Información Gral

Una mujer tuvo atado a su hijo durante diez días porque no le hacía caso

El niño cumplía el décimo día de las dos semanas que su madre le había impuesto como castigo. La madre no quería que vaya al río con sus hermanos.

Martes 26 de Enero de 2016

Una mujer que ató a su hijo de 8 años a una silla durante diez díaz como castigo para que no fuera al río fue detenida por orden de la justicia en Santiago del Estero, que la imputó por “privación ilegítima de la libertad”, revelaron hoy fuentes policiales.

El arresto de la mujer se concretó en una vivienda del paraje La Dormida, a unos seis kilómetros de la ciudad de Loreto, donde según las fuentes el niño cumplía el décimo día de las dos semanas que su madre le había impuesto como castigo.

La mujer, de 43 años, argumentó que le impuso esa penitencia para evitar que el niño se escapara de la casa y se dirigiera al río Dulce con sus hermanos menores.

Un llamado telefónico anónimo a la seccional 27 de Loreto advirtió que un niño llevaba varios días amarrado en una vivienda del paraje La Dormida, a unos seis kilómetros de donde funciona la sede policial.

Las fuentes indicaron que pese a que podía tratarse de una broma de mal gusto, una comisión se dirigió hacia el lugar señalado por la denunciante anónima y corroboró la veracidad de lo expuesto.

Los agentes enviados detectaron que a la vera de la ruta provincial 6 había un niño que los miraba por la ventana de una construcción humilde.

Al acercarse a la casa observaron que en su cintura se ceñía una soga que, a la vez, estaba atada a un alambre de púas que se enganchaba con el marco de la ventana.

Los efectivos pidieron explicaciones de esta situación a la madre del niño, quien adujo que tomó esa medida porque “no le hacía caso” y llevaba a sus hermanos menores a la orilla del río, con el riesgo que ello implicaba para ellos.

Las fuentes señalaron que ayer el menor de edad cumplía su décimo día “sancionado” y le quedaban aún otras cuatro jornadas para completar el castigo.

Cuando se comunicó la situación a la jueza penal de turno, María Lucrecia Martínez Llanos, de inmediato ordenó la detención de la madre y su traslado hacia la Comisaría Primera del Menor y la Mujer en la ciudad capital.

La madre del niño fue imputada en una investigación por el delito de privación ilegítima de la libertad.

Asimismo, la justicia dio participación a la subsecretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia local para que se hicieran cargo de los otros dos niños que integran el grupo familiar, de 4 y 6 años, hasta que se resuelva la situación procesal de la madre

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario