Tecnología

Qué hacer ante el robo del celular para que no se puedan usar la línea y el aparato

Existe una línea directa, para llamar desde cualquier número, para hacer la denuncia y bloquear por completo el equipo y desbloquearlo en caso de recuperarlo

Martes 16 de Febrero de 2021

El robo de celulares en vía pública es uno de los delitos más comunes actualmente. Luego de quedarse sin teléfono, no todos los usuarios proceden de la misma manera y, en muchos casos, surgen dudas sobre si hacer la denuncia o no, en dónde o por qué canal y si existe la posibilidad de recuperar el equipo; además de la incertidumbre sobre qué harán con él. Hay una línea telefónica para hacer la denuncia desde cualquier dispositivo, a través de la cual el celular queda inutilizable y hasta da la chance para, en caso de recuperarlo, dejarlo operativo y listo para su reutilización.

El mercado negro de celulares se alimenta con alrededor de 170 celulares robados por hora en todo el país, si solo se toman en cuenta los hechos denunciados formalmente. El primer eslabón de ese engranaje es el ladrón o punga que lo roba en un ómnibus a los pasajeros sin que se den cuenta o en multitudes, los oportunistas o los arrebatadores que se alzan con bolsos, carteras y maletines en la calle. Tras ello el delincuente lo apaga y tira el chip original para evitar que lo rastreen. Desde ese momento para él se abren varios caminos: el reducidor barrial; la cueva en la que se reciclan, se reparan o se reconvierten; venderlo mano a mano o incluso cambiarlo por drogas.

Ante el robo o pérdida del celular, en primera instancia se debe hacer la denuncia ante la empresa de telefonía celular o llamando al *910 desde cualquier teléfono. Automáticamente, según el artículo 5 de la resolución 2459/2016 del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), la empresa que recibe una denuncia por robo, hurto o pérdida de un móvil tiene que bloquear la línea telefónica (puede desbloquearse en caso de tener que usarla con otro dispositivo) y el IMEI.

>>Leer más: El camino que recorre un celular robado hasta caer en nuevas manos

El IMEI (International Mobile Station Equipment Identity en inglés) es un código de 15 dígitos pregrabado por el fabricante para identificar cada equipo móvil. Este código identifica al dispositivo a nivel mundial. Estos IMEI están compuestos por un código de identificación de marca y modelo otorgado a los fabricantes a nivel mundial por la GSMA (Global System Mobile Association).

El principal motivo por el cual se bloquea el IMEI es para hacer frente a la problemática del robo de celulares y delitos derivados. Se bloquea cuando se realiza una denuncia por robo, hurto o extravío de parte del dueño del equipo a la empresa que le provee el servicio.

Para sumar un plus a la seguridad de tus cuentas, al margen del bloqueo total de tu teléfono, el usuario puede acceder desde otro dispositivo o desde una computadora a las cuentas de las aplicaciones que tenga instaladas en el celular y cambiar las contraseñas.

Si el celular se bloquea por completo, puede volver a restablecerse, por lo que no hay ningún peligro en proceder de esta manera. En caso de recuperarlo, se puede desbloquear el equipo. Y es en este punto donde cobra vital importancia el hecho de haber realizado la denuncia, ya que en caso de que el usuario se vuelva a encontrarte con el equipo que perdió o le robaron, tiene que comunicarse con la compañía de celular, de donde le pueden pedir el número de denuncia o que se presente personalmente en la empresa para validar la identidad del usuario, entre otras cuestiones.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario