Información Gral

La ONU votó por la suspensión de la pena de muerte en todos los países

La Asamblea General de las Naciones Unidas pidió ayer la suspensión a nivel mundial de las ejecuciones con el objetivo de abolir la pena de muerte. La Asamblea General votó por 104 sufragios a favor la resolución, 54 países se opusieron y 29 se abstuvieron. El documento no es vinculante.

Miércoles 19 de Diciembre de 2007

La Asamblea General de las Naciones Unidas pidió ayer la suspensión a nivel mundial de las ejecuciones con el objetivo de abolir la pena de muerte.
  La Asamblea General votó por 104 sufragios a favor la resolución, 54 países se opusieron y 29 se abstuvieron. El documento no es vinculante.
  El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, alabó el resultado de la votación. “Es un paso valiente de la comunidad internacional”, opinó.
  “Este es un nuevo avance hacia la eliminación de la pena de muerte por completo”, dijo Ban. La resolución expresa “profunda preocupación por la continua aplicación de la pena de muerte”, y llama a los países que aún la aplican, 66 en total, a tomar medidas para respetar estándares internacionales que garanticen los derechos de aquellos condenados a la pena capital.
  También se llamó a los países a “restringir progresivamente el uso de las ejecuciones y reducir el número de delitos por los que se aplican”.
Oposición. Algunos países que aún utilizan la pena de muerte, entre ellos Estados Unidos y China –esta nación registra la cifra más alta de ejecuciones cometidas–, se manifestaron en contra de la moratoria.
  El mes pasado la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea rechazó una serie de enmiendas presentadas por los países que se oponen a la moratoria.
  El documento fue impulsado por un grupo de 100 naciones, entre ellas la Unión Europea y Latinoamérica.
  En contra de la moratoria se manifestaron los países islámicos de Cercano Oriente, Africa y Asia, las naciones del Caribe y Estados Unidos, quienes cuestionan la legalidad del documento y lo acusan de intentar interferir con su soberanía.
  Barbados, uno de los principales opositores a la resolución, dijo que los patrocinadores estaban intentando imponer su voluntad sobre sus países.
  “La pena capital sigue siendo legal bajo la ley internacional y Barbados quiere ejercer su derecho soberano para utilizarla como disuasiva para los delitos más graves”, dijo Mohammed Degia, primer secretario de Barbados, antes de la votación. Estados Unidos votó en contra, pero mantuvo un perfil bajo durante la resolución hacia la votación.
  Los opositores a la moratoria sostienen que la pena de muerte, vigente en numerosas naciones del mundo, no puede ser considerada parte de los derechos humanos y por esta razón sus promotores no pueden usar la Declaración de Derechos Humanos como motivo para su abolición.
  Un total de 130 naciones abolieron la pena capital.
  Amnistía Internacional, ganadores del Nobel de la Paz y teólogos peticionaron la eliminación de la pena capital.
  La organización de derechos humanos sostuvo que las ejecuciones legitimizan “el irreversible acto de violencia por parte del Estado”.
  “Es utilizada desproporcionadamente contra los pobres, las minorías y miembros de diferentes grupos raciales, étnicos y religiosos”, consideró.  (Reuters y DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario