Información Gral

Un preso pide que lo indemnicen por despido

El interno fue echado del taller de panadería del penal de Devoto y luego trasladado al de Ezeiza. Pide un resarcimiento de 60 mil pesos.

Jueves 12 de Marzo de 2015

Un preso aspira a ser indemnizado con 60 mil pesos, tras considerarse despedido "arbitrariamente" en su trabajo dentro de un penal bonaerense, ante lo cual el Procurador Penitenciario, Francisco Mugnolo, dijo que está "todo patas para arriba" y que "el derecho laboral dentro de la cárcel hay que discutirlo mucho".

En tanto, la Defensoría General de la Nación -que representa al interno- aclaró que aún no hay una demanda formal.

"El peticionante, quien cumple una condena en una unidad de detención de Ezeiza, el 13 de noviembre de 2013 fue despedido arbitrariamente del taller de panadería por agentes del Ente de Cooperación Técnica y Financiera del Servicio Penitenciario Federal (Encope) y el Servicio Penitenciario Federal (SPF), sin que se le asigne una nueva tarea", sostuvo la Defensoría. Precisó además que el Encope "tramitó ante la Afip la baja registral de nuestro representado como trabajador en relación de dependencia". "Por consiguiente, resulta errónea la información que indica que el reclamo indemnizatorio se fundamenta en un traslado entre unidades del SPF, sino que este tiene su origen en un despido arbitrario que se produjo ocho meses antes del mentado traslado", se añadió.

La Defensoría sostuvo que "la ley de ejecución penitenciaria remite a la aplicación de la legislación laboral vigente en los casos de reclamos indemnizatorios de las personas privadas de libertad, como el que nos ocupa, y demás temas de empleo".

"El despido injustificado del asistido de este Ministerio Público ha perjudicado su reinserción social. Ello, por cuanto su capacitación en tareas de panadería le permitiría una salida laboral al momento de recuperar la libertad. Por su parte, esta institución constata que lamentablemente el discurso que trasunta la difusión de la noticia contribuye a estigmatizar a las personas privadas de la libertad que ejercen su derecho a trabajar", añadió el organismo.

Según difundieron ayer diversos medios, un condenado a prisión perpetua por asesinar a un policía federal y herir a otros dos efectivos en el barrio porteño de Palermo, en 2000, exige una indemnización por el traslado de un penal a otro, que lo perjudicaría en sus tareas laborales que realiza en el ámbito carcelario.

El preso fue trasladado desde la cárcel de Devoto hacia la de Ezeiza y en el nuevo penal le asignaron otras funciones, por lo que debía comenzar a trabajar a las 4 de la mañana en la panadería. Este cambio en las condiciones de contrato es el principal argumento para pedir el dinero a modo compensatorio, por lo que presentó una demanda en la Justicia laboral a través del defensor nacional Sebastián Tedeschi. El preso que reclama la indemnización se llama Renzo Germán Ranieri y fue condenado en setiembre de 2004 fue condenado a prisión perpetua por asesinar a balazos a un policía federal y herir a otros dos cuando huían tras asaltar una confitería del barrio porteño de Palermo. Ranieri fue condenado junto a Gerardo René Fernández por matar en noviembre del 2000 al sargento primero Andrés Pascual Tamburella y por herir, en el mismo hecho, al suboficial retirado Pedro Mario Nocera y al agente Raúl Alejandro Alvarez, tras intentar robar la confitería Selquet, ubicada en avenida Figueroa Alcorta y La Pampa.

Apenas trascendió la noticia sobre el reclamo, el procurador Mugnolo admitió que está "todo patas para arriba" y pidió que a las autoridades que sancionen un nuevo marco normativo en materia de trabajo para los reclusos. "Está todo desarmado, todo mal. Está todo patas arriba, hay que rehacer esta estructura del Estado para que sea mucho más eficiente y más justa", consideró en diálogo con la prensa.

Para Mugnolo, "el derecho laboral dentro de la cárcel hay que discutirlo mucho, ya que hay cosas que no se pueden asimilar" como que se traslade a "un preso del Gran Buenos Aires al Chaco" y que "entonces llega allí y no tiene trabajo y dice: «Me hicieron perder el trabajo y por lo tanto reclamo»".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS