Información Gral

Australia: unos 200 detenidos por incendios intencionales

Desde noviembre la policía ha investigado numerosos delitos relacionados con los forestales que arrasan el país de Oceanía.

Viernes 10 de Enero de 2020

Los terribles incendios forestales en Australia tienen causas naturales, como la sequía, pero también hay acciones humanas, dolosas, que contribuyeron de manera decisiva a expandir las llamas. Las autoridades de Australia han detenido a casi 200 personas por generar fuego sin control desde que comenzaron los devastadores incendios forestales meses atrás.

Desde noviembre, la policía ha detenido a un total de 183 personas en los estados de Queensland, Nueva Gales del Sur, Victoria, Australia Meridional y Tasmania por 205 delitos relacionados con incendios forestales, según informan los medios de comunicación locales.

En Nueva Gales del Sur, 24 personas fueron detenidas y acusadas de encender deliberadamente incendios forestales. Otras 53 personas se enfrentan a acciones legales por presunto incumplimiento de la prohibición total de realizar fogatas, mientras que otras 47 están acusadas de tirar indebidamente un cigarrillo encendido o un fósforo al aire libre, según Nine network.

En Queensland, la policía llegó a la conclusión de que 103 incendios se provocaron deliberadamente, y que 98 personas —67 de ellas jóvenes— fueron identificadas como culpables.

Los devastadores incendios forestales han asolado Australia desde septiembre pasado, matando al menos a 25 personas y destruyendo seis millones de hectáreas y dando muerte a cientos de millones de animales y ganado. Más de 2000 hogares han quedado destruidos por las llamas, que hasta ahora han consumido más de 6 millones de hectáreas, un área dos veces mayor que el estado de Maryland, Estados Unidos.

En virtud de la Ley de delitos de Nueva Gales del Sur, la Ley de incendios rurales y el Reglamento de incendios rurales, las penas relacionadas con la provocación de incendios forestales son de hasta 25 años de prisión por daños a la propiedad con el propósito de poner en peligro la vida y 21 años de prisión por iniciar un incendio forestal o ser imprudentes en su propagación.

Quienes sean sorprendidos encendiendo fuego cuando haya una prohibición total de incendios en vigor se exponen a una pena de hasta 12 meses de prisión y/o una multa de 5500 dólares australianos, mientras que los quee sean sorprendidos encendiendo o usando un producto de tabaco a menos de 15 metros de cualquier pila de grano, heno, maíz, paja o cualquier cultivo, hierba seca o rastrojo podrían recibir una multa económica similar.

Cerca del 85 por ciento de los incendios forestales son causados por seres humanos, ya sea de forma deliberada o accidental, dijo el Dr. Paul Read, codirector del Centro Nacional de Investigación de Incendios Forestales e Incendios Provocados, a la Corporación Australiana de Radiodifusión (ABC, por sus siglas en inglés) en septiembre de 2019.

"Alrededor del 85 por ciento están relacionados con actividad humana, se confirmó el 13 por ciento de los incendios fueron provocados y el 3 por ciento se desconoce el origen", dijo. "El resto suele deberse a un encendido imprudente del uso del fuego o incluso a niños que juegan con fuego".

Según la experta en incendios forestales de la Universidad de Melbourne, Janet Stanley, la mayoría de los incendios son provocados por jóvenes de entre 12 y 24 años. Sin embargo, también fueron generados por niños de tan solo 10 años. "Desafortunadamente, el 10 por ciento de las personas que creemos que encendieron el fuego, tienen 10 años o menos", dijo a Newscorp en diciembre de 2019.

Aunque hay muy pocas investigaciones realizadas sobre los pirómanos en todo el mundo, Stanley cree que hay una serie de razones y circunstancias por las que se pueden iniciar los incendios, añadiendo que no cree que sean maliciosas. Stanley comenzó a investigar los incendios forestales después de que su propia casa se quemara en 1983.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario