Información Gral

Un superpapá correntino se hará una vasectomía después de tener 38 hijos

Cleto Ruiz Díaz, después de cuatro años de arduas batallas legales, podrá acceder a la operación para no seguir procreando. "Ya no quiero seguir cargando de hijos a mis mujeres", dijo. También admitió que no puede controlarse cuando se enamora de una mujer y afirmó que comprar preservativos supondría dejar a su familia "sin un kilogramo de azúcar". Su caso impulsó un proyecto de ley para legalizar la esterilización quirúrgica en los hospitales públicos de Corrientes.

Viernes 25 de Abril de 2008

Cleto Ruiz Díaz, después de arduas batallas legales, podrá acceder a realizarse una vasectomía para no seguir procreando. La operación consiste en la sección y ligadura de los conductos seminales. Como consecuencia, en poco tiempo el semen eyaculado no contiene espermatozoides. Es un método de control natal que, aunque puede ser reversible en algunos casos, generalmente es permanente.

Díaz es un correntino de 37 años que actualmente convive con su mujer Isabel, de 29 años, es padre de 38 hijos, y hace cuatro años que espera ansioso la aprobación del proyecto de ley que autorice la práctica de la vasectomía en la provincia. "Ya no quiero seguir cargando de hijos a mis mujeres", dijo el hombre de apenas 1,65 metro de altura que vive en la localidad de Santa Lucía, unos 254 kilómetros al sur de la capital correntina. "Estoy listo para la intervención", dijo.

Antes de que naciera su último descendiente, que ahora tiene tres años, Ruiz Díaz había solicitado al gobierno correntino que lo autorice a realizarse una vasectomía. Finalmente, luego de idas y venidas, la operación se realizará en el hospital Juan Pablo II de la capital de Corrientes.

A partir de una ley sancionada en octubre de 2006, se pueden realizar ligaduras de trompas y vasectomías (métodos quirúrgicos de esterilización). A partir de su aprobación, personas de escasos recursos pueden acceder a ella, si cumplen algunos requisitos solicitados.

Díaz se ha hecho popular en su provincia natal, Corrientes, en el noreste de Argentina, por ser uno de los padres más fértiles del país. El hombre, que se gana la vida como pintor o haciendo "changas" (trabajos temporales), dice haberse iniciado sexualmente a los nueve años, tenido hasta siete novias a la vez y vivido durante 14 años con tres mujeres bajo el mismo techo.

"En total son seis los hijos que tuve y fallecieron. Pero lo que le pasó a Cletito, el último, que nació con labio leporino, hizo que dijera 'basta, no quiero tener más chicos'. Ellos también sufren y los quiero cuidar bien", aseguró en declaraciones a la prensa.

"Mi vida se fue dando así y no es para reirse, porque es muy duro tener que alimentar tantos chicos sin un trabajo digno, abrigándolos con ropa de segunda mano y esperando ayudas del gobierno que nunca llegan", comentó. 

Díaz dijo que no puede controlarse cuando se enamora de una mujer y afirmó que comprar preservativos supondría dejar a su familia "sin un kilogramo de azúcar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario