ARA San Juan

Minisubmarino de Rusia descartó un rastro sonar que había dado esperanzas

El "contacto", a 477 metros de profundidad, había creado gran expectativa. Pero la exploración del equipo ruso desechó la posibilidad

Domingo 03 de Diciembre de 2017

La esperanza más reciente de encontrar al ARA "San Juan" se desvaneció ayer a la tarde: el indicio más firme, registrado el jueves por una sonda de alta definición del buque oceanográfico argentino "Víctor Angelescu" a 477 metros de profundidad no proviene de la nave perdida. Así lo determinó una revisión del sitio del minisubmarino de Rusia "Panther Plus". El vocero de la Armada, Enrique Balbi, explicó durante una conferencia de prensa vespertina que el minisubmarino registró en video una nave con una hélice que no se corresponde con la del ARA "San Juan", muy característica y de siete palas. La búsqueda ahora continuará recurriendo al minisumergible ruso para confirmar o descartar otros tres "contactos" de barrido de los sonares de los buques que están en la operación de búsqueda. La Armada destacó que se continuará desde ahora con esta modalidad, gracias al submarino de la marina rusa. El equipo es de fabricación sueca, de la firma Saab.

Un pesquero desconocido

La señal, según pudo determinar el minisubmarino ruso, corresponde a un buque pesquero de los muchos que están hundidos en el mar. Su hélice de cinco palas es muy diferente a la de siete palas del submarino perdido. En su conferencia de prensa, Balbi mostró la imagen de la captura de video del "Panther Plus" y una imagen de archivo de la hélice del San Juan para que no quedaran dudas de las diferencias. "El contacto fue inspeccionado entre las 9 y las 13 del día de la fecha, a 477 metros de profundidad, siendo de forma alargada, con 62 metros de longitud y 13 metros de altura. Luego del análisis de las imágenes, se confirmó que no se corresponde con el casco del submarino", explicó Balbi. "Se confirmó que el contacto en cuestión no es el submarino ARA ‘San Juan'. (El naufragio) se encontraba a 27 kilómetros al sudoeste de la última posición informada por el buque en su derrotero", señaló Balbi durante la segunda conferencia del día en el edificio Libertad, sede de la fuerza. Por esta distancia respecto a la posición informada, en la Armada tenían dudas sobre la posibilidad de que fuera el submarino, dijo Balbi. El vocero cuestionó "la apresurada difusión" de esa información "sin que antes fuera contrastada con los datos de otros sensores", lo que "despertó una expectativa entre los familiares que generó luego una lógica frustración". Sin citarlos, Balbi criticó a varios periodistas que en redes sociales y con el afán de dar la primicia en la noche del viernes se habían apresurado a dar el dato del punto detectado por el buque "Angelescu", dando a entender que había grandes chances de que fuera el "San Juan".

Balbi consignó además que la embarcación "Angelescu" retornaba a Puerto Madryn "tras rastrillar el 100 por ciento del área que tenía asignada", pero ante una pregunta de una periodista admitió que no descartaba que volviera al mar para continuar la búsqueda. Al respecto, destacó que con la incorporación del minisumergible ruso "Panther Plus", operando desde el aviso ARA "Islas Malvinas", continuará con esta modalidad de bajar a verificar con sus cámaras los "contactos" de sonar que sean considerados factibles por los expertos. Ayer estaba precisamente preparándose para estudiar otros tres "contactos" que podrían ser el submarino perdido.

El "Panther Plus" se sumergió hasta acercarse al objeto detectado por el "Angelescu", a 477 metros de profundidad, y le tomó un video y fotos. En un primer momento, dijeron fuentes de la búsqueda, las imágenes parecían compatibles con el aspecto del submarino argentino desaparecido, pero un estudio más profundo de las fotos descartó esa hipótesis.

Las fotos que mostró Balbi fueron contundentes al respecto: la hélice con palas abiertas del pesquero desconocido contrasta a primera vista con la hélice del "San Juan",con sus siete palas compactadas. Este tipo de hélice es típico de los submarinos, que buscan producir el menor ruido posible y a la vez alcanzar la mayor velocidad bajo el agua. El "San Juan", sumergido, alcanzaba los 25 nudos, es decir, unos 46 kilómetros por hora.

Tras desvanecerse esta posibilidad, la búsqueda continuaba anoche.

Llega otro minisubmarino

La Armada espera para hoy la llegada a la zona de operaciones del minisubmarino estadounidense "Curv-21"; y también la de otra nave de última tecnología rusa que se sumaría a los trabajos de búsqueda el martes. Ambas máquinas son capaces de identificar elementos sumergidos a una profundidad de hasta 6.000 metros. El contacto descartado era una de los cuatro que se tenía previsto verificar. Los otros tres están ubicados a mayores profundidades, lo que —informó la Armada— hace más compleja su exploración.

Sobre el minisubmarino estadounidense, ayer a mediodía llegó a Comodoro Rivadavia a bordo del buque oceanográfico "Atlantis", de la Marina de los Estados Unidos. Este buque ya formaba parte de la flota de búsqueda. El "Atlantis" renovó su tripulación y se reabasteció de combustible, además de cargar al "Curv-21", que se sumó a la búsqueda del ARA "San Juan". Tiene la inusual capacidad de hacer rastreos en profundidades de hasta seis mil metros.

Aunque se trabaja contrarreloj y sin horarios fijados con precisión, se estimaba que la embarcación podría zarpar hacia la zona de búsqueda a partir de la noche de ayer.

Fuentes del puerto de Comodoro Rivadavia contaron al diario Clarín que el equipamiento que acompaña al "Curv-21" ocupa "ocho camiones".

Final de una misión

El avanzado minisubmarino norteamericano arribó ayer a la Patagonia argentina a bordo del avión Galaxy C-5 (también de los EEUU).

En tanto, el otro muelle del puerto de Comodoro Rivadavia estaba ocupado por el buque "Skandi Patagonia". El buque noruego que pertenece a la empresa petrolera francesa Total y fue contratado por la Marina de EEUU, se hallaba descargando equipamiento de búsqueda usado durante la frustrada fase de rescate. El "Skandi Patagonia" había transportado hasta el área de operaciones vehículos sumergibles que funcionan a control remoto y un sumergible de rescate en el que pueden entrar hasta seis tripulantes a la vez. Lamentablemente, no llegó a utilizarse. La decisión de suspender

El indicio de sonar descartado finalmente ayer surgió el jueves, el mismo día en que la Armada y el Ministerio de Defensa argentinos decidieron poner fin al operativo de rescate de los 44 tripulantes del "San Juan", una determinación que es cuestionada por los familiares de los marinos. "No se entiende la decisión de desmantelar el operativo de rescate cuando ya tenían el dato del ‘Angelescu'", expresó al portal de noticias Infobae Luis Tagliapietra, padre de uno de los tripulantes del submarino perdido.

Los familiares rechazaron desde el mismo jueves la decisión de culminar el operativo de rescate y exigen al Gobierno nacional retomar la búsqueda. Además, se niegan a que sea declarado el duelo nacional.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});