Información Gral

Una explosión de gas destruyó un hospital infantil en México

La deflagración fue causada por una fuga en una manguera de un camión cisterna que estaba abasteciendo el centro asistencial. Dos muertos fue el saldo del sniestro.

Viernes 30 de Enero de 2015

Una explosión de gas destruyó ayer la mayor parte de un hospital materno infantil en la periferia de la ciudad de México, dejando al menos una mujer y un bebé muertos.
  El estallido ocurrió por una fuga en una manguera de un camión cisterna que estaba abasteciendo de gas al hospital de Cuajimalpa, perteneciente a los servicios de salud de la ciudad.
  “Trataron de controlarla los operadores”, dijo sobre la fuga el alcalde capitalino, Miguel Angel Mancera. “Cuando los bomberos empezaron a realizar su trabajo, se suscitó esta explosión, que demolió el 70% del hospital”, precisó.
  Mancera corrigió al secretario de Protección Civil nacional, Luis Felipe Puente, que había dicho más temprano que los fallecidos eran siete. Dijo que los tres trabajadores del camión, de la empresa Express Nieto, se encontraban en calidad de detenidos. Añadió que esa compañía provee desde 2007 de gas a todos los hospitales públicos de la capital.
  Al menos 17 bebés, varios recién nacidos y otros con unas semanas de vida, fueron rescatados entre los escombros y trasladados a otros hospitales junto con sus mamás, informó el servicio Locatel del gobierno de la ciudad.
  Mancera dijo que había 66 personas heridas, un tercio de ellas de gravedad. El conductor del camión y sus dos ayudantes se encontraban hospitalizados y en calidad de detenidos.
  A través de las redes sociales las autoridades llamaron a la población a donar sangre para atender sobre todo a los bebés, varios de los cuales se encontraban en el hospital en situación crítica. El nosocomio atiende sobre todo a población de bajos recursos.

Caos. Madres heridas y algunas ensangrentadas lograron salir con sus bebés tras la explosión, donde por algunas horas familiares y vecinos aguardaron para conocer  lo sucedido en el hospital.
  Empleados de hospital dijeron a la AP que después de las siete de la mañana se registró la fuga y que aunque dos empleados del camión intentaron controlarlo no pudieron y de pronto vieron une nube de gas antes de la explosión.
  “Se ve una gran nube de gas”, dijo Agustín Herrera, un anestesiólogo que estaba terminando su turno. “Justo cuando salimos se produce la explosión. Ahí vimos salir a madres heridas con bebés, caminando con su propio pie”.
  “Empezamos a oír el ruido del escape de gas. Les reventó la manguera”, recordó Laura Díaz Pacheco, quien trabaja como técnica de laboratorio.
  “La zona de los cuneros se colapsó, colapsó la zona administrativa, la zona de emergencias, gran parte de la zona de camas está colapsada, lo que estamos viendo es completamente derrumbado el hospital”, dijo Adrián Ruvalcaba, delegado de Cuajimalpa.
  Los servicios de emergencia y bomberos, apoyados con efectivos del Ejército y policías federales, buscaban entre los escombros a más personas atrapadas mientras familiares desesperados buscaban información sobre sus seres queridos.
  “Estoy muy preocupada por mi hermana, se supone que parió, la trajimos ayer. No me dejan pasar y quiero saber cómo está”, dijo a Reuters Monserrat Garduño, de 32 años.
  Felicitas Hernández, de 35 años, lloraba mientras esperaba en las afueras del hospital a que alguien le dijera lo que había pasado con su bebé de un mes y quien desde que nació estaba internado por problemas respiratorios. “Estaba internado y no me dejaban dormir con él”, dijo la mujer, quien comentó haber acudido a ese hospital porque es público y ella no tiene dinero.
  Ismael García, de 27 años y vecino de la zona, dijo a la AP que cuando escuchó la explosión salió de inmediato y corrió hacia el hospital, donde le dijeron que la cisterna iba a abastecer de gas por la zona de la cocina.
  “Hubo una súper explosión y todo se prendió de fuego”, dijo el hombre, que dijo que ayudó a sacar bebés de la zona de cunas. “Entramos a apoyar, a sacar escombros, a sacar bebés del cunero. Afortunadamente pudimos sacar a los ocho bebés”.
  El presidente, Enrique Peña Nieto, envió un mensaje a las víctimas a través de Twitter. “Mi tristeza y solidaridad a los heridos y familiares de quienes perdieron la vida esta mañana en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa”, escribió.
  El hospital, fundado en 1993 con 135 camas, se encuentra en una zona urbanizada de clase media baja, junto a una escuela y un mercado.
  Este es uno de los peores incidentes con los camiones llamados “pipas” de gas, que llevan el combustible a domicilio ante la escasez de servicios de gas por tubería.
  En mayo del 2013, un camión de gas chocó y explotó en la carretera que conecta la Ciudad de México con la de Pachuca, dejando 27 muertos.

Era día de pago

Ayer era día de pago, lo que motivó que cerca del foco de la deflagración enfermeras, médicos y personal administrativo se reunieran para percibir sus haberes. "El hospital no tenía problemas y se daba mantenimiento constante. Lo que pasó aquí fue un error humano y no fue una cuestión del hospital", aseguró una enfermera al diario El Universal. "En la guardia del martes había siete bebés, delicados, entubados, en crecimiento y desarrollo en incubadoras. Salieron más personas y sólo reconocí a mi compadre Jorge. Tenía quemaduras en toda la cara y los brazos", recordó la mujer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS