"Aunque ellas estén afuera, las cárceles están sostenidas por mujeres"

Vanina Ferreccio es investigadora del Conicet y describe cómo las prisiones reproducen las desigualdades de género
31 de mayo 2022 · 02:50hs

Las largas colas de mujeres que por las mañanas se estiran en las puertas de las cárceles de la provincia se transformaron en un objeto de estudio para la investigadora del Conicet Vanina Ferreccio, quien lleva años haciéndose preguntas sobre los efectos que el encarcelamiento proyecta sobre las familias de las personas detenidas y, en particular, sobre las mujeres de estas familias. Según advierte, el encierro reproduce las desigualdades de género y son mayoritariamente mujeres las que cargan con las tareas de cuidados: ellas visitan, proveen alimentos, abrigo, colchones, muebles, pero también llevan adelante todo tipo de trámites judiciales tendientes a facilitar o acelerar la liberación de sus familiares. “Aunque ellas estén afuera, la cárcel de varones está sostenida por mujeres”, dice. Y advierte que, a contrapelo del avance del debate público sobre lo que sucede en el ámbito doméstico, este enorme y penoso trabajo aún resulta invisible.

Esta entrevista forma parte del informe especial "Las visitantes: historias de mujeres que cuidan a los presos", financiada por el Fondo de becas para investigar y contar la desigualdad en la distribución de trabajos del cuidado y sus implicaciones socioeconómicas en América Latina y el Caribe, que cuenta con el apoyo de la Fundación Gabo y Oxfam.

Recibí gratis el newsletter de La Capital

La investigadora Verónica Gago disertó en la última edición de Juntas hacemos Economía.

Feminista y popular, la economía que no se quiere ver

Para toda la población. El senador Armando Traferri ingresó la iniciativa para modificar los primeros tres artículos.

Impulsan cambios para que la ley de talles incluya a todos

Ferreccio es santafesina, doctora en Ciencias Sociales, docente de la Universidad Nacional del Litoral e investigadora del Instituto de Humanidades y Ciencias Sociales del Litoral (UNL/Conicet). Lleva más de diez años reflexionando sobre la problemática de las prisiones desde lo que académicamente se denominan como “efectos extendidos del encarcelamiento” y es una de las pocas investigadoras del país que se preguntó por la experiencia carcelaria de los familiares de personas detenidas. Un tema de estudio con el cual se topó en 2005 mientras coordinaba un aula universitaria en la cárcel de Coronda, dentro del Programa de Educación Universitaria en Prisiones de la Universidad Nacional del Litoral

En esos días, cada vez que tenía que esperar para entrar y salir de la cárcel o hacer un trámite en alguna de sus oficinas, advirtió que en esa espera nunca estaba sola: siempre la acompañaba alguna mujer, “que era familiar de algún detenido y que estaba ahí porque quería saber sobre su salud, tramitando una salida laboral o transitoria, un permiso para asistir al nacimiento de un hijo o por cualquier contingencia de una vida que sigue sucediendo, aún cuando esa vida resulte secuestrada por la institución penal”, recuerda.

las visitantes conicet piñero02.jpg
Las hermanas Hilda y Reina visitan a familiares presos en un pabellón de Piñero.

Las hermanas Hilda y Reina visitan a familiares presos en un pabellón de Piñero.

¿Quiénes hacían esas gestiones siempre eran mujeres?

Cuando empecé a estudiar a los familiares de detenidos en ningún momento pensé hacer un recorte en relación a las mujeres, eso me lo impuso el trabajo de campo. A medida que avanzaba en la investigación, advertía que se trataba de un universo absolutamente femenino, en el mejor de los casos los varones llevan a las mujeres hasta la entrada de la cárcel, pero la que se ocupa de todo lo que implica la visita, sobre todo la que asume pasar por la requisa, es la mujer.

¿Por qué la asistencia a personas detenidas queda en manos de las mujeres?

La explicación que dan las propias mujeres es que, cuando los hombres de la familia intentaron visitar a sus familiares, no pudieron tolerar la vejación o la exposición corporal que la requisa representa. Por su parte, los testimonios de los varones hablan de la tranquilidad que les da saber que alguna mujer de la familia se encargará de sostener el vínculo con la persona detenida. Porque, como afirman tanto los familiares varones como los detenidos, ellas “aguantan cualquier cosa” con tal de ver al detenido. Como sucede con otras tareas de cuidado, se trata de roles de género que reproduce la prisión: la mayoría de las mujeres que visitan a las personas encarceladas son parejas de esas personas encerradas. Son ellas las que han sido designadas por el resto de la familia para esa tarea.

Estos encuentros inesperados en los pasillos de la cárcel de Coronda fueron la semilla de una investigación que se convirtió en el libro “La Larga sombra de la prisión. Una etnografía de los efectos extendidos del encarcelamiento” (Prometeo, 2017). A medida que entrevistaba a familiares, personas detenidas y diferentes actores del sistema carcelario, Ferreccio advertía el papel protagónico que asumen las mujeres en las tareas de asistencia y que estas experiencias no son breves ni esporádicas sino que forman parte de sus trayectorias de vida. Por eso, señala, “es muy importante que los estudios de género empiecen a abordar estos cuidados porque es un tema que no puede quedar únicamente dentro de los estudios carcelarios”.

Según señala, la cárcel está cada vez más presente en los procesos de socialización de los sectores más pobres de la población. “Debido a la selectividad del sistema penal, en ciertos barrios de Santa Fe, la prisión ya no es un elemento extraño sino que se ha transformado en un agente de socialización de grupos cada vez más amplios. Un relevamiento de los legajos de las personas detenidas, como el que hice para mi investigación, puso de manifiesto que la tasa de encarcelamiento se concentra en los barrios más empobrecidos de la ciudad. Y a su vez, la asistencia de las personas encarceladas forma parte de las tareas de cuidados que recaen sobre las mujeres de sectores populares”.

¿Qué consecuencias tiene esto para la vida de estas mujeres?

Varias. Hay que considerar que se trata de un cuidado prolongado, que se realiza a lo largo de la vida de las mujeres y no se agota en la asistencia al detenido, sino que, en caso de tener hijos, es también la única encargada del sostenimiento de ellos. A su vez, se trata de un tipo de cuidado que no tiene una única “sede” sino que se da en muchos espacios: al interior de la prisión, el sostenimiento afectivo del detenido pero también la posibilidad de disponer de bienes que de alguna manera dignifican la vida en prisión, también depende de lo que ella pueda aportar. A esto se suma un aspecto casi desconocido, que insume una cantidad de tiempo que la mujer, necesariamente debe restar a su propio trabajo o al cuidado de sus hijos y que puede sintetizarse en “empujar la maquinaria de la justicia”. Estas mujeres se entrevistan con defensores, fiscales, trabajadores sociales; tramitan ayudas, buscan asesoramiento, realizan todo tipo de trámites tendientes a modificar las condiciones de detención o acelerar la liberación e incluso, en algunas ocasiones, han organizado protestas tendientes a obtener una resolución más rápida de los expedientes de sus familiares encarcelados. Hace tiempo que, quienes trabajamos en este campo, afirmamos que aunque las mujeres están libres, son titulares de una experiencia carcelaria, que no es lo que sucede adentro de las prisiones, sino a su sombra. Esto es lo que yo entiendo por experiencia carcelaria extendida.

las visitantes conicet piñero 03.jpg
La mayoría de las visitantes a las cárceles proviene de los barrios más empobrecidos.

La mayoría de las visitantes a las cárceles proviene de los barrios más empobrecidos.

Todas las mañanas, las puertas de las cárceles se llenan de mujeres. Sin embargo, parecen muy poco vistas…

Las familiares repiten una y otra vez “que nadie las ve” y con esto se refieren tanto al poder político como a la administración penitenciaria. A su vez, en las investigaciones académicas vinculadas a la prisión, la visión carcelo-centrada dominante, relegó estas experiencias de los familiares de detenidos, a un lugar periférico o marginal dentro de las investigaciones. En materia de género, a su vez, el acento se puso en las condiciones de detención en las prisiones de mujeres. De esta forma, las familiares de detenidos y su experiencia de la prisión, resultan casi desconocidas tanto para los estudios carcelarios como para los estudios de género. Por esto, creo que es necesario ampliar la mirada, descarceralizar investigaciones que sólo aplican la perspectiva de género cuando la mujer está en prisión y observar la medida en que el encierro de otros incide en las trayectorias de vida de estas mujeres.

¿Qué actitud tiene el Estado sobre estas mujeres?

Es completamente esquizofrénica. Por un lado, la normativa reconoce la importancia del vínculo familiar durante el tránsito de la condena e incluso lo presenta como un dato a considerar en los informes de pre-libertad. Sin embargo, ese mismo Estado, a través de las administraciones penitenciarias, somete a los familiares en general y a las mujeres en particular, a una situación de violencia sistemática, de tipo institucional, que se concentra en el momento de la requisa previa al ingreso de los familiares. Esto produce un espiral de sometimiento y silencio en las mujeres, así como de distanciamiento en el grupo de hijos que, llegados a su adolescencia, no soportan la exposición corporal que la requisa supone e interrumpen, así, las visitas a sus padres y madres detenidos. A su vez, durante la pandemia, mientras para todos los ciudadanos regía el ASPO, nuevamente las mujeres familiares de detenidos resultaron sobre-expuestas mediante la autorización, dispensada por el estado santafesino, para circular y acercar los “bagallos” a sus familiares detenidos. El estado provincial, así, no sólo reconoció la medida en que el funcionamiento de la cárcel depende del aporte material de las familias, considerando a las mujeres como “trabajadores esenciales” (únicos autorizados a circular), sino que nuevamente, puso en cabeza de éstas tareas de cuidado cuya ejecución, en plena pandemia, ponía en peligro su salud.

¿Qué políticas públicas serían necesarias para hacerles la vida más fácil a estas mujeres?

En primer lugar, es necesario decir que cualquier política en este sentido, aunque pueda “aliviar” la situación de estas mujeres, no altera el hecho de que, como decimos hace tiempo, la cárcel lejos de contribuir a la solución, forma parte del problema de (in)seguridad. En relación a las mujeres en tanto asistentes y cuidadoras de personas detenidas, la eliminación de la requisa es algo que debería considerarse con seriedad. En muchas otras administraciones penitenciarias es una práctica desconocida, ya que las requisas corporales se hacen solamente a las personas detenidas y el Estado argentino ya ha sido condenado por vejaciones cometidas en requisas a visitantes de prisiones. En segundo lugar, existe cierta tendencia de los administradores de prisión a considerar que tienen facultades extendidas de sanción y, en este sentido, han suspendido el derecho de visita, por diversos motivos, a distintas mujeres sin alguna instancia previa de diálogo y, lo que es más preocupante, sin intervención judicial de ningún tipo. De este modo, estas mujeres que, como comentaba, provienen de los barrios más empobrecidos de la ciudad y tienen trabajos precarios, se enfrentan diariamente a la violencia del sistema carcelario, en absoluta inferioridad de condiciones y sin posibilidad alguna de defensa o apelación. En tercer lugar, los estados provinciales no pueden seguir desconociendo que la falta de inversión en la infraestructura de las prisiones, se traduce en el elevado costo que los detenidos representan para sus familias ya que son éstas las que deben asumir cierta “mínima dignificación” de las condiciones de vida de sus familiares detenidos.

Ver comentarios

Las más de leídas

Un conflicto familiar, el eje en la investigación del asesinato de un gendarme

Un conflicto familiar, el eje en la investigación del asesinato de un gendarme

Aguiló Sándwiches: a 35 años de la mayor intoxicación de Rosario

Aguiló Sándwiches: a 35 años de la mayor intoxicación de Rosario

El enigma de los símbolos escondidos en el Monumento a la Bandera

El enigma de los símbolos escondidos en el Monumento a la Bandera

No hay tanta soja, se va a escapar el dólar

No hay tanta soja, se va a escapar el dólar

Lo último

Tinta Negra: Semana Fontanarrosa en el ECU

"Tinta Negra: Semana Fontanarrosa" en el ECU

Pedirán prisión perpetua para imputado de matar a una mujer en Santa Fe

Pedirán prisión perpetua para imputado de matar a una mujer en Santa Fe

El Bar Pelayo, fundado en 1890 en Melincué, es el más antiguo del sur santafesino

El Bar Pelayo, fundado en 1890 en Melincué, es el más antiguo del sur santafesino

Covid: la provincia comienza a vacunar este lunes a niños de 6 meses a 3 años

Se utilizarán vacunas del laboratorio Moderna. Se les colocarán dos dosis separadas por un lapso de tiempo de entre 21 y 28 días.

Covid: la provincia comienza a vacunar este lunes a niños de 6 meses a 3 años
Un rosarino busca romper con 31 años de ausencia argentina en La Haya
Información General

Un rosarino busca romper con 31 años de ausencia argentina en La Haya

Economía

Analistas económicos vislumbran que el BCRA evitará el salto del dólar

Murió un hombre que estaba internado tras ser atacado a tiros en Ludueña
Policiales

Murió un hombre que estaba internado tras ser atacado a tiros en Ludueña

Massa confirmó que renunciará a su banca en Diputados
Politica

Massa confirmó que renunciará a su banca en Diputados

La provincia cerrará todos los megavacunatorios contra el coronavirus
La Ciudad

La provincia cerrará todos los megavacunatorios contra el coronavirus

Las más leídas
Un conflicto familiar, el eje en la investigación del asesinato de un gendarme

Un conflicto familiar, el eje en la investigación del asesinato de un gendarme

Aguiló Sándwiches: a 35 años de la mayor intoxicación de Rosario

Aguiló Sándwiches: a 35 años de la mayor intoxicación de Rosario

El enigma de los símbolos escondidos en el Monumento a la Bandera

El enigma de los símbolos escondidos en el Monumento a la Bandera

No hay tanta soja, se va a escapar el dólar

No hay tanta soja, se va a escapar el dólar

La provincia cerrará todos los megavacunatorios contra el coronavirus

La provincia cerrará todos los megavacunatorios contra el coronavirus

Ovación
Video: brutal agresión de un jugador a una árbitra en un partido de fútbol regional
Ovación

Video: brutal agresión de un jugador a una árbitra en un partido de fútbol regional

Video: brutal agresión de un jugador a una árbitra en un partido de fútbol regional

Video: brutal agresión de un jugador a una árbitra en un partido de fútbol regional

Termas de Río Hondo se fue por la banquina

Termas de Río Hondo se fue por la banquina

Turismo Nacional: todo quedó en Villa Gobernador Gálvez

Turismo Nacional: todo quedó en Villa Gobernador Gálvez

Policiales
Murió un hombre que estaba internado tras ser atacado a tiros en Ludueña
Policiales

Murió un hombre que estaba internado tras ser atacado a tiros en Ludueña

Un conflicto familiar, el eje en la investigación del asesinato de un gendarme

Un conflicto familiar, el eje en la investigación del asesinato de un gendarme

Asesinaron a balazos a una mujer en una zona conflictiva del barrio Empalme Graneros

Asesinaron a balazos a una mujer en una zona conflictiva del barrio Empalme Graneros

Recapturaron tras intensa persecución a un evadido con condena efectiva a siete años

Recapturaron tras intensa persecución a un evadido con condena efectiva a siete años

La Ciudad
Covid: la provincia comienza a vacunar este lunes a niños de 6 meses a 3 años
La Ciudad

Covid: la provincia comienza a vacunar este lunes a niños de 6 meses a 3 años

La provincia cerrará todos los megavacunatorios contra el coronavirus

La provincia cerrará todos los megavacunatorios contra el coronavirus

El tiempo en Rosario: una mañana fresca para abrir una jornada de domingo agradable

El tiempo en Rosario: una mañana fresca para abrir una jornada de domingo agradable

Salud municipal eleva el alerta ante posibles nuevos casos de viruela del mono

Salud municipal eleva el alerta ante posibles nuevos casos de viruela del mono

Arranca en Rosario el megajuicio a 17 acusados de delitos de lesa humanidad
Política

Arranca en Rosario el megajuicio a 17 acusados de delitos de lesa humanidad

El nuevo Código de Convivencia debuta con multas de hasta $8 millones

Por Guillermo Zysman

Exclusivo suscriptores

El nuevo Código de Convivencia debuta con multas de hasta $8 millones

La mala racha de Newells Old Boys ya se hizo una crisis de juego

Por Lucas Vitantonio

Ovación

La mala racha de Newell's Old Boys ya se hizo una crisis de juego

Massa: la gloria o Devoto

Por Mariano D'Arrigo

Exclusivo suscriptores

Massa: la gloria o Devoto

El impulso provincial hizo expandir la producción de biocombustible
LA REGIÓN

El impulso provincial hizo expandir la producción de biocombustible

Balbo: No nos vamos a ir a defender
Exclusivo Suscriptores

Balbo: "No nos vamos a ir a defender"

Las industrias de la provincia se quieren subir al tren

Por Patricia Martino

Exclusivo Suscriptores

Las industrias de la provincia se quieren subir al tren

Luis Suárez llegó en el avión de Messi a Montevideo para sumarse al Nacional
Ovación

Luis Suárez llegó en el avión de Messi a Montevideo para sumarse al Nacional

Fernández relanza su gobierno con un FdT que quiere demostrar unidad
Política

Fernández relanza su gobierno con un FdT que quiere demostrar unidad

La producción santafesina se exhibirá en las ferias más grandes de Latinoamérica
LA REGIÓN

La producción santafesina se exhibirá en las ferias más grandes de Latinoamérica

No hay tanta soja, se va a escapar el dólar

Por Salvador Di Stéfano

Exclusivo Suscriptores

No hay tanta soja, se va a escapar el dólar

Salud municipal eleva el alerta ante posibles nuevos casos de viruela del mono
La Ciudad

Salud municipal eleva el alerta ante posibles nuevos casos de viruela del mono

Venado Tuerto: fue hasta la casa de su ex pareja, violó la perimetral que tenía impuesta y le llevó la moto
La Región

Venado Tuerto: fue hasta la casa de su ex pareja, violó la perimetral que tenía impuesta y le llevó la moto

Asesinaron a balazos a una mujer en una zona conflictiva del barrio Empalme Graneros
Policiales

Asesinaron a balazos a una mujer en una zona conflictiva del barrio Empalme Graneros

Cómo logró Rosario ser pionera en cuidados paliativos

Por Florencia O’Keeffe

La Ciudad

Cómo logró Rosario ser pionera en cuidados paliativos

Otro robo a la escultura de Fontanarrosa, que se quedó sin sus personajes

Por Claudio González

La Ciudad

Otro robo a la escultura de Fontanarrosa, que se quedó sin sus personajes

Media sanción para un plan de acceso gratuito a medicamentos
La Ciudad

Media sanción para un plan de acceso gratuito a medicamentos