Información Gral

Realizan en Rosario una campaña gratuita de detección de psoriasis

Está dirigida a quienes crean tener síntomas. Pueden sacar un turno con un médico especializado. Está organizada por la Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis (Aepso).

Miércoles 22 de Octubre de 2014

En el marco del Día Mundial de la Psoriasis, a celebrarse el próximo 29 de octubre, la Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis (Aepso) desarrolla una campaña de detección de la enfermedad en la ciudad de Rosario, bajo el lema "Construyendo un mundo mejor para las personas con psoriasis". Aquellas personas que crean tener síntomas de la patología podrán contactarse durante el mes de octubre con el 0800 22 Aepso (23776), donde se les asignará un turno gratuito con un médico especializado en la afección.

Silvia Fernández Barrio, periodista, paciente y presidente de dicha asociación, compartió que "el objetivo de la campaña es llegar a la mayor cantidad posible de personas con psoriasis que desconocen tener la enfermedad. El diagnóstico temprano es lo que mejor puede ocurrirle a un paciente: aprender a vivir con la enfermedad, disminuir su impacto y comenzar con un tratamiento adecuado cuanto antes."

La psoriasis es una enfermedad autoinmune. Se trata de una patología inflamatoria, crónica, no contagiosa que afecta a todo el organismo. Se manifiesta principalmente en la piel en forma de lesiones rojas, cubiertas por escamas blancas. Los evidentes signos físicos externos que produce (picazón, lesiones escamosas de la piel) conllevan un importante impacto sobre la calidad de vida, ya que afecta muy seriamente al desarrollo de las actividades cotidianas. "Es posible que el paciente sienta inseguridad, preocupación, vergüenza, frustración, estigmatización, ira, baja autoestima y en algunos casos síntomas depresivos" explica la doctora Mabel Messina de la Sociedad Latinoamericana de Psoriasis (Solapso).

La psoriasis puede estar acompañada de afecciones graves como problemas cardíacos y hepáticos, diabetes, hipertensión, obesidad y depresión. Si bien no existen estadísticas respecto a la frecuencia en la Argentina, se estima que la padece entre el 2 por ciento y el 3 por ciento de la población, alrededor de 1.000.000 de personas. Afecta a ambos sexos por igual, y aunque se puede presentar a cualquier edad, suele manifestarse entre los 15 y los 35 años.

Constancia. La psoriasis es una enfermedad crónica que, con un diagnóstico preciso, puede controlarse a través de un tratamiento. En la actualidad, las diversas opciones terapéuticas incluyen el uso de agentes tópicos, fototerapia, la terapia convencional por vía sistémica y medicamentos biológicos. Es importante que el paciente consulte a un especialista para recibir el tratamiento adecuado y mejorar su calidad de vida. Las manchas se suelen localizar en los codos, rodillas y cuero cabelludo, aunque también puede afectar la espalda, lumbares, uñas, palmas de las manos y plantas de los pies.

"La elección del tratamiento es individualizada, según la necesidad de cada paciente. Se evalúa la superficie corporal afectada por la enfermedad, el impacto en la calidad de vida del paciente, la presencia o no de afectación articular, y las enfermedades que pueda presentar además cada paciente. También, la aceptación de la terapia administrada por parte del paciente", explica el doctor Gustavo Piccirilli, médico dermatólogo del departamento de psoriasis del Hospital Centenario de Rosario.

Para el médico el problema es que muchas veces se interrumpen los tratamientos y eso trae consecuencias en la salud. "Hay muchas opciones que le van a permitir al paciente mantener la piel sana. Es importante como médico hacer un seguimiento y facilitar la terapéutica para de esa manera conseguir una mayor adherencia", agrega.

De acuerdo a la cantidad de manchas, varía cómo tratarlo. Según el especialista, si la superficie corporal afectada es pequeña se usan cremas o lociones; pero si la piel está muy afectada se aconsejan opciones sistémicas: en forma de pastilla, inyecciones, fototerapia (lámpara que emite radiación ultravioleta con el fin de desinflamar la piel). A su vez, los medicamentos que se utilizan disminuyen la inflamación de la piel que genera la patología.

Si bien lo psicológico o emocional puede actuar como desencadenante, éste no es el único disparador, también pueden ser medicamentos, infecciones o incluso el rascado de la piel (eso puede aumentar las manchas).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario