Información Gral

Una región japonesa fue golpeada dos días consecutivos por terremotos

El movimiento tectónico sacudió la región de Kumamoto a las 1.25 del sábado, hora local, y causó desplazamientos de las laderas de montañas cercanas a los poblados.

Sábado 16 de Abril de 2016

Un poderoso terremoto de magnitud preliminar de 7,1 sacudió ayer el sur de Japón causando la muerte de al menos siete personas, apenas 24 horas después de que otro sismo fuerte afectara la misma región, dejando nueve muertos y más de 800 heridos. El movimiento tectónico sacudió la región de Kumamoto a las 1.25 del sábado, hora local, y causó desplazamientos de las laderas de montañas cercanas a los poblados.

   La misma zona se vio afectada el jueves por la noche por un terremoto de magnitud 6,5. La Agencia Meteorológica de Japón emitió una advertencia de tsunami de hasta 1 metro a lo largo de la costa, al este del epicentro, en Kumamoto.

   La agencia dijo que se registró un poco más de oleaje en las costas de Ariake y Yatsushiro, pero no se observó un cambio notable en las imágenes mostradas por la cadena japonesa NHK.

   NHK recibió muchas llamadas de residentes de Mashiki, la ciudad más afectada, quienes informaban de personas que quedaron atrapadas dentro de casas y otras construcciones. Al fondo de las llamadas se escuchaban las sirenas de vehículos de emergencia.

   Horas antes del nuevo terremoto, los residentes de la zona seguían conmocionados por el movimiento del jueves que derrumbó construcciones y dejó a nueve personas muertas.

   “Es como si se perdiera todo el control, pensé que moriría y no podía soportarlo más’’, dijo Yuichiro Yoshikado, mientras se aseaba en su departamento en el pueblo más afectado, de Mashiki.

   Más de 100 réplicas del terremoto de la noche del jueves, cuya magnitud fue de 6,5, continuaron agitando la región mientras comercios y residentes tuvieron una mayor visión del extenso daño del sismo, que también dejó a 800 personas heridas.

   El terremoto ocurrió cerca de la ciudad de Kumamoto, en la isla de Kyushu, a unos 1.300 kilómetros al suroeste de Tokio. Mashiki está en la frontera oriental con Kumamoto, a unos 15 kilómetros del centro de la ciudad.

   Los rescatistas trabajaron entre los escombros para asegurarse de que no hubiera más personas atrapadas, dijo Shotaro Sakamoto, un agente de la Prefectura de Kumamoto. Ante la preocupación de más réplicas, muchas personas evitaban iniciar la limpieza, dijo la policía.

   Unas 44.000 personas permanecieron en albergues durante la noche y Sakamoto dijo que era complicado pronosticar cuántos regresarían la noche del viernes.

   De los muertos cinco eran mujeres y cuatro hombres, dijo la Agencia de Manejo de Desastres e Incendios. Una de las víctimas tenía alrededor de 20 años y el resto estaba entre los 50 y 90. Ocho de las nueve víctimas eran de Mashiki.

   Los reportes de la cantidad de heridos variaban. El principal portavoz gubernamental, Yoshihide Suga, dijo que al menos fueron 860, 53 de ellos con heridas graves. La prefectura de Kumamoto calculó unos 784.

   Suga dijo que no había nada anormal en instalaciones nucleares cercanas. El epicentro se registró 120 kilómetros al noreste de la planta nuclear Sendai de Kyushu Electric Power, la única que está operando en el país.

   El balance del sismo del jueves en la prefectura de Kumamoto, situada en la isla de Kyushu, es por el momento de nueve muertos y 860 heridos, 53 de ellos graves.

    “La casa tembló de arriba a abajo”, contó a la AFP Nobuyuki Morita, un residente de 67 años de la ciudad de Mashiki. “Estábamos viendo la televisión cuando de repente sentimos unos temblores muy fuertes. Me sorprendió mucho, nunca he visto un temblor así en mi vida”.

   Morita y su mujer pasaron la noche en un coche porque no podían volver a su casa, con el techo derrumbado y los muebles desperdigados. El reloj se quedó parado a las 21.26, la hora del primer temblor. Muchos otros habitantes pasaron la noche del viernes al sábado en estacionamientos al aire libre.

   “Sólo pude salir de mi casa después de cinco réplicas, fueron tan fuertes que me daba miedo moverme”, contó un vendedor a la televisión. En su local todo estaba patas arriba, y los estantes, las mesas y los más diversos artículos tirados por el suelo.

   En total se sintieron 134 réplicas, algunas de una intensidad parecida a la del sismo del 11 de marzo 2011, precisó la agencia japonesa de meteorología.

   Decenas de casas, muchas de ellas viejas y de madera, quedaron total o parcialmente destruidas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario