La ciudad

Advierten que no hay fondos para pagar las raciones de los comedores escolares

Ni la provincia ni la Nación depositaron el dinero con el que las directoras deben pagarles los insumos de diciembre a los proveedores

Lunes 06 de Enero de 2020

Directoras que tienen a su cargo los comedores escolares en Rosario advirtieron que tanto el gobierno provincial como el nacional no depositaron aún los fondos para pagarles a los proveedores, por lo que al 6 de enero les están adeudando el pago de las raciones de diciembre. Se trata de una situación que, aseguran, no se daba desde hacía una década.

"La verdad es que estamos muy preocupadas, porque si bien los proveedores nos siguen trayendo la comida, nosotros no tenemos con qué pagarles y en una economía inflacionaria tampoco estamos exentos de que esos insumos sufran incrementos", le explicó ayer una directora a La Capital.

En pleno domingo, la docente ingresaba una y otra vez al sistema para chequear el depósito de los fondos, una llegada de dinero que siguió sin plasmarse y que la llenó de incertidumbre.

No era la única preocupada. En el ámbito de la Región VI de Educación hay más de un centenar de escuelas en las que los chicos siguen yendo en verano a las aulas, pero a almorzar. Y para muchos, se trata de la única comida que ingieren en el día.

De acuerdo a los registros que llevan docentes y asistentes escolares, unos 22 mil chicos están asistiendo este verano a los comedores. Espacios que reciben a diario los insumos pero que ahora están en una encrucijada porque el estado no deposita los fondos para abonarlos.

"Nosotros el día 10 tenemos que rendir los gastos, pero estamos a 5 y aún no pudimos pagar lo que compramos en diciembre. La provincia no nos depositó un sólo peso y tampoco llegó nada del Plan Nutricional Nacional, que es un refuerzo de dinero que sólo puede destinarse a la compra de leche, carne, frutas y verduras", detalló otra directora.

Ambas docentes explicaron que "habitualmente el depósito se hace el 25, de manera que en los comedores se puede hacer frente a los gastos que hay que abonarles a los proveedores".

Una mecánica que se fue puliendo con los años, pero que en este 2020 parece haber retrocedido varios casilleros.

Prioridades

"La verdad que en una coyuntura en la que estamos discutiendo las emergencias económicas y alimentaria, debería haber prioridades. Y que llegue el dinero en tiempo y forma a los comedores escolares para que los chicos puedan comer, sin dudas debe ser una de ellas", indicó una docente que administra un comedor en el que a diario almuerza medio centenar de chicos de entre 4 y 6 años.

En zona oeste, otra docente que les da de comer en ese sector de la ciudad a 500 chicos de entre 6 y 13 años, sumó otra preocupación.

"Lo que pasa es que nadie le da importancia a la comida. Lo que vemos es que ya en el entrono familiar de muchos de estos chicos les da lo mismo que coman un pedazo de pan duro a que coman carne. Entonces tenemos a muchos niños con déficit nutricionales. Pero que podemos esperar si ni siquiera al gobierno parece interesarle lo alimentario",se lamentó.

Según las cifras relevadas en diciembre por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), el 52,6 por ciento de los menores de 14 años vivían en hogares que no llegan a ganar el mínimo para cubrir el costo de la canasta básica de alimentos; es decir estaban bajo la linea de pobreza en el primer semestre de este año, cuando se realizó la medición.

De acuerdo al Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), el 59,5 por ciento de los niños y adolescentes viven en hogares con ingresos por debajo de la línea de pobreza, de acuerdo al último informe que corresponde al tercer trimestre de 2019.

Según datos de la cartera educativa, el costo de cada ración de comida es de $ 50,62 y por copa de leche se abona $ 17,36.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario