Información Gral

La población china se opone a la mano dura en su "capital del sexo"

La policía tomó medidas enérgicas para cerrarla pero la opinión pública criticó la medida al expresar su simpatía por los trabajadores sexuales y sugirió a las autoridades que se preocuparan por otros ilícitos.

Martes 11 de Febrero de 2014

Primero vino un informe sobre las actividades de prostitución en la “capital sexual” de China, luego, la policía tomó medidas enérgicas para cerrarlo, ampliamente difundidas, pero la opinión pública criticó la medida al expresar su simpatía por los trabajadores sexuales y sugirió a las autoridades que se preocuparan por otra clase de asuntos ilícitos.

Las imágenes de la operación del fin de semana realizada por 6.500 elementos de la policía de Dongguan, en el sur de China, en la que abundaban las tomas de mujeres esposadas, provocó un torrente de comentarios en internet que criticaron la información de la cadena China Central Television y el operativo, más que los hechos de los que habló.

La frase “Dongguan, aguanta” se convirtió en tendencia en la red Sina Weibo el lunes,  mientras una variación de la frase había sido publicada más de 1,5 millones de ocasiones el martes por la mañana. “No llores Dongguan” fue otra sentencia popular, lo que sugiere que hay un cambio en la forma en que se percibe a la prostitución entre el público chino.

Algunos cibernautas dijeron que las mujeres entraron al negocio del sexo porque tenían padres enfermos o hijos que mantener, y pidieron a las autoridades ofrecerles mejor atención. Otros dijeron que la fuerza de la policía debería utilizarse para eliminar la corrupción entre funcionarios públicos y otros crímenes. Algunos señalaron que la el ya arraigado comercio sexual se legalice y termine la discriminación contra los trabajadores sexuales.

La información difundida por la cadena CCTV el domingo fue obtenida por dos periodistas que no se identificaron como tales y con cámaras ocultas filmaron la oferta sexual disponible en hoteles de Dongguan. En una escena se veía a mujeres alineadas que se identificaban por número, precio de sus servicios y origen. Los precios variaban de 115 a 330 dólares (700 a 2.000 yuanes). Un periodista de la cadena llamó a la policía para reportar que en dos hoteles había actividades de prostitución pero las autoridades no acudieron.

No obstante, unas horas después de que se transmitió la información la policía de Dongguan lanzó la operación, que se extendió a una lucha contra el comercio sexual en toda la provincia de Guangdong. Hasta el lunes por la mañana se habían clausurado 12 sitios en los que se practicaba la prostitución y se investigaba a 67 personas.

Algunos comentarios en internet expresaron su sorpresa ante el hecho de que no se cerraran más sitios y señalaron que el comercio sexual en Dongguan no habría florecido sin el consentimiento de las autoridades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS