Información Gral

Un supuesto pastor detenido en Tapalqué por raptar y violar a una chica

Tras escapar, la joven denunció que la forzaba a tener sexo con desconocidos, la golpeaba e incluso la obligaba a prácticas zoofílicas.

Miércoles 04 de Septiembre de 2013

Buenos Aires.- El caso de un supuesto pastor de los Testigos de Jehová acusado de haber mantenido cautiva durante un año y medio a una chica, y de haber abusado de ella, sacude a la localidad bonaerense de Tapalqué. El hombre está detenido.
 
Todo comenzó el 2 de agosto, cuando el supuesto pastor fue denunciado por una chica de 18 años que, según dijo, logró escapar del lugar donde el hombre la tenía cautiva y la forzaba a tener sexo con desconocidos, la golpeaba, le marcaba el cuerpo con un arma de filo e incluso la obligaba a tener prácticas zoofílicas.
 
La titular del Juzgado de Garantías 1 de Azul, Mariana Iriani, resolvió dictarle la prisión preventiva al acusado y lo imputó de los delitos de "estupro agravado, secuestro coactivo, reducción a la servidumbre, abuso sexual agravado y corrupción de menores" luego de que el viernes pasado el fiscal Javier Barda pidiera su prisión preventiva.
 
De acuerdo a la investigación llevada a cabo por Barda, el acusado mantuvo cautiva a la joven desde diciembre de 2011 hasta el 17 de julio pasado, cuando la chica logró escapar de la fábrica de chacinados del supuesto pastor, ubicada en Tapalqué, a la que la llevaba para obligarla a hacer la limpieza.
 
Siempre de acuerdo a las fuentes, el acusado conoció a la joven y a su familia en 2008, cuando junto a su esposa fueron a comprar la miel que vendían y captó su atención como líder de la congregación de los Testigos de Jehová de las localidades de Tapalqué y Azul.
 
Un investigador contó que la joven pasaba por un mal momento por la separación de sus padres y comenzó a participar de las actividades religiosas, durante las cuales el pastor ganó su confianza y comenzó a pasar mucho tiempo con él.
 
Cuando la adolescente tenía 14 años, según ella misma denunció ante la Justicia, se produjo el primer abuso sexual: el hombre la pasó a buscar con su camioneta y "se aprovechó del respeto e importancia que generaba su posición en el credo", dijo.
 
Según relató la joven en su denuncia, desde ese momento comenzó a “vivir un infierno”: no le permitía salir ni tener contacto social, le prohibió ver a su familia e ir al colegio, la forzaba a limpiar la casa y no la dejaba ni siquiera acceder a los medios de comunicación.
 
Durante ese tiempo, también comenzó a abusarla sexualmente a diario, la golpeaba, la trasladaba hasta Azul para tener sexo con extraños al azar y hasta la forzó a mantener prácticas zoofílicas con los dos perros de la casa, explicaron las fuentes.
 
Cada vez que salía, el ahora detenido la dejaba siempre encerrada en su casa, por lo que para escapar la joven aprovechó una oportunidad en que el hombre la llevó a limpiar a una fábrica de chacinados de su propiedad, en momentos en que no había empleados.
 
En un descuido de su captor, la adolescente corrió a la calle para pedir ayuda y, pese a que el hombre descubrió su escape, la alcanzó y comenzó a golpearla. Sin embargo, vecinos que observaban la situación pidieron ayuda y la policía la rescató.
 
Fuente: Télam

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario