Información Gral

La tormenta tropical Dolly amenaza con convertirse en huracán y azotar el sur de Texas

La tormenta tropical Dolly se encontraba hoy sobre aguas del Golfo de México dirigiéndose al sur de Texas con posibilidades de convertirse en huracán, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos. Dolly, con vientos sostenidos de casi 80 kilómetros por hora, azotaría en unos tres días la costa sur del estado de Texas en Estados Unidos y la costa norte del fronterizo estado mexicano de Tamaulipas.

Lunes 21 de Julio de 2008

Miami (Estados Unidos).- La tormenta tropical Dolly se encontraba hoy sobre aguas del Golfo de México dirigiéndose al sur de Texas con posibilidades de convertirse en huracán, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos. Dolly, con vientos sostenidos de casi 80 kilómetros por hora, azotaría en unos tres días la costa sur del estado de Texas en Estados Unidos y la costa norte del fronterizo estado mexicano de Tamaulipas.

Estados Unidos emitió un aviso de huracán para la costa de Texas y México lo hizo también desde Río San Fernando, en la costa de Tamaulipas, hasta la frontera con Estados Unidos.

Dolly se encontraba a unos 765 kilómetros al sureste de la frontera entre los dos países, lejos de estratégicas plataformas y yacimientos de petróleo.

Temores a que la tormenta pudiera afectar la producción de crudo en el Golfo de México impulsaron los futuros del petróleo, aunque los pronósticos apuntaban a que Dolly transitaría probablemente al sur y oeste de la mayor concentración de plataformas petroleras de Estados Unidos.

Dolly provocó lluvias en el balneario de Cancún, en el caribe mexicano, que alberga lujosos hoteles y playas de arena blanca, así como otros sitios turísticos a su paso por la Península de Yucatán, pero no hubo reportes de daños.

El estado norteño de Tamaulipas, en la costa del Golfo de México -que registra inundaciones desde hace días debido a las fuertes lluvias de la semana pasada- comenzó a preparar decenas de edificios como refugios.

“Estamos en alerta para (la llegada de) Dolly, pero la situación ya es crítica. Esperamos no tener que hacer más evacuaciones”, dijo Ernesto Rivera, funcionario de Protección Civil.

En el estado de Quintana Roo, en la Península de Yucatán y donde están ubicados los principales centros turísticos del Caribe, el paso de la tormenta en horas de la noche provocó lluvias y llevó a autoridades a preparar algunos refugios y evacuar algunas áreas costeras bajas.

El gobierno de Quintana Roo dijo que el paso de la tormenta no causó daños.
La petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que sus instalaciones en el Golfo de México operaban con normalidad.
“Hasta el momento no hay cambios de la rutina en las actividades de plataformas de Pemex, el derrotero de la tormenta pasa muy lejos de las instalaciones”, dijo Javier Delgado, un portavoz de Pemex en la sureña Ciudad del Carmen, en el estado de Campeche, en declaraciones a Reuters.

Los puertos petroleros del Golfo de México se mantenían abiertos aunque Dolly obligó a cerrar la terminal turística de Cozumel, en Quintana Roo.

México es el sexto productor mundial de petróleo y uno de los tres principales abastecedores de Estados Unidos.
El CNH dijo que la tormenta se movía en dirección oeste-noroeste a una velocidad de unos 30 kilómetros por hora (kph) y se ubicaba 765 kilómetros al este sudeste de la costa del valle de Rio Grande al sur de Texas y al noreste de México.

“Por esta ruta, Dolly se estaría acercando a la costa occidental del Golfo de México para el miércoles”, dijo el Centro en un reporte.
El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de México informó en un informe que todavía se esperaban lluvias en el norte de la Península de Yucatán y oleaje elevado en zonas costeras. (Reuters)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario