Información Gral

Recuperaron al bebé que había sido robado de un hospital correntino

Una mujer lo había sacado de la cuna mientras su madre lo anotaba en el Registro Civil

Sábado 24 de Mayo de 2008

Renzo Leonel Sánchez, el bebé que había sido robado el 28 de marzo pasado de un hospital de la ciudad de Corrientes, fue ubicado anteanoche en manos de una mujer que confesó habérselo llevado de la sala de neonatología del centro asistencial, informaron fuentes policiales.

Si bien aún no se realizaron las pruebas de ADN ni se tomaron las huellas plantares para determinar que el niño encontrado es efectivamente Renzo, la confesión de su apropiadora y el reconocimiento de su madre otorgan una certeza casi plena de que se trata del bebé robado.

"Estoy segura de que es él, ojalá que la pesadilla haya llegado a su fin", dijo la mamá del bebé, Alejandra Sánchez, mientras la abuela del niño, María Magdalena Salazar acotó: "Tengo la certeza de que es Renzo en un ciento por ciento".

El operativo que dio con el bebé se realizó después de las 22 de anteanoche en el acceso al barrio Pirayuí, en las afueras de la ciudad de Corrientes, en una vivienda situada sobre la ruta 12 y fue llevado a cabo por la División Delitos Complejos de la policía correntina.

Una denuncia que formuló a la abuela del niño un miembro de una iglesia evangélica del barrio Pirayuí sirvió para orientar a la policía.

Tras identificar a la mujer los policías corroboraron ese dato con la rectora de un centro de enseñanza para adultos, adonde la apropiadora concurría para terminar sus estudios secundarios.

El operativo fue realizado anteanoche y, mientras el fiscal Gustavo Schmidt tramitaba la orden de allanamiento, la policía interrogó a la sospechosa.

"Al no poder aportar ninguna documentación y al verse acorralada por el operativo, la mujer, de apellido Alderete, de 43 años, terminó confesando que robó al bebe de la sala de neonatología del hospital Vidal", precisó una fuente de la investigación.

El ministro de Gobierno y Justicia de Corrientes, Walter Insaurralde, señaló que según la apropiadora el bebé "había estado en su casa desde el día que lo robó", hecho que se produjo cuando la madre del recién nacido había ido a inscribirlo en el Registro Civil.

"Esta mujer presentaba un perfil de un embarazo psicológico", dijo el ministro y añadió que "contó que el día antes de robar a Renzo había estado en otro hospital tratando de hacerse de un bebé y como no pudo, se trasladó hasta el Vidal".

El ministro explicó que el niño "presenta el tiempo de vida, el peso y la talla" de Renzo y contó que su mamá puede estar con él en la Casa de Padres del hospital pediátrico Juan Pablo II, pero deberá esperar que se completen los análisis médicos para poder llevarlo a su hogar.

Alberto Arreghim, director del hospital donde quedó internado Renzo Leonel Sánchez, informó que "es bueno" el estado de salud del bebé secuestrado.

La Red Solidaria, que dirige Juan Carr, difundió la imagen del niño a través de correos electrónicos y de mensajes de texto multimedia en los teléfonos celulares.

Además, su fotografía se exhibió el 12 de abril pasado en la pantalla del estadio de River Plate, y también se difundieron fotografías en distintos centros de salud y salas pediátricas del país y países limítrofes.

La policía correntina había dispuesto controles vehiculares en los puestos fronterizos de la provincia y hacia allí se dirigió la madre para constatar que las verificaciones se realizaran, mientras que la Cámara de Diputados provincial citó al ministro de Salud para que informe sobre este caso y sobre las medidas de seguridad en los hospitales.

Desequilibrada. La apropiadora de Renzo es una mujer que hace años se realizó una ligadura de trompas para no tener hijos, pero luego se arrepintió y hacía guardias en hospitales en su afán por robar un niño, informó una fuente judicial.

La mujer es correntina y ya tenía dos hijos, una adolescente de 14 años que vivía con ella y un joven de 20 que tenía pedido de captura (ya fue detenido) ya que estaba acusado de violación seguida de homicidio, relató la fuente.

En su precaria casa del barrio Pirayuí, en las afueras de la ciudad de Corrientes, también vivía su madre, de 80 años, quien padece de hipertensión arterial.

La apropiadora tenía un ferviente deseo de ser madre, pero una de las razones por las cuales confesó el robo del bebé fue la situación de su otro hijo adolescente. "La mujer nos confesó además dónde estaba su hijo, que era buscado por homicidio y violación desde hace varios días, por lo que se organizó un operativo en Curuzú Cuatiá y se lo detuvo cuando estaba por huir en un ómnibus", recalcó el vocero.

Pese a su precaria situación, la mujer "se preocupaba por finalizar sus estudios secundarios y concurría a un centro de enseñanza para adultos".

"En el allanamiento estaba presente su hija de 14 años, quien era el verdadero soporte de su madre", destacó un vocero de la investigación.

"Es un caso muy raro, que en Corrientes se terminó politizando, pero que envuelve un drama social de importancia que involucra a una persona con una severa patología psiquiátrica", concluyó al fuente.

La mujer se encuentra detenida e incomunicada. l (Télam)

La apropiadora se había hecho una ligadura de trompas hace varios años y luego se arrepintió"

2 meses

fue el tiempo que el pequeño Renzo estuvo secuestrado. Según los médicos, su estado de salud es bueno.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario