Información General

Un francés va camino a convertirse en el primer parastronauta que va al espacio

Philippe perdió en un accidente sus brazos y piernas. Pero nada le arrebata sus ganas de agentura. Ya cruzó el Canal de la Mancha nadando y corrió el Dakar. Ahora, va por las estrellas

Miércoles 24 de Febrero de 2021

Pasaron 26 años desde el día en que Philippe Croizon tuvo un accidente que le cambiaría la vida para siempre. Estaba en su casa en Saint-Rémy-sur-Creuse, se subió al techo para cambiar una antena, recibió dos descargas eléctricas y debió ser llevado inmediatamente al hospital. Fue el 5 de marzo de 1994, una fecha que nunca olvidará. Lo atendieron de urgencia y debido a las graves heridas sufrió la amputación de todas sus extremidades. Lo que parecía el final fue, en realidad, el inicio de una nueva vida. Tras unos meses en el hospital, decidió que en algún momento cruzaría el Canal de la Mancha a nado, cosa que hizo pero no se detuvo ahí, sino que fueron muchas las travesías del francés. Hoy tiene 52 años, se describe como un aventurero, y con ya muchas hazañas bajo el brazo fue convocado para participar del lanzamiento de la nave Space X. Confía en ser la primera persona con discapacidad en llegar al espacio.

Es la oportunidad de “demostrar que todo es posible”. Eso fue lo que le escribió a Elon Musk, dueño de Tesla y jefe del proyecto SpaceX, a través de Twitter para proponerle que lo lleve al espacio. “Hola @elonmusk ¡Soy un famoso aventurero francés sin brazos ni piernas! ¡Envíame al espacio para demostrar una vez más que todo es posible!@SpaceX”, twitteó en su cuenta adjuntando algunas fotos de sus anteriores andanzas.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FPhilippeCROIZON%2Fstatus%2F1329705835212255233

Y la respuesta del magnate finalmente llegó: “Algún día te llevaremos en Starship”.

En los últimos días la Agencia Espacial Europea (ESA) comenzó a reclutar astronautas para una próxima misión y dejó clara la idea de que deseaba incursionar en un “proyecto de viabilidad parastronauta”.

En paralalelo, Croizon comenzó a charlar con Jared Isaacman, aventurero espacial y encargado de la nueva misión llamada Inspiration4 cuyo objetivo es trasladar turistas alrededor del globo. Isaacman será el primero en probar este desafío, que se estipula saldrá en octubre desde Cabo Cañaveral en Florida y Philippe es uno de los invitados que estará en primera fila para ver el despegue.

Quién es Philippe Croizon

Oriundo de Châtellerault, Francia y nacido el 20 de marzo del año 1968, Philippe trabajaba en una fábrica hasta que ocurrió el accidente en el que perdió sus extremidades. En aquel momento, tenía un hijo llamado Jeremy y su esposa estaba embarazada del segundo.

Tras el accidente, pasó tres meses en el hospital y 2 años en rehabilitación. Pudo volver a caminar y retomar sus lesiones de buceo, algo que le fascinaba hacer.

Con el pasar de los años, más específicamente en 2001, quien fuera su esposa lo abandonó y se fue con sus dos hijos. Fueron años difíciles para Croizon.

Cinco años más tarde conoció a su actual pareja, Suzana, quien “le devolvió las ganas de vivir”, según ha dicho el protagonista en distintas ocasiones. Hoy se lo ve disfrutando de todo lo que lo rodea, incluidos sus nietos con los que comparte videos en sus redes sociales.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FPhilippeCROIZON%2Fstatus%2F1364285078231220238

Durante el tiempo que estuvo en el hospital, Phillipe vio imágenes de un chico que había cruzado el Canal de la Mancha nadando y desde aquel momento no paró hasta hacerlo él también. Comenzó duros entrenamientos hasta que el 18 de septiembre del 2010 se tiró al agua y en tan solo 13 horas y 26 minutos nadó entre la ciudad de Folkestone y Cabo Gris-Nez. El desafío estaba cumplido.

nado.jpg

No obstante, el desafío del nado lo dejó con ganas de realizar otro viaje y comenzó la aventura de conectar los cinco continentes a través de esta actividad. Entonces, junto a su amigo Arnauld Chassery fueron entre mayo y agosto de 2012 por todo el mundo. Salieron desde Oceanía hacia Asia, luego África, más tarde Europa y África, atravesaron el estrecho de Gibraltar y por último pasaron por el estrecho de Bering, de América hasta Asia.

La última locura que se le había conocido a Croizon, y que también fue superada con éxito, fue el Dakar. “Mi mujer me dijo una mañana: ‘Llevas mucho tiempo sin hacer nada, ¿qué tenés ganas de hacer?’ Y respondí: ‘El Dakar”, contó en las entrevistas que le han hecho cuando se dio a conocer la nueva aventura. Entonces contactó a distintos ingenieros y a Yves Tartarin, experto participante del rally para correr en el 2017.

Para competir se adaptó un BMW X6 para que el francés pudiera manejarlo, con un joystick hidráulico en su brazo derecho y botones con funciones más insignificantes para el izquierdo. Acabó la prueba en el puesto 48°, superando otro de sus objetivos.

ilustración.jpg

Philippe Croizon ya conquistó el agua y las distintas superficies del Dákar, ahora, va por las estrellas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS