Pandemia

Quienes tuvieron covid y se vacunaron podrían tener inmunidad permanente

Lo asegura el infectólogo y miembro del equipo de asesores del gobierno, Hugo Pizzi. Se basa en un estudio realizado con las vacunas Sputnik V

Miércoles 02 de Junio de 2021

El infectólogo y miembro del equipo de asesores del gobierno, Hugo Pizzi, afirmó este miércoles que quienes hayan padecido coronavirus y luego se vacunan con la Sputnik V, podrían tener inmunidad de por vida. Según aseguró, hasta ahora "no hay nada que diga" lo contrario. También anticipó que la sociedad va camino a un aislamiento intermitente y que para fines de julio y principios de agosto habrá "un llamativo cambio de situación" a partir de la producción de vacunas de los laboratorios Richmond y maBxience, además de las que encargue el gobierno.

La eficacia de las vacunas y la correspondiente inmunidad son objeto de debate desde que aparecieron como posible solución para terminar con la pandemia de coronavirus a nivel mundial. Si bien hay muchas críticas hacia el gobierno de Alberto Fernández por la campaña de vacunación, lo cierto es que el país no está tan retrasado como se plantea. En ese contexto, Pizzi sorprendió con el alto porcentaje que entregan las dos componentes de esa vacuna y, además, habló de "inmunidad permanente" en el caso de los que se inocularon después de tener coronavirus.

“Hemos establecido una evidencia científica en nuestra estadística, que indica que quien tuvo la enfermedad y luego se vacunó, aparentemente su inmunidad es permanente. Hasta ahora no hay nada que diga que no va a ser así. Hay otros trabajos en el mundo que están en la misma sintonía que nosotros”, sorprendió Pizzi en "El primero de la mañana", de LT8 al pormenorizar el estudio realizado.

En ese sentido, explicó que cuando uno se enferma, al organismo entran millones de virus que lo atacan, pero el organismo los identifica y produce unos soldaditos llamados linfocitos, que saben que si mañana esos agresores vuelven, van a saber defenderse. “Esos son los anticuerpos. Por eso, si pongo una vacuna, pongo sólo una fracción de virus y eso eleva los anticuerpos de forma exponencial, lo que genera una inmunidad equilibrada y armónica”, explicó.

Leer más: Eficacia, inmunidad y nuevas cepas: las claves de las vacunas que se aplican en el país

Además, reveló que el trabajo realizado, que ya se publicó en 15 países y está traducido a varios idiomas, y “también estipula que de toda la gente vacunada con una dosis de la Sputnik V, el 85 por ciento está protegido, y los que tienen ambas dosis, su protección es de 99,56 por ciento”. Sin embargo, aclaró que aquella personas que se vacunó con la Sputnik V y no contrajo el virus “va a estar protegido durante un lapso parecido al que ocurrió con el mers y el ébola”.

También fue optimista respecto a los próximos meses en medio del pico de casos que se espera para la entrada del invierno, teniendo en cuenta la crisis sanitaria por la que atraviesan muchas provincias como Santa Fe, provincia de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Córdoba.

“Si se mantiene la continuidad de envío de vacunas y el Instituto Richmond de Buenos Aires empieza a producir, más lo que nunca dejó de producirse en el instituto de Pilar y lo que vaya a comprarse, para fines de julio o principios de agosto tendremos un llamativo cambio de la situación. Porque cuando se vacuna se nota, aunque sea poquito”, señaló.

También apuntó que “este es un virus impredecible, con una capacidad destructiva inimaginable”. En eso, evaluó como posibilidad el esquema de aislamiento y cierres intermitentes, que “en Europa dio muchísimo resultado: cierre, apertura de actividades y diagnóstico de evaluación. De esto sólo se sale con vacunación y disciplina“, pero aclaró que “en este último caso, lo que sucede es insólito, porque parte de la sociedad no ayuda y nunca ayudó. Eso debe cambiar sustancialmente”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario