una de las más grandes tiene sus oficinas a menos de 200 metros del sector conocido como Area Salud de la UNR. En los grupos de Facebook que aglutinan estudiantes del país vecino, como "Fala Rosário! Ediço Universitária", la oferta de intermediadores se multiplica.

Las empresas cobran por hacer la gestoría, orientación y asesoramiento. Según relataron estudiantes brasileños a La Capital, algunas son serias y otras cobran por adelantado y luego, al llegar a la ciudad, los dejan desamparados. Las firmas ofrecen facilitar trámites simples de radicación e inscripción en las facultades, en especial Medicina, y algunas también les consiguen alojamiento, por lo general amueblado y sin garantía, solucionando dos problemas que tienen los alumnos extranjeros cuando vienen a residir en el país. El capital del que se nutren es el miedo, la inseguridad y el desconocimiento de los recién llegados. Incluso, suele suceder que el cliente y el que brinda el servicio sean compatriotas, lo que redobla la confianza del novato.

Por adelantado

El relevamiento que este diario pudo realizar en comunicación con dos empresas arrojó que la prestación cotiza entre 2.500 y 3.500 reales, es decir entre 25 mil y 40 mil pesos, y el pago se hace muchas veces por adelantado. Además, venden packs que incluyen instrumental como tensiómetro, estetoscopio y hasta el ambo de médico; o extras como fiestas en La Florida con otros chicos brasileños, remeras con inscripciones que hacen alusión a la carrera, clases de gimnasio, cupones de descuento en la fotocopiadora y hasta sesiones de psicología. "Te hacen todo lo que sale rápido, los que demoran no los incluyen porque ellos quieren desvincularse rápido de la persona", dice Marcelo (29), un estudiante avanzado que antes de venir al país contrató un servicio de asesoría.

>> Leer más: Promocionan a Rosario en Brasil como plaza para estudiar medicina

Estafas

También hay lugar para las estafas: "A veces cuando una persona se quiere volver a Brasil porque no tuvo suerte, se ofrece en las redes como asesora para recién llegados. Una vez que el que quiere venir a Rosario le mandó desde allá el dinero y la documentación, se esfuma y nunca más la encontrás", relató Gabriel (32), que en su momento fue víctima del engaño y perdió 8 mil pesos y todos sus papeles.

Según cuentan los trabajadores de las oficinas públicas, los gestores e intermediarios que quieren comenzar a ofrecer el servicio o complejizar lo que ofrecen, suelen merodear los sitios donde se realizan los trámites y se brinda asesoría en busca de información, por ejemplo Migraciones o la Secretaría de Relaciones Internacionales de la UNR. "Hace años apareció un evangélico que decía que tenía una organización de apoyo a estudiantes brasileños en Argentina. Quería información de qué trámites pedía la Universidad y cuánto salían. Parecía un pastor como los de la televisión", contó un ex empleado que cree reconocerlo hoy en las fotos de una de las empresas más grandes.
"Hace años apareció un evangélico que decía que tenía una organización de apoyo a estudiantes brasileños"

Sin embargo, la política del Estado es no fomentar las gestorías e intermediaciones antes mencionadas. Por ello, la delegación de Migraciones en Rosario formó a integrantes del Club Brasileño de Rosario (Laprida 1336), una organización sin fines de lucro, para que orienten a los jóvenes. También trascendió que hay un proyecto para abrir un centro de migrantes en Rosario que se encargue de guiar a los extranjeros. "Desconocemos si lo que hacen estas empresas es legal, o si por ejemplo tienen personería jurídica, pero ya que la educación argentina es gratuita, nos parece mal que alguien lucre con eso", aseguró Elsa Rosito, presidenta de la entidad. Por ello, ofreció la ayuda que pueda dar la institución para combatir el fenómeno: "Estamos capacitados para asesorar de forma totalmente gratuita a todo brasileño que llegue a la ciudad", contó.

Embed

Rosito dijo que teme "que estas firmas les prometan algo que después en la realidad no se da", ya que según su experiencia "los chicos vienen con una carga emocional muy fuerte por el desarraigo, y sufren, porque acá es todo muy fuerte".

La mujer se mostró además preocupada por "la división que genera en la sociedad el tema de los estudiantes extranjeros, ya que somos un país hecho por inmigrantes. Mucha de esta gente se queda en el país a vivir y forman familias. Tengo miedo de que se los estigmatice", lamentó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario