La ciudad

Aguas supervisará la ordenanza sobre el lavado de veredas

La normativa rige desde 2010, a partir del proyecto de la entonces concejala Liliana Foresi.

Domingo 28 de Enero de 2018

Aguas Santafesinas lanzará mañana acciones destinadas a recordar la vigencia en la ciudad de la ordenanza 8.687, que establece que el lavado de veredas sólo puede efectuarse con baldes o con mangueras provistas de sistema de corte, interruptores o pulsadores, apuntando a reducir el derroche de agua potable que puede implicar esa acción.

En 2010, a partir de un proyecto de la entonces edila Liliana Foresi, el Concejo Municipal aprobó esa ordenanza, derogándose así el decreto 2.964/77, a los fines de adecuar dicha regulación a las premisas de "preservación" y "racionalización" de los recursos naturales, entre los cuales el agua forma parte.

El texto establece en su primer artículo que, en Rosario, "todo propietario, comerciante y/o frentista podrá proceder al lavado de veredas y aceras debiendo emplear para ello baldes o en su defecto mangueras provistas de sistema de corte, interruptores o pulsadores, a los fines de racionalizar el uso del agua".

Además, a continuación de este artículo se desprende la posibilidad de sancionar a aquellas personas que incumplan con lo estipulado en él.

"El no cumplimiento de lo establecido en el artículo 1º será pasible de las sanciones contenidas en el Código Municipal de Faltas", advierte la norma.

En ese sentido, se estima que una manguera abierta initerrumpidamente durante una hora insume 500 litros de agua potable. Es consumo equivale a lo que, en promedio, utilizan dos personas por día. Mientras que utilizando diez baldes de agua (que resultan más que suficientes para lavar una vereda promedio), se necesitan sólo 50 litros.

Por ello, con el objetivo de tener presente la normativa, mañana un equipo de divulgadores de Aguas Santafesinas recorrerá las calles de la ciudad, comenzando por el microcentro, para entregar folletos donde se recuerdan los alcances de la ordenanza.

El periplo se realizará a primera hora de la mañana, justamente cuando es más visible la tarea cotidiana de lavado de veredas.

La acción se inscribe en el programa Aguas/Educa que lleva adelante la empresa sanitaria, destinado a generar conciencia sobre el valor social de un elemento esencial para la vida y que es un derecho universal para todos, como es el agua.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario