La Ciudad

A 78 años del día más caluroso en la historia de Rosario: 42,4 grados

En enero de 1943, las altas temperaturas mataron a un hombre, paralizaron la ciudad y la empujaron hacia los espejos de agua

Jueves 21 de Enero de 2021

En enero de 1943 el calor venía mal barajado. “La canícula que viene soportando una vasta región del país adquiere proporciones que se desconocían hace años”, advirtió el Diario La Capital refiriéndose al período más caluroso del año. No alcanzaban ventiladores, heladeras ni canillas. Todo servía para refrescarse.

Ya el miércoles 20 de enero a las 15.15 el termómetro había llegado a 41.9 y la mañana del jueves 21 presagió lo que sucedería más tarde. A las 07.25 el termómetro marcó 26 grados, “el calor fue aumentando paulatinamente y anticipó desde las primeras horas de la mañana una jornada de características singulares”, narraba el Decano de la Prensa Argentina.

La tarde se puso rara. Se hizo evidente una depresión en “la presión barométrica, que llegó tan sólo a 750,57” con una humedad relativa del ambiente del 13%. Y a las 15.07 de ese jueves 21 de enero de 1943 el calor en Rosario se convirtió en historia cuando “los registros termométricos acusaron una temperatura de 42,4 grados".

Horas bochornosas

El cronista de La Capital no tuvo reparos en su descripción: “Sin peligro de incurrir en exageraciones, puede asegurarse que nuestra ciudad vivió horas bochornosas”. El fenómeno fue de tal magnitud que motivó “la virtual paralización de su actividad en todos los órdenes”.

El centro de Rosario, de costumbre “populoso”, ofreció “en las primeras horas de la tarde un espectáculo de desolación, con sus calles ardientes”. Y si bien los comercios abrieron sus puertas, como cualquier día hábil, la actividad “fue virtualmente nula”. Por el contrario, “los bares, confiterías y negocios de bebidas estuvieron en auge hasta las últimas horas de la noche”. Cuando el sol aminoró su impacto, también se observó “una progresiva animación pública” con destino a “los balnearios, paseos públicos y centros recreativos”.

calor1943retocada01b.jpg

Ese día se superó el récord marcado el 31 de diciembre de 1938 cuando el mercurio ascendió a 42,1 grados.

El bochorno no pudo apaciguarse ni con hielo. Un frigorífico de la ciudad, con dos fábricas de hielo en funcionamiento, alertó que había despachado todas sus reservas, las cuales ascendían a 30 mil barras de hielo. Por tal motivo, su producción de cuatro mil barras por día quedó fuera de la disposición de los clientes particulares y solo se atendieron casos de urgencia.

Ese día de tanto calor, desde las 8 de la mañana del miércoles hasta la misma hora del jueves, los rosarinos consumieron 110 millones de litros de agua, ahí nomás del récord alcanzado el 31 de diciembre de 1938 que fue de 112,230 millones de litros.

calor1943retocada02b.jpg

Un muerto

El calor de esos días fue fatal en Rosario. Hubo tres casos declarados de insolación y uno de ellos acabó con la vida de Dionisio Martínez, un español de 50 años, que había sido internado en la Asistencia Pública (donde hoy se ubica el Iapos en Rioja al 2000). Los otros enfermos fueron María de López, una argentina domiciliada en Zeballos y Chacabuco, y un agente de policía, Jorge Smarch, afincado en Güemes y Riccheri.

Para el viernes el clima había aflojado. A las 5.50 se había registrado una temperatura mínima de 23 grados y al mediodía se había elevado a los 32.6 grados. Por la tarde-noche algunos chaparrones aliviaron a los rosarinos y el sábado la lluvia apaciguó los ánimos.

Claro que la ciudad de 1943 era muy distinta a la actual y después del calor del verano a los habitantes del Pago de los Arroyos no les iban a faltar las noticias destacadas. El mismo 21 de enero se inscribía en el Registro Público de Comercio de Rosario la empresa Acindar Industria Argentina de Aceros, una de la más importantes del sector primario de la economía del país. Con el correr de los meses comenzaron las obras de construcción del Monumento a la Bandera y el estupor fue grande cuando apareció sobre el Teatro Ópera, inaugurado en Mendoza y Laprida en 1904, el cartel de demolición. En agosto la Asociación Cultural El Círculo lo salvaría de la picota. Ese mismo año “se peinan” las barrancas sobre la avenida Belgrano desde calle San Juan a avenida Pellegrini dándoles el aspecto que tienen en la actualidad. Además, abrió sus puertas el luego mítico bar El Cairo de Santa Fe y Sarmiento.

Más y más calor

Otro registro pavoroso fue el del 11 de enero de 1972 cuando el termómetro llegó a los 39,4 grados. El lunes 9 de enero de 2006 no hubo forma de paliar el calor cuando a las 17:00 la temperatura máxima fue de 40,1 grados. El 26 de diciembre de 2013 en Rosario la temperatura máxima llegó a 38,2 grados y a 39,2 el 23 de enero de 2014.

Las fotos que ilustran esta nota forman parte de la grilla de ganadores del concurso fotográfico-deportivo organizado por entonces por el Club Atlético Provincial y que fueran publicadas por el Diario La Capital el viernes 22 de enero de 1943.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS