Información Gral

El ex juez Oyarbide, envuelto en la causa por abusos en Independiente

El ex presidente del club Javier Cantero declaró que el entonces magistrado le pedía "acceder" a los jugadores para "levantarles el ánimo".

Jueves 26 de Abril de 2018

Luego de que el ex presidente de Independiente, Javier Cantero, lo acusara de presionarlo para acordar encuentros con los jugadores del club de Avellaneda, el polémico ex juez federal Norberto Oyarbide intentó desligarse del sospechoso tema de los abusos de juveniles aunque reconoció reuniones y conversaciones con Cantero años atrás.

Cantero prendió el ventilador días pasados. En una entrevista con FM Milenium, reveló que Oyarbide le acercó una propuesta para "favorecer" judicialmente a Independiente, que compartieron tres almuerzos en el restaurante Bice, de Puerto Madero, y que en una de las comidas el ex magistrado le pidió "acceder" a los jugadores del club para "levantarles el ánimo".

Como en la entrevista radial el ex presidente no dijo "jugadores" sino "chicos", terminó siendo citado por la Justicia para testificar en el marco de la causa de abuso de menores.

Cantero fue un poco más allá. Confesó que como el clima de las charlas ciertamente lo intimidó, por lo que llegó a hablar del tema con el por entonces presidente de la AFA, Julio Grondona, quien "me aconsejó que tuviera cuidado", dijo.

Ayer Oyarbide eligió el programa de su amigo Baby Etchecopar en Radio 10 para defenderse, descargarse y tratar de aclarar.

Dijo que se encontró con Cantero "en una o dos oportunidades" y que conversó sobre "los inconvenientes que tienen los chicos. Porque el doping es una ‘niña bonita' dentro del fútbol" junto con las drogas y el alcohol.

Ahí fue cuando, según Oyarbide, le dijo a Cantero: "Contá conmigo, si vos necesitás, en algún momento me puedo acercar y hablar". Y explicó: "Como fui 22 años juez federal, quién mejor que yo para explicar las consecuencias de este tipo de estupefacientes y de todo tipo de adicciones. Porque también hay adicción al sexo y a las compras".

El polémico ex magistrado señaló que los encuentros con Cantero no fueron acordados sino que coincidían en el mismo lugar "para comer" y que su actitud "cordial" lo hizo acercarse, saludarlo y compartir la mesa.

Sobre el escándalo de los abusos en Independiente que surgieron ahora, confesó en la charla radial con Echecopar que sabía que su nombre tarde o temprano iba a surgir.

"Cuando apareció el tema de los abusos a menores en Independiente, que todo motivó una actuación judicial, con personas detenidas y prisiones preventivas dictadas, yo dije: ‘Seguro que algún punto de contacto van a encontrar. Porque yo estoy marcado, como a la carne la marcan también, hasta el último minuto de mi vida, con lo que me pasó en el año 1998, en Spartacus", dijo Oyarbide.

"Hay una actitud muy clara y definida de colocar imágenes en las mentes de las personas que no concuerdan con la realidad", agregó.

Oyarbide se quejó: "Para determinado sector de la Argentina ser juez y homosexual parece ser incompatible —manifestó—. Un día decidí salir del contenedor porque estaba podrido de que me griten 'puto' y esas cosas. Y, señores, mi condición es ésta. Como funcionario separo perfectamente bien las cosas. Jamás en mi vida he recibido una sanción, en 44 años de función", expresó.

"La marca de Spartacus" de la que habló Oyarbide remite a un prostíbulo de los años 90 que funcionó en el Barrio Norte porteño, donde fue filmado teniendo relaciones. Las imágenes de las cámaras ocultas se filtraron y lo envolvieron en una vergüenza con la que, dijo, aún "convive".

Un tercero

El ex presidente Cantero dijo que "había un hombre de confianza de Oyarbide, Javier Roperti, quien era socio del club. Un día me invitó a comer al restorán y allí lo conocí al juez. Fue raro, se quedó del otro lado del biombo mientras comíamos".

Cantero afirmó que las presiones de Oyarbide para entrar al club fueron a través de Roperti.

Oyarbide también negó las supuestas represalias. "Esto es un invento. ¿Cómo voy a allanar Independiente por una cosa semejante? Por el amor de Dios. Yo lo allané porque tenía la causa de pasaportes truchos y había que buscar material para encontrar evidencias", cerró en la entrevista.

personaje. Oyarbide, hoy jubilado, dice que carga con un estigma desde que fue filmado en Spartacus.

"Cuando apareció el tema, con gente detenida, yo dije: ‘Seguro que algún punto de contacto me van a encontrar'"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario