Información Gral

Locura total: mamá quema al hijo con una plancha por no hacer sus tareas escolares

Un niño de nueve años de edad fue quemado en ambos brazos por su madre, enojada porque el pequeño no hacía sus tareas escolares. El chiquito tenía quemaduras de segundo grado en el brazo izquierdo. Lo descubrió un profesor del colegio al comprobarlo los dolores del nene.

Jueves 03 de Septiembre de 2009

Un niño de nueve años de edad fue quemado en ambos brazos por su madre, enojada porque el pequeño no hacía sus tareas escolares. El chiquito tenía quemaduras de segundo grado, en el brazo izquierdo provocadas por una plancha, y en el derecho, generadas por el contacto con agua hirviendo. Lo descubrió un profesor del colegio al comprobarlo los dolores del nene.

La víctima dijo que su madre, identificada como Nancy Raquel Peña Méndez, le arrojó el agua hirviente y lo quemó con una plancha porque no hizo la tarea.

Las lesiones del menor fueron descubiertas por un profesor de Educación Física del Centro Educativo 1051 "El Olivar", del distrito San Isidro, en Lima, Perú, cuando ayudaba al niño a realizar un ejercicio, tomándole el brazo. El pequeño dio un fuerte quejido de dolor, por lo que al levantarle el polo descubrió que tenía horribles quemaduras.

La víctima dijo que su madre, identificada como Nancy Raquel Peña Méndez, le arrojó el agua hirviente y lo quemó con una plancha porque no hizo la tarea.

Por su parte, Irma Burneo, abogada de la Defensoría Municipal del Niño dijo que tomará cartas en el asunto y que al parecer el padre, Magno Juan Luna Costa, no condenó la conducta de la madre.

El menor fue enviado al Instituto Nacional del Niño. El director del hospital, Roberto Shimabuku, dijo refirió que se le aplicó suero y el tratamiento adecuado. El menor se encuentra estable, no requiere internamiento y en las próximas horas saldrá en compañía de la profesora que lo condujo al hospital.

Por su parte, la psicóloga Carmen Gonzáles dijo que sólo con terapia la madre podría comprender que cuando agrede a su hijo, manifiesta los sentimientos que no pudo descargar en contra de sus propios padres cuando fue maltratada.

"Yo cada día estoy más convencida de que vivimos en una sociedad primaria, no nos han enseñado a controlar los impulsos", dijo Gonzáles.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario