Información Gral

Choferes de colectivos de larga distancia paran hasta cobrar el salario

Son unos cinco mil trabajadores de cinco líneas que pasan por Rosario y Santa Fe. La UTA declaró el estado de alerta a nivel nacional.

Jueves 09 de Agosto de 2018

Los conductores de cinco líneas de colectivos de transporte de larga distancia que pasan por Rosario pararon en reclamo del pago del salario de julio, informaron ayer fuentes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) a nivel nacional. Son los colectivos de las firmas Sierras de Córdoba-General Urquiza, Pullman, Empresa Argentina y Chevallier.

El paro comenzó a la hora cero de ayer y continuará hasta cobrar la totalidad del salario.

Trabajadores de las empresas de transporte de pasajeros General Urquiza-Sierras de Córdoba (pertenecen al mismo grupo), Pullman, Argentina y Chevallier, anunciaron un paro desde la hora cero de este miércoles y por tiempo indeterminado, a raíz de demoras en el pago de sueldos.

Muchos pasajeros se encontraron con esa sorpresa cuando llegaron a la Terminal de Omnibus Mariano Moreno, de Rosario, para tratar de trasladarse a distintos destinos.

El Consejo Directivo Nacional de la Unión Tranviarios Automotor resolvió ayer declarar un estado de "alerta general" ante la situación que afecta a cinco mil trabajadores de larga distancia por falta de pago de salarios.

Las líneas involucradas son La Nueva Chevallier, Sierras de Córdoba, Urquiza, Flechabus y Pull General Belgrano, que están paradas, ante el incumplimiento de esa obligación primordial que es el abono de los salarios en tiempo y forma.

"Instamos a los responsables de este incumplimiento a solucionar esta situación con urgencia", dijo la entidad gremial que conduce Roberto Fernández en un comunicado de prensa.

La situación ya ha llevado a grupos de choferes a organizarse en distintas ciudades del país con el respaldo de la UTA para reclamar por sus salarios, y aseguraron que las empresas proponen pagarles los sueldos hasta en cuatro cuotas.

Las ventanillas de ventas de pasajes de estas empresas en las terminales de Rosario y Santa Fe permanecen cerradas desde el lunes por este conflicto.

Los empleados de Sierras de Córdoba-General Urquiza difundieron la decisión gremial, que obedece a "la fecha informada de cobro de los haberes de julio en cuatro pagos del 25 por ciento cada uno". Estos, sostienen, serían los días 8, 15, 22 y 29 de agosto, escalonamiento que los trabajadores no aceptan.

Por ese motivo, se determinó una suspensión de tareas para todo el personal: conductores, auxiliares de a bordo, técnica y administración.

El paro se llevará a cabo "hasta que se efectivice el pago total de los haberes del mes de julio", informaron los delegados de la UTA.

En este sentido, fuentes gremiales informaron ayer a La Capital que "uno de los problemas que dispararon la medida de fuerza es la abrupta baja en la venta de pasajes de colectivos de media y larga distancia, originada en parte por la crisis económica y agravada ahora por las promociones de pasajes aéreos más baratos que los del colectivo, entre las líneas de bajo costo y la promoción de Aerolíneas Argentinas".

Asimismo, el vocero consultado advirtió que "hay una gran cantidad de destinos del país en los que es más barato viajar en avión que en colectivo, por eso mucha gente saca pasajes aéreos, como la semana pasada, cuando colapsó la página de Aerolíneas, que vendía pasajes a mitad de precio".

Además, el portavoz anticipó que "otro problema lo tienen las pequeñas localidades del interior, donde no llega el avión y donde la gente solamente puede viajar en colectivo, es un escenario similar a lo que pasó en la década del 90, cuando (el presidente Carlos) Menem cerró los ferrocarriles y los pueblos quedaron aislados".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario